Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/22/2015 11:25:00 AM

La chocoana que quiere llegar a las Altas Cortes

Mirtha Abadía, magistrada del tribunal de ese deprimido departamento, podría ser la primera mujer afro en llegar al Palacio de Justicia.

Si Mirtha Abadía logra ser magistrada del Consejo de Estado, Chocó tendría en ella su única representación en el Palacio de Justicia. Estas semanas serán claves para la conformación de esa corporación que ha decidido darle prioridad a la jornada electoral.
 
En el departamento de Chocó, que suele ser muy lejano de los grandes debates nacionales, varias familias cruzan los dedos. Esta podría ser la única oportunidad de que una coterránea llegue a la más alta dignidad de la justicia.
 
Su nombre es Mirtha Abadía y es magistrada del Tribunal de Chocó desde 1993. En la región la reconocen por su talante, su carácter y su dedicación. Abadía es hija de dos profesores chocoanos y por eso, a punta de estudio, se abrió paso en las grandes ligas de la justicia.

En Chocó cuentan que es hija de una generación que en los años 50 salió a la capital a abrirse camino. Aunque su papá se fue a hacer una vida en Venezuela, todos sus seis hijos lograron sacar el cartón. En la familia Abadía hay veterinarios, matemáticos, periodistas, ingenieros y abogados.
 
En la audiencia que tuvo ante el Consejo de Estado para aspirar a una vacante en la sección tercera, Abadía contó su historia. Se reconoció como una “mujer de provincia”, que a pesar de haber tenido la oportunidad de educarse en Bogotá, apenas tuvo el diploma en la mano, en 1982, se devolvió a Chocó. Allí se instaló con su abuela, una matrona dueña de una farmacia.
 
Abadía fue la primera mujer que llegó a ser magistrada en Chocó por cuenta de un concurso de méritos. Su entrega al trabajo la hizo merecedora del premio de Afrocolombiano destacado que entrega USAID y de la beca José Ignacio Márquez que le otorga a un funcionario judicial cada año la posibilidad de tener 12 meses para prepararse mejor. Estudió derecho administrativo en la Universidad Santo Tomás, derecho penal en Medellín y es máster en Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de Madrid.
 
Si llega a obtener su cupo en el Consejo de Estado, dejaría Chocó, pero seguiría siendo vocera de los grandes problemas que tiene la justicia en el departamento más pobre de Colombia. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.