17 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La CIJ ultima los detalles para leer el fallo del litigio Nicaragua-Colombia

NACIÓNOchenta personas, entre los jueces, asistentes, agentes negociadores de las partes y asesores, así como los periodistas, escucharán la lectura del segundo y definitivo fallo sobre este contencioso que se remonta al siglo pasado. Habitantes de San Andrés temen que fallo afecte pesca.

La CIJ ultima los detalles para leer el fallo del litigio Nicaragua-Colombia.

Foto: Archivo SEMANA

Una decena de trabajadores de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se dedicó este sábado a instalar mesas, sillas y equipos de luces y sonido en el salón dispuesto para que los magistrados lean el próximo lunes el fallo sobre el litigio que enfrenta a Nicaragua con Colombia.

La Cancillería colombiana informó este sábado en un comunicado que la remodelación del lugar habitual en el que se celebran estas audiencias en el llamado Palacio de la Paz obligó a acomodar el auditorio de una moderna dependencia anexa al emblemático edificio.

Este salón acogerá a unas ochenta personas entre los jueces, asistentes, agentes negociadores de las partes y asesores, así como a los periodistas que cubran la lectura del segundo y definitivo fallo sobre este contencioso que se remonta al siglo pasado.

En 1928, Colombia y Nicaragua, entonces ocupada por Estados Unidos, firmaron el Tratado Esguerra-Bárcenas, que asigna al primero las aguas e islas ubicadas a partir del meridiano 82 hacia el este; un acuerdo que anuló la Junta Sandinista en 1980.

En el 2001, Nicaragua demandó a Colombia ante la CIJ y reclamó su soberanía sobre el Archipiélago de San Andrés, al tiempo que pidió una nueva delimitación de la frontera.

Seis años más tarde, el tribunal confirmó que las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina son colombianas pero dejó pendiente un pronunciamiento sobre el límite marítimo y sobre si los cayos Roncador, Quitasueño, Serrana, Serranilla, Bajonuevo, Alburquerque y los de Este-Sudeste hacen parte del archipiélago.

Precisamente, la resolución que leerá el presidente de la Corte, el juez Peter Tomka, versará sobre esos dos puntos.

La sesión se extenderá entre 90 y 120 minutos, en los que se plantearán en inglés o francés primero los considerandos o antecedentes del caso, se resumirán los alegatos de las partes y finalmente se leerá la sentencia final.

Una vez se conozcan el nuevo límite marítimo entre Nicaragua y Colombia y la soberanía sobre los cayos, que la corte comenzó a deliberar en mayo pasado, los jueces se retirarán de la sala y las partes se reunirán por separado en salas dispuestas para ello.

El agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Argüello, se declaró optimista ante un fallo favorable a su tesis porque tiene "la razón", mientras que el presidente Juan Manuel Santos dijo este viernes que tiene la seguridad de que su país "ha actuado de forma correcta".
 
Habitantes de San Andrés temen que fallo afecte pesca 

El diputado de la isla de San Andrés Arlington Howard manifestó este sábado el temor de los habitantes de que el fallo que dictará el lunes la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya pueda reducir los territorios marítimos del archipiélago y, por lo tanto, afectar la pesca.

En declaraciones a la emisora W Radio, el presidente de la Asamblea de San Andrés dio por sentado que sea cual sea el sentido de la resolución inapelable "se perderán territorios" y los nativos serán los grandes perjudicados del litigio por los límites marítimos entre Nicaragua y Colombia.

"Efectivamente afectará toda esa producción de pescado que hoy el departamento genera con los permisos para que las grandes embarcaciones y los pescadores artesanales puedan llegar al sector de Quitasueño", cayo en disputa que concentra la "mayor producción" de langosta, caracol y pescado, según Howard.

De este modo, se verán afectadas una importante actividad económica en la isla y la seguridad alimentaria, defendió.

El legislador regional criticó la línea de defensa del equipo de Colombia ante la Corte, y observó que "debía haber sostenido que ancestralmente el límite marítimo es el Meridiano 82° porque toda la comunidad iba a defender esa tesis".

"El Meridiano 82° desde 1928 es el límite marítimo entre Nicaragua y Colombia (según el Tratado Esguerra-Bárcenas) y esa debió ser la teoría del equipo defensa, y no una teoría de línea media en donde entra Colombia cediendo territorio", explicó.

EFE
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad