Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/9/1999 12:00:00 AM

LA COMISION DE LA DISCORDIA

Conformar la Comisión de Verificación amenaza con convertirse en otro escollo para el inicio de <BR>los diálogos entre el gobierno y las Farc.

Por cuenta de los últimos ataques de las Farc, muy pocos se han dado cuenta de la
importancia que tiene la conformación de la Comisión de Verificación Internacional para iniciar las
negociaciones de paz entre el gobierno y ese grupo subversivo.
El tema es mucho más delicado de lo que parece. De la conformación de esa Comisión Internacional
depende en buena medida el futuro del proceso de paz. La primera vez que se habló de la necesidad de
invitar a un selecto grupo de personalidades internacionales para que verificara la buena marcha de las
negociaciones fue en la más reciente reunión que sostuvieron el presidente Andrés Pastrana y Manuel
Marulanda Vélez en Caquetania el pasado 2 de mayo.
Tanto Pastrana como 'Tirofijo' acordaron en el acta de compromiso que antes de iniciar las negociaciones de
paz debía incluirse el tema de la conformación de la Comisión Internacional de Verificación. Los dos
estuvieron de acuerdo en que la Comisión no tendría número fijo y que estaría compuesta por candidatos de
ambas partes. Acordaron, además, que determinarían sus funciones antes de la instalación de la mesa
de negociación.
El tema volvió a quedar sobre la mesa durante la crisis militar originada por la renuncia del ministro Rodrigo
Lloreda. Ese día en la Casa de Huéspedes de Cartagena Pastrana se comprometió con la cúpula
militar que la Comisión Internacional sería conformada antes del 7 de julio, fecha que había sido
programada inicialmente para la instalación de la mesa de negociaciones.
En esa oportunidad los militares fueron enfáticos en decirle al Presidente que esa comisión era de vital
importancia para que las Farc cumplieran los acuerdos establecidos cuando se autorizó el despeje de los
cinco municipios. Lo contrario sería darle carta blanca al grupo subversivo para que impusiera su propia ley en
la zona de despeje.
Pero la verdad es que el tema no apasiona a las Farc. Su jefe militar, Jorge Briceño, 'Mono Jojoy', uno de
los hombres más influyentes dentro del Secretariado general de esa organización, le dijo a SEMANA que
"nosotros no necesitamos de Comisión Internacional de Verificación. Los colombianos estamos en capacidad
de resolver nuestros conflictos. Seguramente lo que se acordó es que esa Comisión viniera a la negociación,
pero no a verificar absolutamente nada. Esto no es necesario porque las partes son suficientemente
serias. De tal manera que la famosa Comisión de Verificación sobra".
Pese a la importancia que va a tener esta Comisión, lo cierto es que a tan solo una semana de instalarse la
mesa de negociaciones, el tema todavía está crudo. Aún no se sabe quiénes van a integrarla, y, lo que es
más grave, tampoco están definidas las funciones que va a cumplir. "Estamos estudiando los posibles
candidatos. Tan pronto nos pongamos de acuerdo en los nombres, nos sentaremos con las Farc para definir
las funciones que tendrá la Comisión", señaló el alto comisionado, Víctor G. Ricardo.
Como están las cosas lo más seguro es que para el próximo 19 de julio es poco probable que la Comisión
esté conformada. Y esto posiblemente dilatará aún más el inicio de las negociaciones. No extrañaría, entonces,
que el caso de la Comisión de Verificación termine por convertirse en un nuevo episodio de tire y afloje entre
el Alto Comisionado y los militares tal como ocurrió con el famoso Batallón Cazadores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.