Martes, 2 de septiembre de 2014

Foto: Archivo SEMANA

| 2013/08/20 00:00

La conexión entre asesinatos de Jaramillo, Pizarro y Galán

;
EFE

La Fiscalía dice haber hallado coincidencias entre asesinatos de tres excandidatos presidenciales.

La Fiscalía General de la Nación encontró "25 puntos de conexión" entre los magnicidios de tres candidatos presidenciales, ocurridos en 1989 y 1990, una de las épocas más violentas que ha vivido el país, especialmente contra dirigentes políticos.

Un equipo de trabajo de la Fiscalía "encontró patrones criminales comunes, destacando por ejemplo la calidad de las víctimas, la coincidencia en los móviles, y el modo como fueron perpetrados los homicidios" de Luis Carlos Galán (1989), Carlos Pizarro (1990) y Bernardo Jaramillo (1990).

Los tres aspiraban a la Presidencia de Colombia en las elecciones de 1990, que fueron ganadas por César Gaviria, ungido como sucesor de Galán.

Según un comunicado de la Fiscalía, "otros conectores como el tipo de arma, los escoltas en común que habrían servido a los tres políticos, la participación de agentes del Estado de la fuerza pública, el abordaje a las víctimas y el asesinato de los autores materiales de los magnicidios, fueron establecidos en desarrollo de la investigación".

Los tres casos son investigados ahora de manera conjunta por la Unidad Nacional de Análisis y Contexto (UNAC) de la Fiscalía, toda vez que antes eran estudiados por distintos despachos de la Unidad de Derechos Humanos.

La Fiscalía pretende encontrar a los máximos responsables y no descarta la vinculación de dirigentes políticos, agentes del Estado, paramilitares y mafias de narcotraficantes que habrían participado en los hechos.

Los crímenes de Galán, Pizarro y Jaramillo han sido declarados de lesa humanidad por la justicia colombiana, lo que impide que los términos de investigación prescriban.

Galán, del Partido Liberal, fue asesinado el 18 de agosto de 1989 en una tarima en donde se aprestaba a intervenir en un acto político en Soacha, población vecina de Bogotá.

Por ese asesinato está condenado el exsenador y exministro liberal Alberto Santofimio.

Jaramillo, entonces candidato de la Unión Patriótica (UP), de izquierdas, fue asesinado el 22 de marzo de 1990, cuando estaba en el aeropuerto de Bogotá y se aprestaba a abordar un vuelo comercial para viajar a Santa Marta (norte), donde tomaría vacaciones y prepararía su campaña presidencial.

Pizarro, antiguo líder del grupo guerrillero M-19, fue asesinado en abril de 1990 cuando promovía su candidatura para las elecciones presidenciales del mismo año. Sicarios lo tirotearon en un avión comercial cuando viajaba entre Bogotá y Barranquilla (norte).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×