Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/28/2015 10:00:00 PM

La confesión olvidada de Don Berna

SEMANA revela apartes de un impresionante testimonio del extraditado paramilitar alias Don Berna sobre aspectos desconocidos del espionaje del DAS.

Una de las piezas que hace parte de la investigación por la conspiración y el espionaje ilegal del DAS es una inédita y explosiva declaración del extraditado jefe paramilitar  Diego Fernando Murillo, alias Don Berna. En noviembre de 2011, en su lugar de reclusión en una cárcel de Miami, Estados Unidos, el capo le contó a fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia detalles desconocidos sobre la participación de los paramilitares, el Das y funcionarios de la Casa de Nariño.

Entre los aspectos más reveladores, Berna confesó que en el periodo más álgido de la campaña de desprestigio contra magistrados, a los paramilitares bajo su mando les solicitaron asesinar a Iván Velásquez, investigador estrella de la parapolítica. El capo también contó con lujo de detalles cómo recibió ayuda y órdenes directas del DAS para ayudar al gobierno a acabar con la Corte Suprema de Justicia.

Iván Velásquez

 “Imagino que extremos era algún atentado o algo, especialmente contra el señor Velásquez”

Don Berna explica que la estrategia inicial era “tratar de desprestigiar a la Corte” de modo que se pudiera demostrar que el alto tribunal no tenía “la seriedad y el prestigio que quería parecer”.  Agrega que a Edmundo del Castillo le entregaron grabaciones de conversaciones del magistrado Iván Velásquez, que adelantaba las investigaciones por parapolítica. Y luego en otro aparte de la entrevista confiesa que no descartaban asesinarlo.  “El señor (Sergio) González (abogado de Tasmania) nos dijo que si había que llegar a extremos pues había que buscar la manera. Me imagino que extremos era algún atentado o algo, especialmente contra el señor Velásquez porque era el que más estaba en buscar las personas que tenían que ver con la parapolítica y la relación del gobierno”. La pelea contra el magistrado Velásquez  se daba por todos los frentes, Don Berna asegura que su abogado también grabó varias conversaciones con él. “El doctor Diego tuvo varios encuentros con el doctor Iván Velásquez  para tratar el tema relacionado con la parapolítica y allí también se grabó a este doctor”.

El plan para asesinar a Iván Velásquez




Reuniones en la Casa de Nariño


“El señor Edmundo del Castillo felicitó a Antonio López (alias Job) por toda la colaboración”


Para el líder paramilitar la relación entre los paras y la Presidencia era de vieja data. “Había unos contactos, había una confianza”, dice en el interrogatorio. Explica que las reuniones en Casa de Nariño en las que participó Antonio López, alias Job, se dieron para comentar la visión del proceso de desmovilización. “El doctor Edmundo del Castillo acepta recibirlos (a los miembros de las AUC)”, sostiene Don Berna.Agrega que en las reuniones estaba presente Martha Leal, la subdirectora de operaciones del DAS, pues ella era la encargada de dar instrucciones a sus funcionarios para que colaboraran y prestaran equipos para chuzar a la Corte Suprema.

Don Berna describe al DAS “como la policía política del gobierno”. Cuenta que cuando Jorge Noguera fue  nombrado director, Jorge 40 les dijo que había llegado a la cúpula alguien de su entera confianza. Don Berna también habla de una gran reunión en la oficina de Edmundo del Castillo en la Casa de Nariño. “El señor Edmundo del Castillo felicitó a Antonio López por toda la colaboración que habían hecho y que me dieran a mí las gracias por todo ese apoyo y el respaldo con las grabaciones que le estaba haciendo a la Corte y al señor Rafael García. Fue una reunión en la cual estuvo también presente César Mauricio Velásquez, el señor Mosquera Chaux y el señor Óscar Iván Palacio”, comentó el jefe paramilitar.

La reunión de la Casa de Nariño, Job y los paras




"El DAS es como la policía política del Gobierno": Don Berna




María del Pilar Hurtado

“María del Pilar Hurtado estaba preocupada”

Según Don Berna la exdirectora del DAS “María del Pilar Hurtado sabía todo lo que estaba pasando”. Asegura que en un principio ella iba a estar presente en la reunión de la Casa de Nariño, pero que por un inconveniente no pudo asistir y fue a nombre de ella Martha Leal.  Hurtado estaba preocupada porque había salido el escándalo del DAS y creía que podía ser investigada y detenida.



Desacreditar a la Corte


“Todo fue un montaje contra la Corte, para tratar de desprestigiarla”

Don Berna cuenta que su abogado Diego Álvarez tuvo varias reuniones en la Casa de Nariño donde se reunió con la señora Martha Leal, exsubdirectora de operaciones del DAS, que le dio instrucciones de grabar a Henry Anaya, registrador de Barrancabermeja que decía ser muy cercano a la Corte Suprema. “Le entregan algunos equipos e inclusive cuando yo debo ir a la Corte a rendir algún tipo de testimonio, también le entregan un tipo de teléfono micrófono para que grabe en la Corte todo lo que se diga, en especial lo que respecta al doctor Velásquez, que era el magistrado investigador”.

Cuando el fiscal le pregunta al paramilitar por lo sucedido con Tasmania, él asegura que todo fue un montaje contra la Corte para tratar de desprestigiarla y no solo a ella sino al magistrado Velásquez,  con quien había tenido una entrevista anteriormente. “A él se le dice que diga que el doctor Velásquez le hizo ofertas, para así enlodarlo o desprestigiarlo”. Don Berna asegura que supo que a Tasmania le ofrecieron una lujosa casa para que se prestara para el montaje. “Además yo a Tasmania lo conocía, hablábamos casi a diario”.

"Lo de Tasmania fue un montaje contra la Corte para tratar de desprestigiarla": Don Berna

 

El cambio de cárcel de Don Berna por el favor de Tasmania




Bernardo Moreno

“Bernardo Moreno estaba enterado de todo”

Según Don Berna, el secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, sabía y aprobaba todo lo que se estaba haciendo. “Estaba enterado de todo lo que se estaba haciendo y además había dado instrucciones al DAS, a través de la señora María del Pilar Hurtado y Martha Leal para que prestaran toda la colaboración posible respecto a grabaciones, equipos técnicos y todo este tipo de situaciones”, dice en su testimonio. Agrega que Moreno manejaba la parte jurídica y estaba buscando “de qué manera se podía afectar al gobierno y también de qué manera se podía cubrir al gobierno en ese aspecto”.

"Bernardo Moreno estaba enterado de todo" Don Berna

"Edmundo del Castillo consultaba a Bernardo Moreno" Don Berna


Edmundo del Castillo

“Las grabaciones iban a la Casa de Nariño, el encargado de recibirlas era Edmundo del Castillo”

El exjefe paramilitar asegura que accedió a “colaborar con el gobierno” grabando sus audiencias en la Corte Suprema de Justicia y que estos audios llegaban a manos de Edmundo del Castillo, exsecretario jurídico de la Presidencia. Cada tarde le recogían la grabadora y en la mañana se la devolvían para seguir grabando. Don Berna además de grabar a la Corte también lo hacía con Rafael García, exdirector informático del DAS. Diego Álvarez, abogado del paramilitar, era quien tenía contacto con Edmundo del Castillo y el que le dijo al funcionario de la Presidencia “que la Corte está abriendo investigaciones y que se le puede informar al gobierno con anterioridad qué pretenden hacer. El gobierno en cabeza del doctor Edmundo considera que es importante esta información”. Asimismo agrega que “Diego Álvarez empezó a visitar a Edmundo del Castillo desde diciembre de 2007 hasta mi extradición en 2008”.

Las grabadoras que el DAS le dio a los paras


El abogado de Berna y Edmundo Castillo

 

El abogado de Don Berna y las órdenes que le daban en la Casa de Nariño

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.