Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2014 12:00:00 AM

La congresista que desafía a Yahir Acuña

Angélica Lozano denunció penalmente a su colega por sus actuaciones en la Comisión de Acusaciones.

Al cuestionado Yahir Acuña, que durante cuatro años pareció convertirse en el amo y señor de la desprestigiada Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, le salió retador. O retadora. La debutante Angélica Lozano (Alianza Verde) decidió denunciarlo por haberse autonombrado presidente de dicha Comisión y haber repartido de forma nada transparente los procesos penales que allí cursan contra presidentes, magistrados y fiscales generales.

Acuña, el mismo día en que se instaló la nueva Comisión, se valió de su apellido para, por orden alfabético, autonombrarse presidente ad hoc. Aunque su función sólo se reducía a posesionar al nuevo presidente, aprovechó sus pocos minutos en la presidencia para repartir los procesos. Él se apoderó de casi el 70 % de los expedientes, mientras que el resto lo distribuyó entre los otros 14 representantes que conforman esta Comisión.

Aunque el nuevo presidente, el liberal Julián Bedoya, anunció la revocatoria de las decisiones de Acuña, Angélica Lozano exige mayores responsabilidades incluso de carácter penal y disciplinario.

La congresista presentó una denuncia contra Acuña en la Corte Suprema de Justicia en la cual lo acusa de prevaricato. Una conducta que según Lozano se configuró en el momento en que se autonombró presidente ad hoc sin que mediara elección o reconocimiento previo de los demás miembros de la Comisión, y por el hecho de repartir los expedientes “sin tener las competencias para ello”.

Por estos mismos hechos, la congresista Lozano también presentó una queja disciplinaria ante el procurador Alejandro Ordóñez en la que señala que Acuña al haber ejercido una competencia de la que carecía, estaría incurriendo en una falta gravísima al Código Único Disciplinario.

La defensa de Acuña

Las cuestionadas maniobras de Acuña en la Comisión de Acusaciones las ha soportado en la Constitución y la ley.

Acuña se cobija en el artículo 331 del reglamento del Congreso para advertir que su reparto fue legal y se debe mantener vigente. Ese artículo señala que “el presidente de la Comisión de Acusación repartirá, dentro de los dos días siguientes, la denuncias o quejas entre los representantes que integran la Comisión…”.

Otra de las razones de Acuña para haber hecho ese reparto es que, de no hacerlo, pudo haber dado lugar a la prescripción de algunos procesos, y en ese caso la Comisión de Acusaciones debía responder por ello.

El pleito quedará en manos de los tribunales judiciales y disciplinarios. Y mientras eso se resuelve Angélica Lozano parece ser la piedra en el zapato de Yahir Acuña en sus cuestionados propósitos en la Comisión de Acusaciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.