Sábado, 21 de enero de 2017

| 2016/02/18 13:58

Ineficiencia en hospitales le costó a Bogotá $30.000 millones

La Contraloría entregó una evaluación en la que se establece que entre el 2012 y el 2014, hubo “una gestión antieconómica e ineficiente”.

El Hospital de Kennedy tiene un hallazgo fiscal por 10.000 millones de pesos. Foto: SEMANA

Las denuncias por la mala calidad en la prestación de los servicios hospitalarios, a lo que se suma el presunto mal manejo de los recursos en estas instituciones de salud, hizo que la Contraloría de Bogotá lanzara una alerta para que se mejore el manejo financiero y administrativo de los 22 hospitales públicos de la ciudad.

La evaluación que hizo la Contraloría a través de un ‘Ranking de hospitales’ es una herramienta técnica que comparó el número de personas atendidas con los recursos asignados y estableció el portafolio de servicios y la situación financiera.

¿Qué encontró el ente de control? El primer hallazgo tiene que ver con que del año 2012 al 2014, los hospitales gastaron 30.000 millones de pesos en acciones antieconómicas e ineficientes para los hospitales, que no mejoraron la calidad de atención de los pacientes.

La Contraloría estableció que el 77 % de los hospitales públicos de en Bogotá, en los cuales se atiende a la población menos favorecida, se presentaron aparentes irregularidades. Por ejemplo, en el 2014, el Hospital de Kennedy tiene un hallazgo fiscal por 10.000 millones de pesos. En otros centros de salud distritales las cifras también son altas.

En el Hospital de Suba se encontró un posible daño patrimonial por 4.600 millones de pesos, mientras que en el de Meissen la cifra estuvo en 4.040 millones de pesos. El Hospital Simón Bolívar, especializado en la atención a pacientes por quemaduras, tuvo una supuesta desviación de recursos por 3.300 millones de pesos.

En el período comprendido entre el 2012  y el 2014 se evidenció “una gestión antieconómica e ineficiente”, según se lee en un reporte del organismo de control.

La Contraloría Distrital también encontró que no existe un criterio para la distribución de los recursos en los hospitales, es decir, para qué se asigna el dinero dentro de estas instituciones.

La crisis de los hospitales también se refleja en el que para la Contraloría, es un “inadecuado resultado de los programas de saneamiento fiscal y financiero”, en otras palabras: “Los hospitales siguen teniendo altos gastos que superan el ingreso”.

De acuerdo con la Contralora (e) Bogotá, Ligia Inés Botero Mejía, Bogotá está lejos de tener hospitales de calidad. “Las medidas que la Administración Distrital tome en materia de organización del sistema de salud son bienvenidas, sin embargo, si no se tiene un sistema de información único, no se podrán optimizar ni tiempo ni recursos”.

La evaluación que será entregada a la Secretaría de Salud pretende que se le ponga una cura definitiva a esta supuesta gestión ineficiente por el manejo de los recursos de los hospitales que, en últimas, afectan a la población con menos recursos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.