Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/6/2012 12:00:00 AM

La controversia de Eldorado

Santiago Castro, director de Aerocivil, y el senador Juan Manuel Galán se enfrentaron cara a cara sobre un tema crucial para el transporte aéreo del país.

MARÍA JIMENA DUZÁN: Senador Galán, la semana pasada usted hizo un debate sobre el contrato del aeropuerto Eldorado cuyas improvisaciones y errores han sido denunciados desde hace varios años. ¿Qué hay de nuevo en ese contrato que no se haya denunciado ya?

JUAN MANUEL GALÁN: No hice el debate antes porque en el periodo pasado, cuando éramos oposición al gobierno Uribe, estuve muy ocupado haciendo debates muy duros como el de los falsos positivos, el de Agro Ingreso Seguro y el de Santoyo. Pero ahora, con la próxima entrega del terminal internacional prevista para el 17 de Octubre, creo que es importante hacer un corte de cuentas en términos de control político y volver a reconstruir vivir toda la historia de esa concesión tan accidentada de la cual el doctor Castro sé que no es responsable. 

SANTIAGO CASTRO: Con todo respeto por las ocupaciones del senador Galán, me parece un debate trasnochado. Él cuestiona unas condiciones que ya son obligantes para las partes. En esta administración no hemos reprogramado fechas, no hemos hecho prórrogas. Lo único que hemos hecho es exigir el cumplimiento de las obligaciones contractuales de Opain; imponer las multas a que haya lugar y en eso no nos ha temblado la mano. Pero además nos tocó resolver un tremendo entuerto que encontramos: se había definido la demolición de la terminal actual y la construcción de una nueva terminal unificada pero no habían dejado especificados los costos. Por eso, apoyado en un equipo experto de la Universidad Nacional en cuanto a costos y modelos financieros, en dos meses sacamos ese estudio y definimos para el estado un costo por esa obra de valor presente de 236.000 millones frente a unas pretenciones iniciales de mas de 600.000 millones que tenían los contratistas quienes aspiraban incluso a la ampliación del contrato, cosa que no sucedió. Una vez logrado eso, nos hemos dedicado a hacer vigilancia y control al contrato. Por eso este 17 de octubre vamos a inaugurar lo que va a ser el mejor terminal internacional de América Latina.

J.M.G.: No creo que lo sea. Entre otras cosas porque le aclaro, María Jimena, que el 17 de octubre solo se va a hacer una entrega parcial del aeropuerto. Por eso le he pedido al doctor Santiago Castro y a la ministra de Transporte que se le exija una entrega de la obra a Opain del ciento por ciento del aeropuerto funcionando para poder comprobar que cumplió a cabalidad.

M.J.D.: ¿Cuál es el porcentaje de lo que se va a entregar realmente el 17 de octubre?

S.C.:
Se va a entregar más o menos el 50 porciento de la obra. Pero además, senador, se paga de acuerdo a lo entregado. Ahora, no nos podemos inventar condiciones contractuales diferentes a las pactadas como lo tenemos previsto, el 17 de Octubre el presidente Santos dará la orden para que empiecen a entrar los aviones a ese nuevo terminal internacional.  

J.M.G.: Pero no podemos recibirle a Opain esa obra mientras los sistemas del terminal internacional no estén funcionando a tope.

S.C.: Esos tienen que estar listos y funcionando para el 17 de Octubre, como lo estipula el contrato.

M.J.D.: ¿Cuántos otrosí ha tenido el contrato?

J.M.G.: Ocho. Y lo que es más grave es que el concesionario se ha venido apalancando con la negociación de los otrosí, lo que le ha permitido ir moviendo los cronogramas de entrega de obra. Y lo que es cuestionable a mi juicio es que el concesionario juegue siempre con las negociaciones de esos otrosí a través del tribunal de arbitramento, inunde de cartas a la aerocivil y a sus abogados para luego abrir la puerta a futuras demandas que le permitan pedir modificaciones del contrato a su favor.

S.C.: Las diferencias en los cronogramas que se pactaron después del otrosí número tres, que entre otras cosas no firmó esta administración, se los cobramos enteritos.  

J.M.G.: En cuanto al tema de los estudios presentados por la Universidad Nacional también hay cosas muy cuestionables. Esa universidad no podía acreditar la experiencia en este tipo de negociaciones aeroportuarias.

S.C.: ¡Pero senador, se trataba era de valorar obras civiles! Y la universidad tiene una de las mejores facultades de Ingeniería Civil. Hicieron un excelente trabajo.

J.M.G.: Yo creo que si hubiéramos contratado una firma con experiencia , la cifra del delta muy probablemente hubiera sido menor.

S.C.: Yo en cambio creo que habría sido la misma. Además senador, usted no tiene pruebas para sustentar lo que afirma.

M.J.D.: Según un estudio de la Contraloría se advierte que la concesión habría podido incurrir en un contrato de yo con yo. ¿Qué opinan ustedes?

S.C.:
Le cuento que esa denuncia la pusimos nosotros. Había un tema de subcontratación de las terminales de carga con una firma que cobraba los arriendos. Esa firma al parecer era la misma Opain. Para nosotros el problema era que no nos estaba llegando el 46,16 por ciento del resultado final sino de un valor de un alquiler. A raíz de que evidenciamos esa situación, la Contraloría nos acompañó en ese proceso e inmediatamente logramos que Opain desistiera de seguir con ese cálculo y en este momento nos están consignando el 46,16 por ciento que nos tienen que consignar por concepto de la carga.

J.M.G.: Pero los están consignando mal. Opain sigue incumpliendo porque hace un juego muy sofisticado que es el de consignarle esos recursos a la fiducia, pero en un rubro que es la cuenta a favor de terceros y no en la de los ingresos brutos de la concesión. Eso lo que significa es que el Estado no puede reclamar esos recursos.

S.C.: Eso no es cierto. En este momento los tenemos ingresados a las arcas de la aerocivil.

J.M.G.: Los informes que yo tengo por parte de la Contraloría es que no han podido ser ingresados.

S.C.: Senador es que como usted no habló conmigo antes de hacer el debate yo lo hubiera podido actualizar sobre los últimos desarrollos. Eso lo corrigieron ya.  

J.M.G.: Lo más grave es que después pueden demandar al estado por el pago de esa plata. Opain incumplió el contrato porque incurrió en un conflicto de intereses.

S.C.: Pues muéstreme esa cláusula porque yo no la conozco. Y si la encuentra yo les inicio un proceso.

M.J.D.: En una entrevista que usted me dio hace unos meses dijo que en octubre Avianca debía salir del puente aéreo porque se terminaba el contrato con el Estado y este pasaba a manos de Opain.  

J.M.G.:
Debemos tener mucho cuidado con esa negociación. Las declaraciones que ha hecho Opain a través de Juan Pulido y de Víctor Cruz es que ellos ven inconveniente negociar en medio de las obras con Avianca y han dado a entender que es mejor que esa aerolínea siga allá.

S.C.: Nosotros fuimos los primeros en enviarle la carta a Opain para decirles señores, en octubre se vence el comodato que hay con Avianca. ¿Qué van a hacer? Ellos pueden decir que Avianca se queda allá. A nosotros solo nos interesa que nos paguen el 46,16 por ciento de todos los arriendos e ingresos que genere el puente aéreo.

M.J.D.: ¿Pero la idea no era que hubiera un trato igual con todas las aerolíneas?

J.M.G.:
Pues es que es absurdo que la aerolínea que controla el 80 por ciento del tráfico aéreo de este país esté subsidiada por cuenta de un contrato leonino en el puente aéreo. Solamente con los ingresos que recibe Avianca de la explotación del parqueadero del puente aéreo pagan los arriendos.  El 30 de septiembre de este mes venció el contrato de Avianca en el puente aéreo. Y si Avianca renegoció con Opain no sabemos en qué condiciones lo hizo. Los concesionarios han debido informar que el puente aéreo pasó a manos de Opain y cómo es que lo van a explotar. Eso no lo tenemos claro.    
 
M.J.D.: El senador ha hablado de unos serios problemas de seguridad que tendría este aeropuerto. ¿Cuáles son?

J.M.G.:
Hay fallas en el área de la llegada de los pasajeros donde a la Dian le tocó en la parte de atrás y sin ventanas. El diseño en las bandas de equipaje según la información que yo tengo, no permite que los perros vayan controlando las maletas sino que hay que sacar maleta por maleta.

S.C.: Información completamente  errada y no sé de dónde la saco el senador. Y en cuanto al tema de la Dian antes de su debate habíamos acordado con Juan Ricardo Ortega todas esas observaciones que usted anota. Y el tema de los perros es falso. Las bandas de equipaje son de última generación y a menos que sea un pequinés, cualquier perro puede olfatear las maletas.

M.J.D.: Según un informe de la Contraloría no hay cámaras suficientes y en el terminal de carga muchas no funcionan.

S.C.:
Pusimos las cámaras adicionales y se arreglaron las que estaban dañadas.

M.J.D.: Si se va a demoler la torre antigua y no alcanza a estar lista la nueva ¿cómo se va a manejar el tema de la seguridad aérea?

S.C.:
Con las torres móviles de control portátiles que tienen una tecnología muy sofisticada. Se situarán en las cabeceras de cada pista y estarán conectadas con el centro de control.

J.M.G.: Torres que ni siquiera tienen baños. Son como unas garitas de 14 y siete metros de altura. Y vamos a quedarnos un año con esas torres. 

S.C.: No va a ser un año, eso se lo aseguro.

J.M.G.: Ese tema hay que estudiarlo muy bien porque se corre el riesgo de que mientras se esté operando con las torres móviles el tráfico aéreo se puede ver afectado. Yo creo, como lo afirmó el senador Vélez en el debate, que al doctor Castro le va a tocar renegociar el tema del cronograma de la demolición de la torre de control.

S.C.: Sí va a haber restricción pero no por las torres móviles sino porque va a haber un descenso en las posiciones fijas producto de la demolición del antiguo terminal.

J.M.G.: De todas formas estaré atento a esos desarrollos. Espero que no se vuelvan a cometer las mismas improvisaciones que se cometieron antes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.