Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2011 12:00:00 AM

¡La cosa pinta buena!

Enrique Peñalosa parte como favorito en la competencia por la Alcaldía de Bogotá, pero cualquier cosa puede pasar: el voto está muy disperso y hay muchos candidatos. Encuesta de SEMANA, RCN Televisión, La FM y RCN Radio.

La versión 2011 de la campaña por la Alcaldía de Bogotá no se parece a las anteriores. Tanto desde el punto de vista de los candidatos como desde la perspectiva de los electores, existe una expectativa inusualmente alta. Unos y otros son muy numerosos: ya cinco aspirantes se han lanzado al ruedo, con el aval de un partido o como independientes, con el respaldo de firmas. Y el 62 por ciento de quienes están en capacidad de votar afirman que van a hacerlo. Lo cual se explica por la importancia del cargo que está en juego y por el crítico momento que atraviesa la capital. A casi cinco meses de la elección, el desespero de los bogotanos es creciente, lo mismo que la ansiedad sobre quién recibirá la misión de enderezar el rumbo.

La primera gran encuesta realizada por la firma Ipsos-Napoleón Franco para la alianza conformada por SEMANA, RCN Televisión, RCN Radio y La FM indica que el ambiente electoral se caracteriza por un claro deseo de cambio. El 78 por ciento del electorado considera que las cosas en la ciudad van por mal camino, el porcentaje más alto en más de una década. Ese sentimiento se explica por el rechazo que suscita el último alcalde elegido -y actualmente suspendido-, Samuel Moreno, quien tiene el rechazo más alto de todos los personajes por los que la encuesta indagó: el 80 por ciento tiene una imagen negativa y el 83 por ciento está de acuerdo con la decisión de la Procuraduría de separarlo del cargo.

El más favorecido con el panorama de crisis es Enrique Peñalosa, el candidato del Partido Verde. Es quien alcanza la mayor intención de voto y si las elecciones fueran hoy, entre los candidatos que se han presentado hasta el momento sería el ganador. Peñalosa, al fin y al cabo, disputó la elección con Samuel Moreno hace cuatro años. Es su antítesis. Y esa imagen lo favorece en los dos escenarios contemplados en la encuesta. En el primero, entre los siete candidatos que formalmente han lanzado sus candidaturas, alcanza el 25 por ciento y casi dobla a quien le sigue, Gina Parody, quien aparece con el 13 por ciento. El resultado de Parody es sorprendente si se tiene en cuenta que apenas inició su trabajo hace dos semanas y que estuvo por fuera de los reflectores para la opinión pública durante dos años. Sin embargo, está dentro del margen de error, en empate técnico, con otros tres aspirantes: Gustavo Petro, del Movimiento Progresistas; Carlos Fernando Galán, de Cambio Radical, y David Luna, del Partido Liberal. Petro arrancó su campaña el martes pasado, pero en 2010 fue candidato presidencial y en Bogotá alcanzó su mayor votación. Los otros dos aspirantes, Luis Fernando Rosas, de Ainco, y Carlos Guevara, del Mira, prácticamente no aparecen.

En el segundo escenario se agregaron algunos de los nombres que se han mencionado como posibles candidatos: Antanas Mockus, Paulo Laserna, William Vinasco, Jaime Castro y Jorge Enrique Robledo. Peñalosa mantiene el liderato, pero se le acerca su actual copartidario en los verdes, Antanas Mockus, y también es menor su ventaja contra el grupo de Petro, Parody, Galán y Luna, que siguen pegados. Los otros -Laserna, Vinasco y Castro- aparecen en el fondo de la tabla, y seguramente influye el hecho de que no han lanzado formalmente sus candidaturas. En los casos de Laserna y Vinasco, ambos tienen un alto nivel de reconocimiento e imágenes positivas muy altas -sobre todo el célebre conductor de Quién quiere ser millonario-, lo que permite concluir que en el caso de presentar una opción formal tendría muy buenas posibilidades de crecimiento.

Cinco meses para una elección local es un lapso relativamente largo. En anteriores ocasiones, la Alcaldía de Bogotá se ha definido en las últimas semanas. La encuesta de Ipsos-Napoleón Franco, en consecuencia, muestra el potencial que tienen los aspirantes más que el cuadro real de cómo serán las elecciones. Por ahora ni siquiera se ha definido el partidor. Hay tres partidos -La U, el Conservador y el Polo- que no han destapado sus cartas y siguen deshojando sus margaritas. Y hay interesados -Mockus, Laserna, Vinasco, Castro- que no tienen claridad sobre la plataforma que podrían utilizar para lanzarse.

Mockus, en principio, tendría que apoyar al candidato de su partido: Enrique Peñalosa. Sin embargo, su inconformidad con el apoyo del expresidente Álvaro Uribe lo ha llevado a dejarse tentar con una candidatura propia, o a apoyar otra, más sintonizada con la ola verde del mockusismo versión 2010. Laserna tiene cercanías tanto con el Partido Conservador como con La U, pero todo indica que este último seguirá a su jefe natural -Uribe- y se unirá a la causa peñalosista. Vinasco ha demostrado su capacidad electoral -obtuvo 350.000 votos hace cuatro años-, pero dice que solo volvería a intentar si ve un escenario despejado, pues de lo contrario preferiría mantener su empresa. Y Castro asegura que en tiempos de crisis la ciudad requiere a alguien con su experiencia, pero depende de un poco probable cambio del candidato oficial del Partido Liberal, cuyo aval recibió David Luna desde finales del año pasado.

La otra pieza del rompecabezas es el Polo. El senador Jorge Enrique Robledo ha considerado la posibilidad de presentarse, con el objeto de buscar la mejor carta para el Polo en la plaza donde ha obtenido sus mejores éxitos. Aunque en principio un senador debe retirarse un año antes para participar en una elección a una alcaldía, Robledo ha recibido conceptos jurídicos según los cuales hay normas contradictorias y espacios ambiguos. Según la encuesta, la intención de voto por Robledo es muy baja, 1 por ciento, y su desconocimiento muy alto: 70 por ciento. Lo cual se sumaría a otros argumentos que lo empujan a mantener en el Senado una voz que sobresale por su independencia y como principal vocero del Polo. La mala receptividad de Robledo entre la opinión pública puede deberse a que no figura en la agenda mediática como candidato, o a que el electorado definitivamente está dispuesto a castigar con su voto al Polo Democrático.

¿Cuáles son los puntos a favor y en contra que tiene Enrique Peñalosa para mantener su posición de puntero? Ocupa el segundo puesto en lo que se refiere al conocimiento de la opinión pública entre los bogotanos, un elemento que los estrategas consideran clave, superado solamente por Paulo Laserna, quien ha tenido la enorme ventaja de fortalecer su imagen a través de la pantalla chica. Peñalosa, sin embargo, es el candidato que más polariza: su imagen favorable y la desfavorable son casi iguales, y el 27 por ciento dice que nunca votaría por él, el segundo porcentaje más alto después de Mockus.

Los candidatos jóvenes tienen espacio para crecer. Por una parte, porque no tienen el rechazo de los punteros Peñalosa y Mockus y del expolista Petro. Parody, Galán y Luna tienen todavía altos niveles de desconocimiento: solo los identifica, en números redondos, la mitad del electorado, y entre quienes los conocen tienen una imagen positiva. En teoría, una buena campaña les debería permitir crecer, a la vez, su conocimiento y su acogida. Sin embargo, tienen terreno que acortarles a los veteranos de la contienda, y sus perfiles similares los pueden llevar a competir por los mismos votos de opinión.

Pero falta mucho tiempo y cualquier cosa puede pasar. Que Enrique Peñalosa parte como favorito, es un hecho. Pero el espectro es amplio, las preferencias están atomizadas y la experiencia indica que las alianzas y la dinámica de algunas candidaturas que crecen más que otras suelen producir una decantación natural, y no todos llegan al final en posición competitiva. Esto apenas comienza.
 
FICHA TÉCNICA

Persona natural o jurídica que la realizó: Ipsos Napoleón Franco, inscrito ante el Consejo Nacional Electoral.

Persona natural o jurídica que la encomendó: RCN TV, RCN Radio, La FM y Revista Semana.

Fuente de financiación: RCN TV, RCN Radio, La FM y Revista Semana.

Grupo objetivo: Hombres y mujeres mayores de 18 años de edad, habitantes de Bogotá.
Tamaño de la muestra: 410 encuestas reales, 410 encuestas ponderadas por nivel socioeconómico, género y rangos de edad, con base en información del Censo DANE 2005 con proyecciones de población 2011.

Técnica de recolección de datos: Mezcla de entrevista personal y telefónica en hogares, con cuestionario estructurado de aproximadamente 10 minutos de duración. Las entrevistas en hogares de estratos 1 al 3 se realizaron de forma personal; las entrevistas en hogares de estratos 4 al 6 se realizaron telefónicamente.

Tipo de la muestra: Muestreo no probabilístico, aleatorio estratificado, por conglomerados.

Preguntas concretas que se formularon: Ver cuestionario anexo.
Tema o temas a los que se refiere: Conocimiento e imagen de personajes; intención de voto.

Fecha de realización campo: Del 1 al 3 de junio de 2011.

Candidatos o personajes por los que se indagó: Álvaro Uribe, Antanas Mockus, Carlos Fernando Galán, Carlos Guevara, Clara López, David Luna, Enrique Peñalosa, Gina Parody, Gustavo Petro, Jaime Castro, Jaime Moreno, Jorge Robledo, Juan Manuel Santos, María Fernanda Campo, Paulo Laserna, Samuel Moreno, Tarcisio Mora, William Vinasco.

Margen de error observado: 4,8% con 95% de confianza para fenómenos de ocurrencia del 50%.

Área / Cubrimiento: Área urbana de Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.