Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/24/2001 12:00:00 AM

La decisión final

A pesar de la batalla legal librada para evitarlo todo indica que el presidente Pastrana autorizará la extradición de Fabio Ochoa a Estados Unidos.

No es facil el escenario que tiene el presidente Andrés Pastrana para decidir si extradita a Fabio Ochoa Vásquez, de 44 años. De un lado tiene la opinión favorable de la Corte Suprema de Justicia; de otro la presión de Estados Unidos, que quiere un ‘pez gordo’ para mostrar y, de otro más, la batalla de su familia, que insiste en que unos acuerdos legales firmados por el Estado colombiano impiden extraditarlo.

El fallo de la Corte se produjo el miércoles de la semana pasada. Los magistrados de la sala de casación penal encontraron mérito en el expediente probatorio que anexó el gobierno estadounidense, por lo que le dieron vía libre al envío del menor de los Ochoa, quien junto con sus dos hermanos, Jorge Luis y Juan David, hacían parte del cartel de Medellín. Los Ochoa luego se distanciaron de esa organización criminal que tanto terror sembró y se sometieron a la justicia bajo las condiciones legales que ofreció la administración del presidente César Gaviria.

Fabio, el menor de los hermanos y quien se ha convertido en un símbolo de la lucha contra los carteles, estuvo tras las rejas seis años y ocho meses, hasta septiembre del 96, cuando salió en libertad. No obstante el 13 de octubre de 1999 fue detenido junto con 30 personas más en el marco de la Operación Milenio. La justicia estadounidense y las autoridades colombianas lo acusaron de haber vuelto al narcotráfico.

Sus familiares empezaron una batalla para demostrar lo contrario. Al principio tuvieron dificultad con las pruebas porque el proceso se manejaba en Estados Unidos. Sin embargo, a medida que se hicieron efectivas las primeras extradiciones —ya van ocho— les pidieron a los abogados los elementos que lo inculparan. Estos consiguieron copia de 1.000 horas de grabación —y una traducción oficial pedida a la Corte Sur de la Florida—.

En estas cintas hay una conversación en la que Alejandro Bernal, ‘Juvenal’, le dice a Orlando Sánchez Cristancho, ‘El hombre del overol’, que “saludes a Fabito”. Para las autoridades esto demuestra un nexo entre estos hombres acusados de narcotráfico; para la familia es una conversación casual sin implicaciones penales. Igual hay otras en que se menciona a Fabio recomendándole a ‘Juvenal’ qué hacer con una “nevera” y un “bote” que le vendió.

Al margen de las pruebas, la familia se aferra al acuerdo de sometimiento a la justicia que firmó Fabio Ochoa según el cual, sostienen, no podría ser extraditado por ningún motivo. Sin embargo la Corte considera que ese acuerdo no se refiere a delitos cometidos después de su firma y que en ningún caso puede ser una licencia de impunidad. La alta corporación aceptó que estaba probado que Ochoa había incurrido en delitos después de 1997, cuando se revivió la extradición, y que por lo tanto había luz verde para que fuera el gobierno el que tomara la decisión de enviarlo o no a Estados Unidos para ser juzgado allí. “La ley de sometimiento no era una patente de corso para que quienes se acogieron hicieran lo que quisieran”, le dijo un magistrado a SEMANA.

La familia ha insistido —en una página de Internet, en vallas en varias ciudades, en volantes y ruedas de prensa— que estas acusaciones no son ciertas. “Porque estamos seguros de su inocencia hemos dado semejante batalla, dice su hermana Marta Nieves. A diario recibimos cientos de mensajes de la gente dándonos su apoyo porque creen que él no volvió a cometer ningún delito”.

Es de esperar que en Washington el gobierno republicano vería con buenos ojos ese ‘trofeo’ porque le daría a la opinión pública una prueba del éxito de su guerra antinarcóticos. Con esta realidad política, y el visto bueno de los altos magistrados, el ministro de Justicia, Rómulo Gónzalez, y el presidente Pastrana no parecen tener muchas más opciones fuera de extraditar a Ochoa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.