Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2013 12:00:00 AM

La decisión que tranquilizó a Petro

La Corte Constitucional devolvió al Congreso la ley que bajaba los umbrales de votantes en revocatorias de mandato.

Una buena noticia recibió el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en las últimas horas, cuando la Corte Constitucional decidió devolver al Congreso la ley estatutaria que reglamenta los mecanismos de participación ciudadana. La razón: errores de trámite.

Esta ley, que hace menos exigentes los referendos al disminuir los umbrales de votantes requeridos tanto para convocar los mecanismos de participación como para aprobarlos en las urnas, fue aprobada en el 2012.

Tras el estudio del proyecto, el alto tribunal determinó que un error de trámite afectó el informe de la conciliación de la ley, debido a que no se votó nominalmente, es decir, voto uno a uno.

Al respecto, el magistrado Mauricio González explicó que no se consideró necesario ese voto debido a que dicho informe fue aprobado por unanimidad, con 87 votos a favor y cero en contra.

A pesar de las explicaciones, el alto tribunal insistió en los vicios de forma y pidió al Senado que se realice la votación nominal y pública antes del próximo 20 de junio, cuando finaliza la actual legislatura.

Luego de esa fecha, la Corte estudiará de nuevo la ley y definirá finalmente las reglas que regularán las revocatorias de mandato.

Al igual que el proceso de revocatoria del alcalde Petro, otra decena de casos de participación ciudadana están en vilo. Si se llegara a avalar este proyecto, se aplicarían varios cambios. Como ya se mencionó, dos de ellos son las reducciones de los porcentajes para convocar las elecciones y aprobar las revocatorias en las urnas.

En la Corte, el gran debate de estos días fue la vigencia de la ley. Mientras algunos magistrados aseguraban que si el proyecto superaba el control constitucional debía ser aplicado inmediatamente y sin restricción, otros afirmaban que los cambios no se debían aplicar a las revocatorias de mandato que están en curso, es decir, que la ley no debía tener carácter retroactivo.

Si se decide por una ley retroactiva, se requerirían unos 600.000 votos para revocar al alcalde Petro. En caso contrario, se necesitarían cerca de un 1.200.000 votos.

No obstante, según la ponencia discutida en el alto tribunal, si es avalada la ley, los cambios no aplicarían a los procesos de revocatoria en curso. Es decir, desde donde se mire, la decisión de la Corte fue un alivio para el alcalde mayor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.