Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/18/2012 12:00:00 AM

La 'despachada' de 'Iván Márquez' agitó las aguas

Analistas coinciden en que el vocero de las FARC en las negociaciones de paz se mostró más duro de la cuenta frente al tono conciliador del Gobierno y que los señalamientos personales que hizo dejaron algo más que un simple mal sabor de boca.

Durante los casi 33 minutos en que Luciano Marín, 'Iván Márquez', intervino en la apertura de los diálogos de paz con el Gobierno, hubo tres comunes denominadores: muchas cifras, señalamientos por doquier y casi ninguna responsabilidad asumida por parte de las FARC en el escalamiento del conflicto armado y sus consecuencias sobre la población civil.
En eso coinciden analistas que admitieron pasar de la expectativa al asombro, a medida que transcurría el discurso del jefe guerrillero.
 
Luego de evocar, como es natural, al máximo jefe histórico de ese grupo armado ilegal, 'Manuel Marulanda Vélez' ('Tirofijo'), con una cita sobre el fin de la desigualdad como propósito mayor de la lucha armada y de mostrarse como portador de una rama de olivo, 'Márquez' hizo referencia a que Colombia es el tercer país más desigual del mundo.
 
Pero de ahí en adelante sus palabras hicieron escasa referencia al marco o agenda trazada con anticipación entre las partes, hasta el punto de que algunos de los periodistas presentes en el recinto se preguntaron, y le preguntaron después, si había un cambio en esos compromisos suscritos en La Habana.
 
Por ejemplo, una de sus frases generó más de una interpretación: "La paz no significa el silencio de los fusiles", que rectificó después cuando dijo que "la paz no es la simple desmovilización".
 
Después, la emprendió contra las multinacionales y los tratados de libre comercio, sin olvidarse de Estados Unidos. Fue crítico, como se esperaba, contra la explotación extranjera de los recursos naturales, pero enseguida puso a hablar a más de uno en redes sociales y corrillos en cuanto citó, con nombres propios, a los que llamó "nuevos llaneros", descalificando de paso sus inversiones en esa región del país. Alejandro Santo Domingo, Luis Carlos Sarmiento Angulo y la familia Éder, aparte de Luis Carlos Sarmiento Angulo, Germán Efromovich, el ex vice presidente Francisco Santos y los hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez, Tomás y Jerónimo, figuraron en esa lista.
 
Uribe respondió casi de inmediato. Llamó a 'Márquez' "mentiroso" y a las FARC "secuestradores que maltratan al pueblo colombiano (…) y que hacen apología del delito" Y aclaró que su familia "no tiene un centímetro de tierra en los Llanos Orientales".
 
'Márquez' cuestionó la política de restitución de tierras del Gobierno, diciendo que ella, la restitución, "tiene que aludir a las que les fueron arrebatadas a campesinos e indígenas, y no a baldíos codiciados por las multinacionales".
 
Y también arremetió contra los medios de comunicación, a los que tildó de "mercenarios de la contrainsurgencia mediática".
 
El comentario general a esa altura de las palabras de 'Márquez' era que el proceso no va a ser fácil y que hay que cuidarse del exceso de optimismo, como señaló el analista Alfredo Rangel.
 
Por su parte, el excombatiente y exgobernador Antonio Navarro Wolf dijo que el discurso de las FARC es "preocupante para el proceso, pues replica la actitud beligerante del Caguán". Y añadió que "una revolución por contrato es imposible".
 
Era un tono muy diferente al de Humberto de la Calle Lombana, cabeza de la delegación del Gobierno, quien había invitado a la guerrilla a plantear su modelo de país a los ciudadanos, una vez abandone las armas, para que ellos decidan en las urnas.
 
"Las FARC, una vez depongan las armas, una vez se firme el acuerdo final, que termine el conflicto, harán política como organización, pero esa no es la materia de discusión de esta mesa", dijo De la Calle. Y complementó "Ni el modelo económico, ni la doctrina militar, ni la inversión extranjera están en discusión: la mesa se limitará sólo a los temas de la agenda".
 
Esas eran las cartas más fuertes del Gobierno, que encontraron, dicen los expertos, desmedida respuesta en 'Márquez', quien, igual, llevaba lista su intervención sin conocer la de Humberto de la Calle.
 
Pero otro fue el cantar en el segundo tiempo de la apertura del proceso. Mientras Humberto de la Calle Lombana se mostraba un poco más parco e incluso tajante en la rueda de prensa, apareció a continuación en el escenario un 'Márquez' diferente, más afable e incluso risueño, con un tono distinto y que cedió la palabra a sus compañeros negociadores.
 
¿Arrepentimiento o estrategia? Igual, la primera imagen perduró, según se pudo observar en los comentarios de analistas y usuarios de los sitios web. Aunque, como muchos dicen, es un pulso que será largo y el capítulo de este jueves no es más que el prólogo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.