Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2015 8:30:00 PM

La doble tragedia del Cuerpo de Bomberos en Bogotá

El bombero Diego Castro apareció muerto en un parque de la capital. Él habría sido el encargado de cuidar al pequeño de siete años que falleció en el curso de ‘Bomberitos’ la semana pasada.

Este sábado se conoció una noticia que enluta al Cuerpo de Bomberos de Bogotá. El bombero Diego Fernando Castro, de 32 años, apareció muerto al lado de un árbol dentro de las instalaciones del colegio Centro Don Bosco, al occidente de la capital.

Este hombre, quien llevaba dos años trabajando en la institución, fue uno de los encargados de cuidar al pequeño de siete años, Nicolás Quevedo Riso, que pertenecía al curso de ‘Bomberitos’ y que murió ahogado en una piscina mientras participaba en el curso en la estación de Kennedy la semana pasada.

Según el Cuerpo de Bomberos, Diego perdió la vida “debido a la fuerte depresión causada por la constante e indebida presión ejercida de manera irresponsable por algunos medios de comunicación, así como por el indebido manejo de la información que hace parte de la reserva del sumario de la investigación por parte de organismos como la Fiscalía y demás entes de control, quienes, de manera previa y sin respetar el debido proceso, enjuiciaron a miembros de nuestra institución”.

Todo empezó el pasado martes 30 de junio, cuando miembros del organismo de socorro le enseñaban a un grupo de 24 niños técnicas de rescate acuático. Según han dicho las autoridades, el pequeño Nicolás se alejó de la zona que habían dispuesto los socorristas luego de que se acabaron las actividades y cuando se percataron de su ausencia, el niño ya se encontraba en el fondo de la piscina.

Pese a que los bomberos trasladaron de urgencia al pequeño Nicolás al Hospital de Kennedy, ya era demasiado tarde.

“El servicio de Bomberos de Kennedy trajo un niño de siete años de edad sin signos vitales, se le hicieron maniobras de reanimación por 30 minutos, infortunadamente no fue posible salvarlo", manifestó el gerente del Hospital de Kennedy, doctor Juan Ernesto Oviedo, a Caracol radio.

La Personería de Bogotá abrió una indagación preliminar por la muerte del niño. “Se verificará la normatividad y el cumplimiento de los protocolos existentes”, dijo la ente.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo regional Bogotá asesora a la familia del menor para que se inicien las investigaciones en la Fiscalía y se aclare la muerte del menor. También le solicitó a la Procuraduría “se adelanten los procedimientos disciplinarios correspondientes y se establezcan las responsabilidades pertinentes”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.