Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2014 12:00:00 AM

La droguería que vendía medicamentos falsos en Bogotá

Desmantelada fábrica y droguería que comercializaba medicamentos falsificados, cinco personas capturadas.

A la hora de comprar medicamentos pocas personas se cercioran si estos son originales o no. Una banda de delincuentes se dedicó a comercializar medicamentos piratas que vendían en un establecimiento que parecía contar con las todas las garantías. Este viernes fueron desmantelados.

Gracias a denuncias puestas por la ciudadanía, la Policía Metropolitana de Bogotá desmanteló en las últimas horas la droguería donde vendían medicamentos falsificados y la fábrica donde artesanalmente los producían sin ningún tipo de permiso y violando todos los protocolos para la elaboración de estos.

El primer allanamiento se realizó en la calle 132 D con carrera 144 (Localidad de Suba), donde en un establecimiento que tenía fachada de droguería, con un gran aviso, vendía toda clase de medicamentos falsificados, allí fue capturada una persona y se incautaron ‘pócimas’ avaluadas en más de 30 millones de pesos.

Pero esta no era la única sede. Las investigaciones desarrolladas por los funcionarios de policía judicial, los llevaron a una segunda vivienda ubicada en la carrera 73 con calle 8, barrio Castilla (Localidad de Kennedy), en donde se encontraron con una inmensa fábrica clandestina donde se producía toda clase de medicamentos, desde jarabes pediátricos hasta calmantes y repotenciadores sexuales.

Los ingredientes que utilizaban estaban fuera de todo lo legal. El procedimiento artesanal era tal repugnante que sorprendió a los investigadores y funcionarios del Invima, quienes sirvieron como peritos. Canecas, ollas, coladores y hasta en botellas de gaseosas, eran los mecanismos con los que los delincuentes fabricaban toda clase de ‘cocimientos medicinales’, aplicando yodo, aguas no potables, endulzantes y colorantes que pueden repercutir en gravísimos daños a la salud humana.

En este segundo allanamiento fueron capturadas cuatro personas e incautados elementos impresos y bebedizos avaluados en más de 70 millones de pesos. Las personas judicializadas responden ante un juez de garantías por el delito de corrupción de alimentos, material médico o profiláctico.

La mayoría de personas en estos casos no sabe qué deben preguntar a la hora de adquirir un medicamento, por ello, las autoridades le hacen un llamado de atención a la ciudadanía para que adquirieran sus medicamentos en lugares reconocidos, sospechar cuando los precios sean bajos, cuando las etiquetas no se encuentren como es costumbre, nuevas, y que observen algunas alteraciones en los empaques o impresos de la marca.

Finalmente, además del daño físico que pueden ocasionar los brebajes piratas, pueden llevar hasta la muerte, porque nunca estarán hechos en las dosis y posología recomendada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.