Viernes, 28 de noviembre de 2014

| 2013/03/12 00:00

La dura respuesta de Santos a Pastrana

“Este país está harto de divisiones, de odios y de enfrentamientos innecesarios y contraproducentes”.

Con cartas el expresidente Pastrana y el presidente Santos se hicieron reclamos mutuos. Foto: SEMANA

El jefe del Estado, Juan Manuel Santos, le envió una durísima carta al expresidente Andrés Pastrana Arango que seguramente ahondará aún más las diferencias existentes entre ambos surgidas tras el fallo de la Corte Internacional de La Haya que le quitó mar territorial a Colombia para dárselo a Nicaragua.

La tesis que hasta ahora ha manejado Santos es la de eludir la responsabilidad en la sentencia porque, en su concepto, cuando asumió el poder ya era poco lo que había que hacer. En otras palabras, la culpa es de sus antecesores. Desde la Casa de Nariño se ha señalado en particular a Álvaro Uribe Vélez y a Andrés Pastrana Arango, principalmente.

Esta situación hizo que incluso ambos exmandatarios desistieran de ir este martes a la sesión de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores en la que se abordaba el tema.

Santos reaccionó con vehemencia ante el anuncio de Pastrana de que no se haría presente. En una misiva, firmada este lunes y dirigida a Santos, Pastrana aseguró que “al abrir documentos que no se deben aislada y selectivamente en aras de la justicia histórica, quedarían expuestos a amigos, enemigos y eventuales contrapartes, cerca de cien años de archivo de la Cancillería”.

Pastrana le dijo además a Santos que revelar datos de los gobiernos anteriores, era sencillamente una evasión de responsabilidades, y que con la apertura de estos documentos se rompía con 100 años de confidencialidad.

La reacción de Santos este martes fue categórica. Aunque de entrada lamentó la decisión de Pastrana de haberse retirado de la Comisión, después le dijo que el país estaba “harto de divisiones” y “de odios”.

Textualmente le escribió: “Lamento su decisión porque en circunstancias como esta es cuando más debemos deponer rencillas, rencores, sentimientos personales, para unirnos como colombianos en torno a un propósito común. Este país está harto de divisiones, de odios y de enfrentamientos innecesarios y contraproducentes. Lo que el país necesita hoy más que nunca es tolerancia, es reconciliación, es unidad, unidad y más unidad”.

El siguiente es el texto completo de la misiva de Santos a Pastrana, que seguramente ahora tendrá otra respuesta.

“Bogotá, marzo 12 de 2013

Doctor
ANDRÉS PASTRANA ARANGO
Expresidente de la República de Colombia
Ciudad

Señor Presidente:

He recibido su carta del día de ayer en la que manifiesta que se excusa de asistir de ahora en adelante a las sesiones de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores porque, a su juicio, perdieron su carácter de confidencialidad.

Como usted bien sabe, la ley 68 de 1963 es clara cuando señala que las actas de la Comisión Asesora son reservadas salvo cuando la misma Comisión, de acuerdo con el Presidente de la República, ordene su publicación.

También el Consejo de Estado ha determinado que la Procuraduría General de la Nación puede tener acceso a dichas actas bajo reserva.

Si bien dije que sería bueno discutir la posibilidad de divulgar las actas, siempre fue bajo el entendido que cualquier deliberación sobre el particular debería llevarse a cabo en el seno de la Comisión porque es sólo ésta la que puede tomar una decisión y no el Presidente de la República, según la ley. Pero voy más allá: usted sabía que yo le iba a recomendar a la Comisión que no se divulgaran las actas, como en efecto lo hice en la reunión de hoy. Por eso me extrañó su carta.

Francamente no entiendo que usted insinúe que mi gobierno tenga la intención de eludir responsabilidades, pues usted es el primero que sabe que sobre este fallo no tenemos ninguna responsabilidad, y que, por el contrario, hemos enfrentado con entereza y contundencia, desde el primer momento, no sólo el impacto político de la decisión de la Corte Internacional de Justicia sino que también hemos asumido con vehemencia la defensa de los derechos históricos de los pobladores del archipiélago.

Tampoco entiendo que usted sugiera que estamos buscando chivos expiatorios cuando ha sido exactamente todo lo contrario. Sobre el particular le manifiesto que la Comisión en pleno también mostró su extrañeza por su insinuación pues el comportamiento de todos y cada uno de sus miembros ha sido claro y transparente y de gran solidaridad frente al hecho de que todo este litigio ha sido manejado como una política de Estado, no solo por mi gobierno sino por todos los gobiernos anteriores.

La contratación de unos abogados nacionales e internacionales obedece a la obligación que tengo como Jefe de Estado de buscar todos los caminos posibles para defender los intereses nacionales, claramente vulnerados por un fallo contrario a derecho.

Lamento su decisión porque en circunstancias como ésta es cuando más debemos deponer rencillas, rencores, sentimientos personales, para unirnos como colombianos en torno a un propósito común. Este país está harto de divisiones, de odios y de enfrentamientos innecesarios y contraproducentes. Lo que el país necesita hoy más que nunca es tolerancia, es reconciliación, es unidad, unidad y más unidad.

Su participación en la Comisión de hoy donde se discutió este tema, y donde se decidió, como lo mencioné, no hacer públicas las actas, habría sido muy valiosa porque fue su gobierno el que diseñó y puso en práctica la estrategia inicial de defensa jurídica de nuestra nación en este litigio.

Habría sido muy útil, además, que usted explicara en más detalle circunstancias que ha mencionado en entrevistas periodísticas y que nos pueden servir para entender mejor este problema.

En aras de esta política de Estado que usted también ha defendido con razón, y teniendo en cuenta que, tal como le expuse al comienzo, sus preocupaciones sobre la pérdida de confidencialidad de las sesiones son infundadas, lo invito, presidente Pastrana, a que reconsidere su decisión y nos acompañe en reuniones futuras. Es también el deseo de toda la Comisión.

Un cordial saludo,

JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República de Colombia”.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×