Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/19/2012 12:00:00 AM

La elección del magistrado clave en la Corte Constitucional

La llegada de un nuevo miembro de ese alto tribunal puede llegar a definir el rumbo que tomará el país en temas trascendentales.

Probablemente no hay una elección en la Rama Judicial en la que se esté jugando el destino del país como la que está por darse para la Corte Constitucional. Esta semana el Consejo de Estado presentará al Congreso la terna para reemplazar a Juan Carlos Henao, que renunció para ser rector de la Universidad Externado. Este magistrado -con Humberto Sierra- se había convertido en una especie de fiel de la balanza en la Corte.

La Corte Constitucional, desde que fue creada, ha tenido una mayoría liberal y con evidentes posiciones de vanguardia. En este momento en la Corte se distinguen tres bloques: uno conservador con cuatro magistrados (Jorge Pretelt, Mauricio González, Nilson Pinilla y Gabriel Mendoza); uno más liberal y de izquierda, con tres (Luis Ernesto Vargas, Jorge Iván Palacio y María Victoria Calle), y uno de centro, que tiende más hacia el bloque liberal, integrado por Sierra y Henao. Con el retiro de Henao y la eventual salida de Sierra -si llega a ser elegido en junio magistrado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos- queda un vacío difícil de llenar.

En Colombia, la Corte Constitucional ha sido el escenario de las grandes conquistas en materia de libertades y de algunos de los cambios estructurales más importantes. Y ahí las votaciones suelen quedar apretadas. La del matrimonio entre homosexuales iba 4-4 hasta cuando un magistrado propuso que era un tema que debía aprobar el Congreso, y entonces los nueve estuvieron de acuerdo en otorgarle dos años al Legislativo para dar su visto bueno. En la de la adopción gay, la última votación iba también 4-4, pero no se pudo finiquitar el tema por la ausencia de un magistrado. Y la despenalización del aborto en tres casos se aprobó 6 contra 3. Sin Henao ni Sierra esa mayoría está en riesgo de perderse y el espíritu progresista que ha predominado en la Corte puede definitivamente romperse.

En otros temas nacionales, en los que no hay bloques claros, el voto del que llegue también será clave. Muchas de las decisiones transcendentales se toman 5 a 4. Así han sido las que tienen que ver con las reformas a la Ley de Justicia y Paz y eso ha hecho pensar que esta elección incidirá, por ejemplo, en la forma como la Corte valore el Marco para la Paz en caso de que este sea aprobado. Y hay más decisiones de peso que tendrán que pasar por allí como la reforma a la Justicia, la de las regalías y la tributaria.

El próximo martes el Consejo de Estado seleccionará la terna de un grupo de 20 preseleccionados. Se ha hablado de que existen tres grupos de candidatos. Uno de 'pesos pesados' con el exministro de Justicia, Carlos Medellín; la exministra de Trabajo durante la administración de Andrés Pastrana, Gina Magnolia Riaño, e Ilva Myriam Hoyos, la adalid de la cruzada conservadora del procurador Ordóñez.

En segundo lugar, hay un grupo de expertos en derecho constitucional como Martha Sáchica, secretaria general de la Corte desde 1991; y seis actuales magistrados auxiliares. La cuota de la academia está compuesta por la directora del doctorado de Derecho de la Universidad de los Andes, Isabel Cristina Jaramillo, y la directora de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla, María Cristina Gómez. Y en tercer lugar, también se podría hablar de un grupo de exfuncionarios públicos -algunos con apoyos regionales- que tienen chance. Allí suenan con opciones Alberto Rojas, que fue candidato a contralor, y Patricia Linares, que trabajó en la Procuraduría con Edgardo Maya.

Si el Consejo de Estado siguiera la tradición que ha tenido al ternar candidatos para la Corte, se podría pensar en que elegirá un perfil académico con tendencia liberal. Fue el Consejo de Estado, por ejemplo, el que postuló a Carlos Gaviria, a Eduardo Montealegre y al mismo Juan Carlos Henao. Pero nada está escrito. Lo cierto es que la decisión de esta semana, a pesar de que no tenga tanta prensa como muchos de sus fallos, puede ser una de las importantes para el país en los últimos tiempos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.