Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/29/2012 12:00:00 AM

La encrucijada de Santos con la fiscal

Obligado a recomponer la terna para fiscal general, el presidente está a las puertas de enviar un mensaje político. O aprovecha para librarse de las críticas que han acompañado a Viviane Morales, o se la juega y la respalda de forma definitiva.

Por cuenta del fallo del Consejo de Estado que anuló la elección de la fiscal general Viviane Morales, el presidente Juan Manuel Santos no solo está obligado a recomponer la terna “cuanto antes”, dicen todos los sectores políticos, para evitar traumatismos en la Fiscalía. 
 
Pero más allá de lo que dice la Constitución, y las obligaciones del jefe del Estado, esta circunstancia puede suponer una oportunidad para que Santos resuelva el complejo debate que ha rodeado la situación personal de Morales, por cuenta de su relación con el controvertido Carlos Alonso Lucio.
 
Tiene que cambiar la terna. Pero nada impide que Viviane Morales vuelva a estar incluida en ella. Entonces, la encrucijada política del presidente es o se desmarca de la polémica sobre la fiscal, o la respalda y se la juega a fondo. La respuesta sólo la dará en el momento en que le envíe a la Corte Suprema de Justicia los tres postulados al cargo que ahora queda en estado de interinidad. 
 
Y como la respuesta a esa encrucijada es política, Semana.com consultó a dirigentes de los partidos, indagando qué debería hacer el presidente Santos en este asunto. Las opiniones están divididas. Hay quienes sugieren que Santos debería poner fin a la controversia que ha generado la vida personal de Viviane Morales. 
 
El senador Roy Barreras, codirector del Partido de la U, dice que "esta es una buena oportunidad para eliminar las dudas de sectores del uribismo sobre la politización de la Fiscalía en sus decisiones". Confía en que Santos diseñará una terna de altos juristas probos e independientes, pero sugiere que esa baraja de candidatos "esté ajena a cualquier influencia política o familiar. Eso es lo que necesita el país". 
 
Pero también hay numerosas voces que sugieren que Santos debería enviar el mensaje político de pleno respaldo a la fiscal. Jugársela toda a fondo con su gestión que para muchos no tiene mácula.
 
Para Juan Fernando Cristo, vocero del Partido Liberal en el Senado, la tarea que ha cumplido Viviane Morales en la Fiscalía ha sido eficaz para recuperar el prestigio de la institución, y además, "se ha convertido en un soporte en la lucha contra la corrupción en la que se ha empeñado el gobierno".
 
Cristo asegura que "más allá del lío personal" de Morales, "los hechos respaldan de forma contundente su gestión". Por eso, asegura, "no descartaría que el presidente la vuelva a incluir en la terna y que la Corte Suprema de Justicia la ratifique con su elección".
 
Además, dice Cristo, el escenario de que tanto el poder ejecutivo como el judicial respalden a Viviane Morales, sería "el menos traumático para la Fiscalía".
 
Lucho Garzón, presidente del Partido Verde, está de acuerdo con esta línea. Sugiere que Santos debería incluir a Morales en la nueva terna, porque en su concepto ella "no ejerce el liderazgo en la Fiscalía atendiendo las ordenes de su marido. Lo ejerce por su propia capacidad".
 
Otros sectores políticos prefieren lavarse las manos en el tema. Es el caso del Partido Conservador. El presidente de la colectividad, senador Efraín Cepeda, admite que si bien la relación de la fiscal con Carlos Antonio Lucio "fue un debate nacional que generó algún tipo de dificultades",  esa decisión es del "fuero interno" del presidente Santos y  los partidos políticos "no interfieren en el asunto". Cepeda también reconoce que la gestión de Morales ha sido "seria y positiva".
 
Por los lados de la oposición, Clara López, presidenta del Polo Democrático, dice que la fiscal general ha actuado "con una dignidad más que meritoria tras haber sido sometida por ese rigor machista que predomina en el país", pero se abstiene de opinar sobre lo que debería hacer Santos en este caso. 
 
Es más, Clara López aprovecha esta circunstancia para advertir que en las próximas elecciones de fiscal general, se debería incluir en la terna un candidato de la oposición, pues considera conveniente que el país "empiece mantener la independencia democrática en sus instituciones que se ve afectada por el reino del unanimismo que pretende imponer la Unidad Nacional". López dice que será un tema para discutir con el gobierno en el estatuto de la oposición, y no descarta que se plantee el debate de reformar el mecanismo de elección de fiscal.
 
Pero en la oposición también hay otras lecturas. El senador Mauricio Ospina considera que el presidente Santos debe estar preocupado por la pérdida de Viviane Morales como fiscal, pues la funcionaria, dice, le ha demostrado al país "decisión y pulso firme" para adelantar procesos que la institucionalidad había estado relegando por mucho tiempo.
 
Sin embargo, Ospina entiende que el país recorre un nuevo camino, en el que, por ejemplo, las FARC están enviando mensajes de paz y para consolidar ese proceso. "El gobierno debe arriesgarse para dar un nuevo rumbo". Y en ese nuevo rumbo, considera el senador, la fiscal Morales está "generando mucho ruido".
 
"Morales, políticamente, le mina los espacios al presidente Santos, sobre todo con el ala emergente de la de derecha en el país", concluye Ospina.
 
El presidente Santos, en sus primeras declaraciones como reacción al fallo del Consejo de Estado, envió palabras de respaldo a la fiscal general e incluso no descartó que pueda volver a ser ternada. Pero la decisión definitiva aún se desconoce. Santos tiene esa nueva encrucijada y la oportunidad para enviar un mensaje político contundente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.