Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/04/15 00:00

LA ENTREGA DEL SARDINO

EL SOMETIMIENTO DE JUAN CARLOS RAMIREZ, ALIAS 'CHUPETA', ES EL PRIMERO DE LA SEGUNDA GENERACION DE MIEMBROS DEL CARTEL Y CREA EXPECTATIVA SOBRE EL ALCANCE DE SU COLABORACION A LA JUSTICIA.

LA ENTREGA DEL SARDINO

Desde el momento en que comenzaron las entregas del cartel de Cali, éstas habían corrido por cuenta del DAS y las capturas por cuenta de la Policía. La norma se rompió la semana pasada cuando el viernes, después de varios días de contactos entre la Dirección Nacional de la Policía y los abogados de Juan Carlos Ramírez, alias 'Chupeta', éste se presentó voluntariamente ante el director regional de fiscalías en compañía de sus apoderados y de un coronel de la Policía designado especialmente para el procedimiento. El presunto narcotraficante permaneció tres horas en la sede de la Fiscalía Regional, le practicaron exámenes médicos y le tomaron las huellas dactilares. Antes de ser trasladado a la cárcel de Villahermosa, Ramírez hizo una declaración pública a los medios de comunicación en la cual sostuvo que, una vez conoció de la orden de captura en su contra, ordenó a sus abogados que entraran en contacto con el fiscal general, Alfonso Valdivieso; el director nacional de Fiscalías, Armando Sarmiento, y el director de la Policía, general Rosso José Serrano, para "hacerles saber de mi intención de someterme voluntariamente a la justicia y acogerme a los beneficios a que ello me da derecho". De acuerdo con información de las autoridades, 'Chupeta' se había convertido en uno de los nuevos cabecillas del cartel de Cali. Actualmente se encuentra acusado de enriquecimiento ilícito, testaferrato, narcotráfico y concierto para delinquir. Con base en esos delitos, la Fiscalía General había dictado una orden de captura en su contra el pasado 20 de febrero. Una de las razones que habría llevado a 'Chupeta' a someterse a la justicia es el hecho de que en la actualidad la nueva generación de narcotraficantes no cuenta con la receptividad que tenía en el pasado por parte de la sociedad caleña. Para muchos miembros de los organismos de seguridad la entrega de 'Chupeta' no deja de ser una sorpresa porque lo que muchos de ellos suponían era que una vez detenida toda la primera generación del cartel de Cali, como los hermanos Rodríguez Orejuela y José Santacruz Londoño, las personas que seguían en esa organización, entre ellos 'Chupeta' y Juan Carlos Ortiz Escobar, alias 'Cuchilla' quienes apenas superan los 30 años aprovecharían el vacío de poder para hacerse cargo de los negocios de la organización y efectuar un relevo generacional.Pero la sorpresa de las autoridades no termina ahí. Uno de los gestos que más llamó la atención en la entrega de 'Chupeta' fue su disposición a colaborar con la justicia y su deseo de que otros miembros del cartel sigan su ejemplo. "Invito a todas las personas que tengan los mismos inconvenientes para que sigan mi camino y se entreguen a las autoridades", dijo Ramírez en su declaración.Por ahora las autoridades prefieren ser prudentes y considerar que de la actitud pública a la efectiva colaboración puede haber mucho trecho. Es evidente, sin embargo, que 'Chupeta' desea hablar para obtener beneficios. Esta colaboración es bastante importante para las autoridades, pues él conoce no sólo de sus negocios y de los de sus socios de Cali, el norte del Valle del Cauca y Medellín, sino también de los aportes que éstos grupos pudieron haber hecho a las pasadas campañas presidenciales y parlamentarias. Lo que 'Chupeta' está realmente dispuesto a declarar ante las autoridades aún está por verse. En las actuales circunstancias no faltarán las presiones de sus antiguos socios para que no colabore, aunque seguramente también recibirá las de las autoridades judiciales para que lo haga como una condición para que pueda obtener beneficios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.