Martes, 2 de septiembre de 2014

La modelo Sandra Builes, acompañante del 'Indio' Foto: Archivo particular / @tato613

| 2013/06/04 00:00

La espectacular modelo que iba con el ‘Indio’

Sara Builes, reconocida imagen de varias compañías, permitió la captura de John F. Manco Torres.

Según los investigadores, John Freddy Manco Torres, alias el ‘Indio’ tenía varias fortalezas y dos debilidades. Entre las primeras se contaba su ambición desmedida, su inteligencia para buscar los contactos claves entre los políticos y figuras de la justicia; y su sangre fría para apretar el gatillo. Cualidades necesarias para ascender en el tenebroso mundo de la mafia. Sus puntos frágiles eran el fútbol y la pasión enfermiza por las mujeres atractivas. Juntas conformaron el Talón de Aquiles que permitió su captura.

En efecto, Manco Torres, alias el ‘Indio’, uno de los narcotraficantes más buscados de los últimos años y quien se escondía entre Brasil y España, cayó capturado porque su novia, Sara Builes, es una espectacular modelo paisa a quien él le regaló un fin de semana en Brasil para ver el encuentro de fútbol entre Inglaterra y el equipo de Neymar, en la reinauguración del estadio Maracaná en Rio de Janeiro.




El ‘Indio’, mote que se ganó por sus facciones, vivía en la exclusiva urbanización La Finca, en Madrid, España, un complejo de suntuosas viviendas, sin acceso para el tráfico, y donde también tiene su residencia su ídolo Cristiano Ronaldo, el delantero del Real Madrid. Manco Torres tenía entre sus pertenencias un carné del equipo merengue. “Allí vivía con la modelo”, le dijo una fuente a Semana.com.

Los investigadores les seguían las huellas desde hace mucho tiempo pero la búsqueda se acentuó cuando en Colombia explotó el escándalo que salpicó a uno de los hombres más poderosos del gobierno del presidente Álvaro Uribe. Se trata del entonces ministro del Interior y de Justicia Fabio Valencia Cossio.

Su hermano, el exfiscal Guillermo León Valencia Cossio, fue acusado de borrar del organigrama de los más buscados a Manco Torres, quien aparecía como uno de los principales hombres de ‘don Mario’, uno de los grandes barones de la droga de Colombia. Tiempo después trascendió que el exfiscal fue comprado por el ‘Indio’ quien, entre otras cosas, le obsequió una cuatrimoto. El regalo se convirtió en un símbolo de las excentricidades de los narcos y de su poder corruptor a los entes encargados de perseguirlos.

Bajo la lupa de la prensa, la justicia metió el acelerador para esclarecer el asunto. En ese proceso fueron capturados en el 2008 el empresario paisa Felipe Sierra, quien, de acuerdo con la Fiscalía, fue quien medió entre León Valencia y el ‘Indio’. También, su socio y familiar Camilo Torres Martínez, alias ‘Fritanga’.

Sin embargo, Sierra, ‘Fritanga’ y el ‘Indio’ fueron dejados en libertad en junio del 2009 por decisión del juez de Bogotá Luis Eduardo Beltrán Farías, que ordenó tumbar el proceso por supuestas fallas. Ese fallo le costó luego la libertad al juez Beltrán, quien permanece en la cárcel La Picota. “Con el ‘Indio’ parecía que no había poder humano para detenerlo. Era como ‘Fritanga’ lograban abrir de par en par cualquier celda”, le dijo a Semana.com un investigadores que dice que en la práctica el ‘Indio’ tenía la capacidad para comprar al administrador de justicia que lo investigara.

Entonces las autoridades reiniciaron los procesos y recapturaron a Sierra y a ‘Fritanga’, pero Manco Torres logró seguir prófugo. Por eso, para los hombres que luchan contra el negocio del narcotráfico en el país era una cuestión de honor dar con su paradero. Al contrario, de algunos que prefieren las espesas selvas de Urabá o la olvidada línea fronteriza con Venezuela, Manco Torres se fue para un lugar de lujo. Para poder ver a uno de los mejores clubes del planeta en directo y con la placentera compañía de su novia, Sara Builes.




Manco Torres, como otros narcos, se ufanan de tener entre sus mujeres a modelos y reinas. Su primo, Camilo Torres, 'Fritanga', quien trabajó con él en actividades de narcotráfico y fue extraditado a Estados Unidos, también sentía la necesidad de estar rodeado de bellas mujeres. El día de su captura, en la isla Múcura, cerca de Cartagena, estaba acompañado de una modelo con la cual acaba de celebrar su matrimonio.

Seguirla a ella era más fácil. No solo porque venía con mayor frecuencia a Colombia sino porque por sus contratos publicitarios estaba siempre en el radar del público. Incluso hacia videos para multinacionales. De hecho en la plataforma de video Youtube aparece promocionando una reconocida marca que emite contenido de deportes. La modelo aparece en una actitud sugestiva ofreciendo el producto.


Así, los agentes infiltrados la siguieron y encontraron que ella tenía planeado un viaje, el 22 de mayo a Madrid (España) para encontrarse con él. Manco Torres, que se movía como pez en el agua en Europa bajo la identidad de Iván Darío Gallego González donde continuaba en el negocio del narcotráfico, la esperaba con una sorpresa: un viaje a Rio de Janeiro.

“Se extremaron los controles técnicos y recolección de información donde se confirma que la compañera sentimental sí realiza el viaje en mención y posterior a esto se obtiene información de un nuevo viaje desde la ciudad de Madrid, España, a Rio de Janeiro Brasil para el día de hoy 31 de mayo. Inmediatamente se realizan las coordinaciones necesarias con Interpol y Policía Federal del Brasil para realizar la correspondiente aprehensión”, dice el informe del Gaula que realizó la investigación.

La policía colombiana le pasó toda la información a la Policía Federal de Brasil. Todo estaba listo para montar el operativo. Sara Builes de 22 años, llegó a Brasil, en compañía de Manco Torres, de 44. El traía para su fin de semana 40.000 dólares en efectivo. Lo primero que le dijeron fue quedaba arrestado por intentar ingresar al país con un pasaporte falso.

Le dijeron a la joven que contra ella no había nada porque no tenía antecedentes. Le pidieron que se regresara cuanto antes. Ella reclamó el dinero a lo que le respondieron que esa plata quedaba decomisada porque procedía de lavado de activos. “Puedo hacer una llamada”, preguntó entonces. Le pusieron un teléfono a su disposición y llamó a Medellín a su familia que le compró un tiquete de inmediato vía Rio de Janeiro-Ciudad de Panamá-Medellín, que era la ruta en la que había cupo.

Hoy la joven está en su casa. Mientras ella volaba a la capital paisa, en Rio la televisión Globo, soltaba un extra: La captura de John Freddy Manco Torres, alias el 'Indio' o 'Alberto', quien era uno de los capos de la organización paramilitar encabezada por 'Don Mario', alias de Daniel Rendón Herrera, un amante del fútbol y de las mujeres bellas.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×