Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2013/09/04 00:00

La estrategia del ‘Gatico’ para salvarse

El senador Héctor Julio Alfonso habría vendido sus acciones en Aposucre para evitar ver comprometida su investidura.

El senador Héctor Julio Alfonso habría vendido sus acciones en Aposucre para evitar ver comprometida su investidura. Foto: Archivo Particular

Quienes conocen a la empresaria Enilce López, la ‘Gata’, aseguran que es una mujer arrogante, obstinada y que no cree en los consejos de sus asesores. En la cama de una clínica de Barranquilla, donde posa como una paciente en estado crítico, ha dicho que es una mujer perseguida y se atrevió a decir que delatará a políticos que se han beneficiado de su dinero.

Desde allí no escuchó a quienes le recomendaron que, si bien ella no aparecía entre los propietarios de Aposucre (la cuestionada empresa que se ganó el contrato del chance en Sucre), era inconveniente que esa empresa siguiera adelante con esa licitación porque todos sabían que ella y algunos miembros de su familia aparecían entre los accionistas.

Finalmente desoyó los consejos. Tanto, que el contrato se entregó a Aposucre en contra de las advertencias de muchos, incluso la Presidencia de la República. Pero hay algo que pasa de la ‘Gata’ a su hijo, el senador Héctor Julio Alfonso, el ‘Gatico’. El hizo parte de esa casa de apuestas con el 7 % de participación.

Fue por eso que el propio secretario de Transparencia, Rafael Merchán, puso el grito en el cielo por la irregularidad según la cual el congresista no podía contratar con el Estado. El funcionario demandó de la pérdida de investidura en contra del legislador, proceso que avanza a pasos agigantados, y los magistrados ya están en la práctica de pruebas.

Mientras eso ocurría y el contrato del chance pasaba las duras y las maduras por la presión para que no se les entregara a los familiares de ‘la Gata’, Alfonso vendió hace 20 días su participación. Para algunos es claro que buscaba librarse de la demanda en su contra.

El representante legal de Aposucre, Joaquín García Hernández, ha salido en defensa de la empresas. “Ella (Enilce) fue socia de la empresa y hace como dos años se retiró. El senador Héctor Julio Alfonso López vendió las acciones hace 20 días o un mes. Unicat tiene acciones en Aposucre, pero yo también soy accionista de esa empresa”, dijo al diario El Heraldo.

Pablo Bustos, de la Red de Veedurías Ciudadanas –y experto en materia de demandas de pérdida de investidura-, anota que, en principio, sí podría haber una presunta violación al régimen de incompatibilidades al aparecer el nombre del senador en la empresa contratante con el Estado.

Sin embargo, anota Bustos, la responsabilidad del congresista disminuye en la medida en que, como se ha dicho, en el momento de adjudicarse el contrato, ya su nombre, no aparece. “Esto es una jugada en favor de la defensa del parlamentario. Lo que hay que establecer es qué gestión habría realizado el congresista para que ese contrato se firmara. Ese sería el punto central”, concluye.

La oficina de Transparencia, según se conoció, seguirá adelante con esa demanda porque el ‘Gatico’ no sólo tenía acciones en Aposucre sino también en Unicat, otra de las firmas incluidas en la licitación que se ganó el millonario contrato en Sucre y que actualmente administra el juego en Bolívar.

El próximo 6 de septiembre, Merchán deberá comparecer al Consejo de Estado para aportar las pruebas de su demanda. Está convencido de que así el ‘Gatico’ ya no aparezca en la documentación de Aposucre, la norma es clara en el sentido de que violó la ley al gestionar e intentar contratar.

“La empresa fue aceptada como única proponente para ese contrato y él estaba allí en ese momento”, dicen en Transparencia. Los jueces tienen la palabra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×