Viernes, 29 de agosto de 2014

Alejandra Benítez en el Ministerio de Deportes fue una de las primeras elecciones 'light' del presidente venezolano Nicolás Maduro. La Nación (Argentina).

| 2013/08/09 00:00

La farándula se toma el chavismo

por Catalina Lobo-Guerrero, especial para Semana.com

El oficialismo venezolano lanza a modelos, deportistas y reggaetoneros para disputar las principales alcaldías.

Winston Vallenilla, un exmister Venezuela y presentador de televisión, apareció el domingo pasado en el programa de concurso que conduce, llamado “La guerra de los sexos”, luciendo una peluca de mujer y una camisa rosada. Al mismo tiempo en que él bailaba en su programa, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunciaba que Vallenilla sería el candidato del gobierno para el municipio de Baruta en las próximas elecciones locales que se celebrarán el 8 de diciembre.

Baruta, un municipio importante de Caracas, fue precisamente donde despegó la carrera política del actual líder de la oposición, Henrique Capriles. El candidato opositor a este municipio, David Uzcátegui, ha sido presidente del Concejo Municipal y militante del mismo partido de Capriles. Supuestamente estaba inhabilitado por la Contraloría pero un fallo del Tribunal Supremo de Justicia le permitió inscribirse.

La tendencia no es nueva, hace unos meses impactó la decisión del presidente venezolano de nombrar como ministra de Deportes a la esgrimista Alejandra Benítez, quien además de deportista es una mujer de indudable belleza.

Pero ahora que se aproximan las elecciones locales, Vallenilla no será la única estrella del elenco chavista para disputarle las alcaldías a la oposición venezolana que aún conserva. El “dream team”, lo componen, además, Antonio “El Potro” Álvarez, exjugador de béisbol de las grandes ligas y hoy cantante de reggaeton, cuyos hits musicales “Me gusta” y “Una vaina loca” han estado entre las canciones más populares de HTV y Billboard latino. “El Potro”, además, es conocido como todo un galán en su país, pues ha estado casado con dos exreinas de belleza. Ahora será el candidato a la alcaldía del municipio Sucre, donde gobierna una de las manos derechas de Capriles, el alcalde Carlos Ocariz, quien fue además su jefe de campaña en las pasadas elecciones de abril contra Maduro.

Otro de los candidatos que ahora impulsó el chavismo para la alcaldía de Maracaibo es Miguel Ángel Pérez Pirela, que está hoy en manos de la esposa de Manuel Rosales, ex candidato presidencial de la oposición en 2006 y exiliado en el Perú, Eveling Trejo de Rosales. Pérez es el presentador de televisión de uno de los programas del canal del estado llamado “Cayendo y Corriendo”, en el que con un tono de superioridad intelectual, ataca y comenta con sarcasmo a la oposición venezolana y a los medios de comunicación críticos del gobierno. Pérez Pirela, filósofo de formación, es autor de varios libros y director de un portal web en Venezuela llamado La Iguana.

La semana pasada, el presidente Maduro hizo un programa especial sobre seguridad en Maracaibo y en la frontera, y sentó a Pérez al lado del gobernador de Zulia y del Ministro de Interior y Justicia. Maduro le dijo al país que Pérez ya se estaba enterando de todos los asuntos como el próximo alcalde de Maracaibo.

El chavismo también escogió a otra figura mediática para la alcaldía metropolitana de Caracas. El mismo ministro de Información, Ernesto Villegas, quien daba todos los partes sobre la enfermedad de Chávez el año pasado, y quien durante la pasada campaña de Maduro y tras la crisis post electoral, fue tildado por la oposición como el “Goebbels” nacional, haciendo alusión al legendario jefe de propaganda nazi, será el candidato que enfrente al actual alcalde opositor, Antonio Ledezma.

Ledezma es un viejo zorro de la política tradicional partidista opositora. Ha sido alcalde varias veces, gobernador y diputado. Villegas, en cambio, es un novato aspirando a cargos de elección popular. Fue periodista de política en el diario El Universal. Tras el golpe a Chávez, se vinculó más a fondo al chavismo, conduciendo programas de entrevistas en el canal del Estado y como director de uno de los diarios que hacen parte de la red de medios públicos, Ciudad Caracas.

La política como espectáculo

Este viernes fue la fecha límite para inscribir los candidatos que compitan por las 335 alcaldías, el 75 por ciento de ellas en manos del partido de gobierno, PSUV. También serán elegidos ese día concejales distritales y municipales, que llevan años extra en el cargo, ya que el gobierno no convocó a elecciones cuando se les venció el periodo. Aunque los venezolanos no participan tan activamente en estas elecciones como en las nacionales, desde ya se vislumbra una campaña dura y un recalentamiento de la pelea entre oposición y chavismo.

Habrá que ver si la estrategia chavista de lanzar caras conocidas en la pantalla pero sin experiencia en gestión pública resulta. Si bien este grupo de artistas y periodistas puede ser una estrategia para renovar las filas y acercar nuevamente al chavismo 'light', puede terminar alejando a esos chavistas de barrio, líderes comunales que han estado haciendo carrera y trabajo comunitario desde hace años y critican la elección “a dedo” de estos personajes reconocidos por las cámaras, pero lejanos a las masas. La oposición ha criticado precisamente el método de elección de estos candidatos, calificándolo de arbitrario y antidemocrático y ha sacado pecho porque ellos lo hicieron vía consulta previa popular o por consensos entre los partidos.

Dentro de la izquierda venezolana también ha habido críticas. Nickmar Evans, columnista y analista político lo advirtió así en su columna en el portal web Aporrea: “Chávez llegó a utilizar la cooptación, el show y la farándula como recursos para acompañarse, pero jamás como centro de atención de su estrategia”.

La estrategia de acercar el chavismo a la farándula fue empleada precisamente por el propio Nicolás Maduro en campaña, con resultados cuestionables, pues el chavismo perdió importantes votos en las pasadas elecciones. Una de las artífices de la vinculación de un grupo de artistas al chavismo fue la propia hija de Hugo Chávez, Maria Gabriela, considerada también una celebridad entre los venezolanos seguidores del comandante.

“A Nicolás Maduro solo le faltó ponerse un sombrero con frutas en la cabeza y bailar a lo Carmen Miranda en campaña”, dice un exasesor de comunicaciones del chavismo. Asegura que la idea de trivializar la campaña fue de los asesores de marketing político actuales, al parecer franceses, que se tomaron en serio la idea de que Venezuela era una república bananera donde lo que prima es el espectáculo político.

Lo cierto es que en Venezuela el “show” político parece ser a ratos lo más importante. El desprestigio y la  pérdida de protagonismo de los partidos hizo que la política en Venezuela pasara cada vez más por los medios de comunicación, de ahí la necesidad de controlarlos para quien está en el poder, y la angustia de no perder espacios para quien intenta disputarlo. Esto lo entendía muy bien Chávez, el “mejor comunicador” de la historia para los chavistas. No sólo tuvo éxito con su programa Aló Presidente sino que sus discursos y puestas en escena eran vistas tanto por opositores como chavistas.

Y aunque él ya no esté, los “lanzamientos” de las candidaturas, los actos de campañas y las “marchas” volverán a ocupar el lugar central en el escenario mediático desde ahora hasta diciembre, como se ha vuelto tradición en la política nacional.

De ahí que no sea tan descabellado poner personajes mediáticos a competir en la arena política. Pero en el centro del escenario no estarán solamente los artistas. Según Luis Vicente León, director de la firma encuestadora Datanálisis, las campañas locales les servirán a Maduro y a Capriles para reconectarse con sus seguidores nuevamente. Los resultados electorales dirán cuál estrategia, la de artistas inexpertos o la de políticos de profesión, resultó más taquillera en la novela política que vive Venezuela.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×