Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/24/2013 12:00:00 AM

La fiscal Zamora muestra sus cartas

Martha Lucía Zamora recusó a los magistrados de la Judicatura que llevan un proceso en su contra.

El infierno que vive la coordinadora de fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia, Martha Lucía Zamora, por el proceso que le abrió el Consejo Superior de la Judicatura respecto del caso de Sigifredo López, parece tener un respiro momentáneo.

El domingo su jefe, el fiscal general, Eduardo Montealegre, salió a defender a ‘capa y espada’ su gestión y anunció que investigará al presidente de la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara, el legislador Constantino Rodríguez, por presunto prevaricato.

Esa célula del Congreso abrió investigación a los magistrados -que hoy procesan a Zamora- y que de manera sorpresiva terminó archivada por el caso del ‘carrusel de pensiones’ en la rama Judicial. La fiscal es clave en la investigación de dicho ‘carrusel’.

A 24 horas de su primer cara a cara con la justicia, por las decisiones tomadas en la investigación contra el exdiputado del Valle, Sigifredo López, Zamora puso sobre la mesa las cartas que jugará para evitar a toda costa una sanción por parte del Consejo Superior de la Judicatura.

Semana.com tiene en su poder un escrito de 27 páginas, elaborado por la fiscal en donde recusa a los magistrados Henry Villarraga, Julia Emma Garzón y Angelino Lizcano. Allí ella señala que ellos no pueden ser sus jueces, a sabiendas que ella adelanta la investigación en el tema del ‘carrusel’.

Igualmente Martha Lucía Zamora en la actualidad, lleva el proceso contra la secretaria General de la Judicatura, Yira Lucía Olarte, por ser presuntamente el ‘cerebro’ de aquellas irregularidades.

En el escrito quedan plasmadas también las posibles inconsistencias por parte del magistrado Henry Villarraga, ponente del proceso que inició el pasado primero de abril y en el que ella misma solicitó ser investigada.

Durante el trámite de las pruebas, Zamora manifiesta que se practicaron todas las pruebas que ella solicitó de oficio. Sin embargo, detalla que “sobre mi petición de versión libre el magistrado Villarraga guardó silencio absoluto, al igual que el magistrado sustanciador evito pronunciarse respecto al tema”.

Igualmente deja en claro que a la luz de la ley y la jurisprudencia internacional “la imparcialidad objetiva exige que los asuntos sometidos al juzgador le sean ajenos, de manera tal que no tenga interés de ninguna clase ni directo ni indirecto”.

Para la fiscal, existen presuntas irregularidades en su proceso en donde señala que existe “un aberrante cruce de intereses el cual no puede garantizar ninguna imparcialidad judicial por parte de la Corporación”.

Mediante pullas, Zamora asegura que hay un esfuerzo extraño por acelerar el proceso, “el afán de convocar a un juicio disciplinario verbal, paralelo a la sustentación de la acusación en el juicio penal por corrupción de que se habló, revela el interés entorpecedor que busca enervar mi actividad acusadora, lo que revela el interés directo del magistrado conductor en las resultas del proceso disciplinario”.

Esta solicitud fue puesta de presente ante los magistrados de la Judicatura, solicitando que se suspenda la actuación disciplinaria en su contra mientras se designa un nuevo juez para que la investigue.

Martha Lucía Zamora, le dice expresamente al magistrado Villarraga que existe “un perverso cruce de intereses, que se presenta a partir del momento en que usted decidió investigarme, dan cuenta de una grave anomalía en la justicia, que quiebra de manera flagrante y manifiesta en principio de imparcialidad judicial que debe presidir su actuación”.

En manos del Consejo Superior de la Judicatura queda la decisión de hacer un alto en el camino o de continuar adelante con la que Zamora llama “persecución” en su contra. Será cuando los magistrados muestren sus cartas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.