Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/31/2017 8:02:00 PM

¿Por qué van a juicio tres fichas claves de Odebrecht?

La Fiscalía presentó su escrito de acusación contra el exsenador Otto Bula, el ex viceministro Gabriel García y Enrique Ghisays. Comienza la fase clave de la negociación de cada uno de ellos con la justicia.

En el momento en que la investigación de Odebrecht cumple tres meses en la justicia, la Fiscalía radicó los escritos de acusación para llamar a juicio a tres del las fichas claves del escándalo por los sobornos de Odebrecht en Colombia.

Antes de que se revelen las declaraciones de los directivos de la constructora en Brasil, cuya reserva se levanta el primero de julio, el ente acusador procedió a radicar los escritos de acusación.

En el caso del exsenador Otto Nicolás Bula Bula la Fiscalía insistió en llevarlo a juicio por cohecho por dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito. Bula fue capturado porque habría recibido un soborno por US$ 4,6 millones para beneficiar a la constructora en la adjudicación de la ruta Ocaña – Gamarra.

Le recomendamos: Así blanqueó Enrique Ghisays los sobornos de Odebrecht

Según la hipótesis inicial de la Fiscalía, el contrato habría sido firmado el 5 de agosto del 2013 con el fin de pagarle supuestamente honorarios por resultados o cuota de éxito. Sin embargo, este caso dio un giro sustancial cuando Bula reveló, soportado en evidencia, que el contrato del 2013 era “simulado”, y que en realidad obedecía a un documento firmado en el 2016.

Aseguró que esta jugada obedeció a un intento de la constructora para justificar gastos de los que no tenía soporte. Bula no aceptó cargos, sin embargo, viene intentando negociar con la justicia.

Durante la imputación, la Fiscalía aseguró que Bula hizo lobby en las Cámaras Tercera, Cuarta y Sexta del senado para que ejercieran presión sobre las personas de las que dependían que se hicieran cambios al contrato de la vía Gamarra-Ocaña. Indicó que habría utilizado ese dinero para contratar a funcionarios para cumplir su objetivo.

También se habría encargado de visitar funcionarios encargados de hacer dos adiciones, la 3 y 6 dentro de la fase dos de Ruta del Sol, con el fin de lograr incluir algunas cláusulas especiales, como aumentar el número de peajes y aumentar el valor de los ya existentes.

La Fiscalía acusó al ex viceministro Gabriel García Morales por los delitos de cohecho impropio, enriquecimiento ilícito e interés indebido en la celebración de contratos.

El exfuncionario fue el primero en aceptar que recibió sobornos por 6,5 millones de dólares para beneficiar al consorcio constructor de Ruta del Sol SAS (conformado por Odebrecht, Episol, filial de Corficolombiana, y CSS de lngeniero Carlos Solarte) con la adjudicación del Ruta del Sol tramo dos.

El dinero fue recibido a través de una confección financiera sofisticada que implicó el uso de la firma panameña Lurion Trading, cuyo representante es Enrique Ghisays Manzur y su hermano Eduardo Ghisays Assad. La empresa habría sido creada con el único fin de recibir los pagos de la empresa brasileña, por lo que Ghisays, también acusado por la Fiscalía, aceptó cargos por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Puede leer: Los líos de Otto Bula por despojo de tierras

Según la Fiscalía, los hermanos Ghisays, "Tushio" (como se hacía llamar Luiz Eduardo Larocha, quien era el encargado de realizar los pagos de Odebrecht en sobornos) y representantes de la banca privada de Andorra decidieron abrir la cuenta bancaria a través de la cual se realizaron las consignaciones para blanquear las coimas.

Por la gestión, Ghisays cobró US$750.000 dólares, que se pagaron a través de Bancolombia. Aún se desconoce qué destino tuvieron US$2,3 millones, ya que como lo anota el mismo Ghisays, un millón de dólares fue a parar a la banca de inversión y se perdieron, al igual que us$1,3 millones fueron gastos varios de los que no se tienen soporte.

Uno de los sofisticados movimientos financieros que detectó la Fiscalía para diluir el rastro de dinero fue abrir una cuenta en el banco UBS de Miami. Allí hizo amistad con Jorge Benítez, un empleado, que fue contratado posteriormente en el banco Wells Fargo, donde Ghisays abrió tres cuentas desde donde se hacían inversiones en múltiples sociedades.

Le recomendamos: Odebrecht: Imputarán cargos a Juan Sebastián Correa, asesor de la ANI

Entre los giros que la Fiscalía detectó que se hicieron a través de Lurion Trading está el pago por más de dos millones de dólares a Pacific Infrastucture INC., cuyo presidente es el ex viceministro de Transporte Juan Ricardo Noero. Al conocerse el origen ilegal de estos recursos, el exfuncionario denunció las inversiones y rindió indagatorio ante la Fiscalía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.