Lunes, 1 de septiembre de 2014

José Crisanto Gómez Archivo SEMANA

| 2013/04/25 00:00

La Fiscalía no le cree a José Crisanto

Para la entidad, hay pruebas suficientes que lo comprometen con el secuestro del hijo de Clara Rojas.

Distintas opiniones dividen al país a la hora de señalar si José Crisanto Gómez es culpable o no del secuestro del hijo de Clara Rojas. Aunque él asegura ser un campesino víctima de las circunstancias, lo cierto es que hoy en su contra tiene una condena que lo llevaría a pasar prácticamente hasta el fin de sus días tras las rejas.
 
En entrevista con Semana.com, una vez conoció el fallo de 33 años de prisión, emitido por el Tribunal Superior de Villavicencio, por los delitos de secuestro extorsivo, fraude procesal y falso testimonio, Gómez dijo que es inocente y que ha sabido lo que es el hambre al lado de sus hijos, mientras huye de las FARC. Además, reiteró que no tiene con qué defenderse para evitar la cárcel.
 
“La noticia me cae como un baldado de agua fría. Mi situación es precaria, he aguantado hambre con mis siete hijos y no tengo cómo pagar mi defensa. Tendré que pedir limosna para contratar un abogado con experiencia que me ayude”, dijo.
 
Pero a la Fiscalía no le convencen las palabras de José Crisanto, pues fue la entidad la que apeló la sentencia en la que se absolvió a Gómez. De la decisión del organismo fiscalizador nació la condena.
 
La directora de la Unidad Antisecuestro de la Fiscalía, Mary Patricia Conejo, aseguró este jueves que existen pruebas documentales y testimoniales suficientes que comprometen a José Crisanto.
 
Conejo dijo que las evidencias con las que cuentan y que prueban los nexos de Gómez con las FARC, fueron las que fundamentaron la decisión de la entidad.
 
“Lo que sí les puedo concretar es que es de las FARC y que las pruebas lo vincularon con esta organización criminal y por eso fue condenado”, aseguró.
 
La funcionaria desmintió a José Crisanto al asegurar que no fue él por su cuenta el que llevó al niño en delicado estado de salud al hospital de San José del Guaviare, sino que unos vecinos se encargaron de denunciar las condiciones del pequeño y fue ahí donde el Instituto de Bienestar Familiar entró a proceder.
 
Por ahora, al campesino le queda una última instancia ante la Corte Suprema de Justicia. Mientras se toma la última decisión, Gómez continuará en libertad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×