Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/11/2016 7:31:00 PM

Las intimidaciones contra el periodista que denunció los hornos crematorios de las AUC

La organización Reporteros Sin Fronteras y la FLIP denunciaron que, por irregularidades en el esquema de seguridad, el comunicador Javier Osuna está siendo víctima de “actos de intimidación”. La UNP responde.

Javier Osuna es el periodista que revivió uno de los capítulos más difíciles y aterradores del conflicto armado en el país: las incineraciones de personas que hacían los paramilitares en hornos crematorios.

El investigador, en su libro ‘Me hablarás del fuego, los hornos de la infamia’, tomó las cenizas de algunas víctimas incineradas por las AUC en Norte de Santander y reconstruyó sus historias

Ahora, parece que su investigación sobre este macabro episodio le está pasando la cuenta de cobro. La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) manifestaron, este miércoles, preocupación por “actos de intimidación” contra Osuna.

De acuerdo con RFS, en los últimos cinco meses el periodista ha sido víctima de robo de información e irrupción en su oficina, interceptaciones telefónicas y de amenazas proferidas por hombres que –según la ONG- circulaban en motocicleta cuando él se desplazaba en su carro.

"Ante estos hechos, surgen dudas respecto a la eficacia y, sobre todo, la integridad de este mecanismo nacional de protección", indicó el organismo. Y agregó que son muy preocupantes las irregularidades constatadas, entre otras, “en la designación del personal a su servicio”.

El caso de Osuna, según la RSF, ilustra las enormes dificultades de los periodistas colombianos para investigar temas delicados y el grado de corrupción que padece el país. Y es que, según la Flip, el periodista ha sido víctima del robo de una USB y del celular que la Unidad Nacional de Protección (UNP) le asignó para su protección, y el forzamiento de las chapas de sus oficinas.

Osuna manifestó a estas organizaciones que intentó cambiar de escolta y propuso a otra persona para su protección, además de pedir discreción a la UNP frente a esa solicitud.

Sin embargo, según las ONG, el escolta de Osuna tuvo conocimiento de la petición e, incluso, de la respuesta negativa que dio la Unidad, que consideró que la persona propuesta por el periodista no cumplía con los requisitos. Es por esto que denuncian irregularidades en el mecanismo de protección.

Semana.com se comunicó con Diego Mora, director de la UNP, para conocer su versión sobre estas preocupantes alertas. “Primero, se me hace injusto es que se diga que el programa no sirve, solo por un caso en particular, cuando nosotros protegemos a 135 periodistas y muchos han reconocido nuestro trabajo”, manifestó.

Según Mora, la Unidad Nacional de Protección “no coloca, ni modifica ni retira” esquemas de protección por decisión propia. Para eso, dijo, hay estudios de riesgos realizados por comités interdisciplinarios que están compuestos por delegados de varias entidades del Estado, y es allí donde se toman las decisiones.

“Hay un Comité de Evaluación de Riesgo y Recomendación de Medidas exclusivo para periodistas que estudia estos casos. (…) Él puede solicitar la revisión de su caso, y tiene todas las garantías. Por ahora miraré su expediente y revisare qué pasa con su caso”, dijo.

Mientras esto ocurre, las organizaciones recordaron que Colombia ocupa el puesto 134 de 180 de su última clasificación mundial de la libertad de prensa. “Las autoridades colombianas tienen la responsabilidad de proteger a Osuna y deben, con urgencia, reformar los mecanismos de la UNP y reforzar su transparencia”, manifestó RSF.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.