Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/11/18 00:00

La fuerza ‘para-pública’

El computador de 'Jorge 40' revela un hecho insólito: los 'paras' lograron poner a la Fuerza Pública a trabajar en equipo con las AUC.

Miembros del Ejército, la Policía, el DAS y hasta funcionarios de la Fiscalía 'trabajaban' para los paramilitares de 'Jorge 40' en Barranquilla y otros municipios del Atlántico

Durante las últimas semanas toda la atención de la opinión pública se ha centrado en los vínculos entre congresistas de la Costa Atlántica y los paramilitares. No es para menos. Sin embargo, ese matrimonio nefasto no fue la única unión criminal que se gestó con los paras en el norte del país. Algo igual, o incluso más grave, ocurrió con los miembros de la Fuerza Pública, los organismos de inteligencia y autoridades judiciales.

El que los grupos paramilitares tengan relaciones 'amistosas' con algunos miembros de la Fuerza Pública no es nuevo en el país. Sin embargo, lo que resulta revelador y escabroso es ver qué tan cercanos y cómo funciona esa alianza en la Costa. Y eso es algo que está documentado con lujo de detalles en el llamado 'computador de Jorge 40', que fue revelado hace dos meses por SEMANA.

Decenas de grabaciones, correos electrónicos, pagos de nóminas y relación de homicidios ejecutados hacen parte del material que estaba en el computador, memorias USB, CD y agendas que fueron incautadas por la Fiscalía en marzo pasado a Édgar Ignacio Fierro, alias 'Don Antonio', el hombre de confianza del jefe del bloque norte, 'Jorge 40'. La información contenida abarca un período que va desde enero de 2004 hasta finales de febrero de 2006 y es extremadamente detallada.

En Barranquilla y Soledad, principalmente, la nómina mensual por sobornos pagados por los paramilitares a policías y miembros del Ejército estaba entre 32 y 40 millones de pesos. "Policía Soledad 700.000", "teléfono coordinación B2 (inteligencia Ejército) 200.000, "Gaula Ejercol (Ejército) 250.000". SEMANA se abstiene de publicar los nombres de los uniformados por ser una investigación en desarrollo.

Lo más escalofriante es descubrir que los miembros de las autodefensas consiguieron hacer con las autoridades en la Costa lo que el propio Estado no ha conseguido: ponerlas a trabajar juntas y coordinadas. El modus operandi entre fuerzas de la ley y paras era tan simple como efectivo y macabro. Algo que ha quedado en evidencia en la investigación que adelanta la Fiscalía.

Los paramilitares acudían a sus contactos en el DAS con una lista de nombres de personas que, según ellos, eran colaboradores de la guerrilla y debía ser asesinados. Con el nombre de la víctima, los funcionarios de la entidad les entregaban nuevamente a los paras todos los datos posibles: dirección, teléfonos, descripción física, detalles y ubicación de familiares, etc. Una vez los paramilitares tenían esa información, acudían a sus 'amigos' en la Policía para efectuar los crímenes. La colaboración de uniformados de esa institución es mencionada por los propios paramilitares en lo que ellos denominaban "informes de operaciones". En esos informes le cuentan a 'Jorge 40' a quién dieron de baja y en qué lugar. Al final hacen anotaciones en donde dicen que para los asesinatos "se contó con colaboración de miembros de Sijín o Sipol".

Pero si bien algunos policías ejercían labores de sicariato para las autodefensas, otros miembros del Ejército también hacían las mismas actividades, aunque, de acuerdo con los propios documentos de los paras, la principal ayuda que recibían era la de alertarlos sobre operaciones que la Fuerza Pública en contra de las autodefensas. "Los señores del B2 de la Brigada llaman a cualquier hora", dice uno de los chat entre 'Don Antonio' y alias 'Rafael' a quien le cuenta que el Ejército les "colabora". Otra de las 'funciones' que está documentada por parte de algunos miembros de Ejército y Policía era la de servir de 'cobradores de cuentas', especialmente en deudas relacionadas con negocios de narcotráfico.

La investigación de la Fiscalía avanza rápidamente. Sólo es cuestión de tiempo para que, al igual que está ocurriendo con los congresistas, se empiece a conocer de una vez por todas quiénes eran los 'amigos' de los paras en las fuerzas del Estado en la Costa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.