Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/7/2015 10:00:00 PM

La fuerza política de Ñoño Elías y Musa Besaile

La coalición de Ñoño Elías y Musa Besaile convirtió la Gobernación de Córdoba en otro de los botines más preciados de las elecciones de octubre.

Córdoba es una región de caciques políticos. En las elecciones de 2014 su bancada llegó a siete senadores, una de las proporciones más altas en relación con su población. Dos congresistas cordobeses, Musa Besaile y Bernardo Elías son, después del senador Jorge Robledo, los más votados del país. Con casi 300.000 votos entre los dos, los llamados ‘Ñoños’ constituyeron una pieza vital en la victoria de Santos en la costa Caribe. Por el peso político de sus dirigentes y el monto de las inversiones que canalizan a su región, Córdoba se ha convertido en un atractivo campo de batalla para las elecciones de octubre.

Aunque al principio fueron enemigos políticos en Sahagún, Elías y Besaile decidieron al final del año pasado unirse para buscar la Gobernación con la candidatura de Edwin Besaile, hermano de Musa. Con esa decisión la coalición de los Ñoños abrió una tronera en las filas de La U, fuerza mayoritaria en Córdoba que hoy controla el Palacio de Naín. El actual mandatario regional, Alejandro Lyons, aliado de Musa y cuñado de Elías, rompió con los dos caciques al apoyar la aspiración del senador Martín Morales con su prima Sara Piedrahíta Lyons a la Cámara. La alianza Morales-Lyons, a la que se sumó la senadora conservadora Yamina Pestana, lanzó también aspirante propio a la Gobernación: el exsecretario Carlos Gómez.
     
Esta división de La U entre los Noños y el gobernador Lyons no solo ha revuelto la política cordobesa sino también ha acelerado los tiempos de la campaña. “Esto está  muy apresurado. Normalmente en mayo se definían las coaliciones”, le dijo un dirigente político de la región a SEMANA. Ante las batallas que libran estos bloques para buscar aliados, las demás fuerzas del departamento optaron al principio por quedarse quietas. Pero el viernes pasado los conservadores del grupo de la senadora Nora García Burgos anunciaron que apoyan a Gómez, el candidato del gobernador Lyons.

Uno de los que quiere aprovechar el río revuelto es el senador Álvaro Uribe, quien en una visita a Sahagún se reunió con los Ñoños. El expresidente tiene una carta para la Alcaldía de Montería, Carlos Ordosgoitia, hijo del exdirector del Inco,  Luis Carlos Ordosgoitia, y buscaría el apoyo de Musa y Elías para su candidato a cambio de que el uribismo apoye a Edwin Besaile. A diferencia de la pugna a nivel nacional entre los santistas y el Centro Democrático, en Córdoba todos conversan con todos.

Para la Alcaldía de Montería el favoritismo se concentra en los conservadores burguistas. La aspiración del exalcalde Marcos Daniel Pineda, hijo de la senadora García, arranca fuerte tanto por la buena recordación de su gestión como por la alta favorabilidad de su sucesor, el actual alcalde Carlos Correa.  Además contará con el respaldo de los senadores Morales y Pestana. En recientes reuniones en Montería y en Bogotá los senadores de La U han empezado a impulsar el nombre del dirigente deportivo Salim  Ghisays, hijo de Pedro Ghisays, empresario del chance.

La política cordobesa para las elecciones regionales de octubre hoy fluye más que una creciente del río Sinú. Conversaciones entre los dos bloques en los que está partida La U podrían generar una alianza entre los Ñoños y el gobernador Lyons, bajo una posible fórmula de Edwin Besaile a la Gobernación y Ghisays a la Alcaldía. Por ahora, no hay nada confirmado. Sin embargo, con tantos barones electorales moviendo sus fichas en el mismo departamento, la campaña por Córdoba será todo menos aburrida. Teniendo en cuenta el peso que tuvieron Bernardo Elías y Musa Besaile en los comicios del año pasado, el resultado de octubre también repercutirá en la batalla por el Caribe en las presidenciales de 2018.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.