Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/08/20 00:00

La ‘Gata’ perdió el juego del chance en Sucre

Tras días de espera, finalmente la Gobernación decidió dar marcha atrás en el proceso.

Foto: SEMANA.

La suerte no cambió esta semana para la empresaria del chance Enilse López, la ‘Gata’, quien en esta ocasión no pudo quedarse con la licitación del juego del chance en el departamento de Sucre, lo que se constituiría en el preludio del fin de su imperio.

El pasado miércoles, la condena en contra de López por la muerte de un vigilante fue confirmada por la Corte Suprema de Justicia, cuando la ‘Gata’ buscaba en proceso de casación librarse de una condena de 37,5 años de cárcel.

Adicionalmente, el alto tribunal le solicitó a Medicina Legal realizar un nuevo examen médico a Enilse con el fin de verificar si cumple las condiciones para seguir disfrutando del beneficio de detención domiciliaria que cumple en sus viviendas de Barranquilla, Cartagena o Magangué, a causa de problemas de salud.

Según publicó SEMANA este domingo, las personas que han visto a López dicen que está muy enferma. Por un tiempo se alimentaba con sondas. Un grupo de cardiólogos, internistas y neumólogos le diagnosticó trastornos hepáticos y cardíacos, sus órganos vitales no funcionan bien y su estado de ánimo es el de una depresión severa.

Por eso esta noticia no pudo llegar en peor momento. La administración del gobernador sucreño, Julio César Guerra Tulena, decidió este martes revocar la licitación del chance departamental, tras las numerosas observaciones de la Secretaría de Transparencia y la Procuraduría.

Rafael Merchán, secretario de Transparencia, había alertado desde julio pasado de que Aposucre, firma de propiedad de la ‘Gata’ y única proponente en la licitación, no cumplía la totalidad de los requisitos para ganar el proceso. Este, pese a todo, estaría direccionado a que solamente esa casa de apuestas pudiera cumplirlos, según concepto del Ministerio Público.

En la resolución del departamento, que revoca la apertura de la licitación, se reconoce que el requisito de haber operado el juego de chance durante 15 de los últimos 20 años en Sucre, además de haber hecho las correspondientes transferencias al sector salud eran “imposibles “ de cumplir por cualquier otro oferente que no fuera Aposucre.

Otra grave irregularidad es que el hijo de Enilse, Héctor Julio Alfonso López, aparece como accionista de la empresa, lo que a juicio de Merchán constituiría una inhabilidad, por lo que demandó la pérdida de investidura del congresista ante el Consejo de Estado. Adicionalmente, el monto de la licitación generaba un detrimento para Sucre de más de 80 millones de pesos.

Entre los puntos que más llaman la atención está la baja nota que recibió Aposucre de parte de Coljuegos (ente nacional que rige los juegos de suerte y azar), que por ley debe examinar su gestión. La casa de apuestas falló en dos de siete ítems analizados, lo que la inhabilitaría para participar en esta licitación.

Merchán señaló que “finalmente la Gobernación nos dio la razón. Hace semanas veníamos diciendo que ahí había gato encerrado. Y así como hicimos con Sucre, seguiremos poniéndoles la lupa a las nuevas concesiones en todo el país”.

La empresa departamental que administra el chance, Emcoazar, no ha definido –al menos en el papel- cuando abrirá el nuevo proceso, sobre el que estarán todas las miradas. Mientras tanto, la ‘Gata’ se aferra aún a lo que queda de su dominio, que cada vez amenaza más con la ruina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×