Lunes, 3 de agosto de 2015

| 2009/04/11 00:00

La 'guaca' de Millonarios

El cambio de uso que le dará Bogotá al lote de Los Millonarios, que disparará su valor, abre la polémica sobre una conciliación entre el club y Estupefacientes en 2005.

El presidente de Millos, Juan Carlos López, y el entonces ministro Sabas Pretelt, acordaron vender el lote de la sede deportiva y darle el 70 por ciento al equipo, a pesar de que la Nación era el dueño mayoritario del predio

Tras más de 20 años de no alzar un título profesional de fútbol, Millonarios está a punto quedarse con un gigantesco trofeo que podría sacar al equipo capitalino de su difícil situación económica. En las próximas semanas Bogotá expedirá el Plan Zonal del Norte, que busca reglamentar el uso del suelo en esta parte de la ciudad y proteger los humedales y zonas ambientales que aún quedan allí. Una vez expedido, en la finca Fontanar, sede deportiva del equipo, se podrá construir desde un complejo deportivo o de vivienda, hasta grandes oficinas y superficies comerciales.

Este cambio de norma disparará el valor del lote, ubicado en el kilómetro 15 de la autopista Norte, en la tierra es la más costosa del país, y el equipo le volverá a hacer honor a su nombre. De los 13.000 millones de pesos en que fue avaluado el año pasado, podría pasar a valer dos o tres veces más.

La decisión ya fue tomada por Planeación Distrital, y pone de relieve el polémico acuerdo que firmó la Dirección Nacional de Estupefacientes con el club, acuerdo que habría ido contra el interés de los colombianos y en beneficio de los socios de Millonarios. Por eso, algunos comentaristas han dicho que el equipo se encontró una 'guaca'.

Después de la muerte del narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, el 'Mexicano', quien se había apoderado del club, sus herederos decidieron en 1992 vender la sede deportiva a las empresas La Ramada y Condisur por 1.900 millones de pesos. Estas empresas también resultaron ser de la familia y pagaron 1.385 millones de pesos, para quedar debiendo el 30 por ciento restante. Esta plata no fue cancelada, porque la viuda y los descendientes fueron afectados con procesos de extinción de dominio. A pesar de esto, el lote fue escriturado y registrado a nombre de esas empresas.

En 1999 el Estado incautó el 27,5 por ciento de los derechos que el 'Mexicano' mantenía en el club y además tomó posesión de la finca Fontanar y de otros bienes, entre los que estaban La Ramada y Condisur. Finalmente, en 2003, el Estado extinguió el dominio de esos bienes a su favor. Con ello quedó como propietario del lote y de una parte del equipo.

Para no perder el valioso lote, las directivas de Millonarios interpusieron dos demandas en 2002. Una para que se declarara nula la venta, porque los compradores no cancelaron el 30 por ciento del precio. Y la segunda para que la justicia reconociera por prescripción adquisitiva la posesión continua que Millonarios ha mantenido sobre el inmueble desde 1972. Esta última acción fue fallada a favor del club en primera instancia en 2003.

Frente a este fallo, y para ayudar a superar la crisis económica del equipo, el entonces ministro del Interior, Sabas Pretelt, y el director encargado de Estupefacientes, Mario Iguarán, decidieron conciliar los pleitos con Millonarios. Acordaron vender el lote y darle el 70 por ciento del valor al equipo y el 30 por ciento restante a la Nación. Sin embargo Estupefacientes, desconociendo la conciliación, escrituró a su nombre la totalidad del terreno.

Tampoco es claro por qué al equipo, que  recibió el 70 por ciento de la venta, que a valores de hoy superaría los 6.000 millones de pesos, no se le obligó a devolver esa plata y por el contrario el gobierno renunció a defenderse en unos pleitos que en el largo plazo podían haberle sido favorables. Juan Carlos López, presidente del club, justificó la conciliación: "El acuerdo fue bueno para las partes, pues se quitaron un largo pleito y la incertidumbre. A pesar de esto, en el equipo me han criticado porque algunos consideran que nos debimos haber quedado con el ciento por ciento de la venta del lote", dice.

Lo cierto es que con el cambio de uso del suelo y el polémico acuerdo, que debe ser plenamente explicado a la opinión pública, ahora sí la escuadra albiazul será millonaria. Lo que muchos hinchas desean es que, si ello es así, el dinero quede en el club, que es un interés social de los capitalinos, y no en los patrimonios particulares de sus socios actuales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×