Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/09/07 20:00

La demanda que busca frenar a Oneida Pinto

En dos semanas el Consejo Nacional Electoral decidirá si la polémica candidata de Cambio Radical puede aspirar a la Gobernación de La Guajira.

Oneida Pinto se presentó ante el Consejo Nacional Electoral junto con su abogado Abelardo de la Espriella. Foto: Archivo Particular

Cuando faltan menos de dos meses para las elecciones y la campaña política va a todo vapor, en La Guajira la contienda pareció quedar en el limbo. La candidatura de la gran favorita y para muchos virtual gobernadora, Oneida Pinto, fue impugnada. Una presunta inhabilidad le impediría ser elegida para el cargo que aspira.

Este lunes, la ‘Princesa negra’ de La Guajira tuvo que hacer una pausa en sus tumultuosas correrías políticas por el departamento. Viajó a Bogotá para defenderse ante el Consejo Nacional Electoral y controvertir los argumentos de quienes señalan que su candidatura debe ser revocada.  

Para quienes impugnaron su candidatura, Pinto no puede aspirar a la Gobernación de La Guajira porque en las pasadas elecciones regionales, las del 2011, ella fue elegida alcaldesa del municipio de Albania, situación que la haría incompatible para ser gobernadora en caso de resultar electa.

El principal argumento de los demandantes es que el régimen de inhabilidades vigente para autoridades municipales es la imposibilidad de aspirar a un cargo de elección 12 meses después de haber terminado el período para el cual fue elegido.

Sin embargo, Pinto renunció a la Alcaldía de Albania el 21 de julio del 2014, día en que se expidió el decreto en el que la Gobernación aceptó la renuncia. Precisamente para no inhabilitarse. De esa forma cumplía con los 12 meses que la ley prohíbe para inscribirse como candidata.

El abogado Abelardo de la Espriella, defensor de Oneida Pinto, señaló que renunció dentro del tiempo establecido y que la sola renuncia puso fin a cualquier incompatibilidad o inhabilidad que pudiera tener por haber sido elegida alcaldesa en las elecciones del 2011.

De la Espriella señaló que así quedó consagrado en la Ley de partidos (1475 de 2011), que definió el capítulo de inhabilidades con el espíritu de evitar que los políticos utilizaran sus cargos como trampolín a más altas dignidades, y que se respetara a los electores que precisamente votaron para un periodo de cuatro años.  

Guardadas las proporciones, el caso de Oneida Pinto es como aquel que protagonizó en la década pasada Antanas Mockus, quien renunció a la Alcaldía de Bogotá para ser candidato presidencial.

A raíz de este y otros muchos casos en los que concejales duraban un año y luego se lanzaban al Congreso, como también pasó en su momento con Gilma Jiménez, fue que las nuevas normas definieron mayores inhabilidades. Una de ellas fue la de renunciar 12 meses y que ningún cargo podría ser compatible en el mismo período.

En diálogo con Semana.com, Pinto se mostró confiada en que el CNE falle en derecho y mantenga viva su candidatura. Asegura que obedece a una guerra sucia porque ella puede llegar a ser la primera mujer gobernadora del departamento.

Dice que no traicionó a sus electores en Albania, que la eligieron para cuatro años. Por el contrario, asegura que hasta el 2014 hizo aprobar todos los proyectos y fue por su gestión que “las fuerzas vivas del departamento me convencieron para prestar un servicio a La Guajira”.

La ‘Princesa de la Guajira’ fue la candidata que metió en problemas a la cúpula de Cambio Radical. Carlos Fernando Galán renunció a presidir la colectividad luego de que el secretario del partido y el senador Arturo Char le concedieran el aval a pesar de tener unas investigaciones preliminares en la Fiscalía y de haber tenido el respaldo del polémico exgobernador Kiko Gómez.

En la audiencia donde tuvo que defender su candidatura ningún dirigente de Cambio Radical la acompañó. Sólo asistió uno de los abogados del partido, pero en calidad de observador. Pareció estar sola. Sin embargo, Pinto dijo que estaba complacida con la presencia de su partido a través de uno de sus abogados.

Sobre su cercanía con 'Kiko' Gómez, Pinto reitera que son argumentos de guerra sucia contra su campaña, y recordó que si compartió tarima con él era porque pertenecían al mismo partido, Cambio Radical.

Pinto, quien para muchos es la virtual gobernadora de La Guajira, aún mantiene su candidatura en el limbo. El próximo 21 de septiembre el CNE determinará si la Princesa negra sigue en carrera a la Gobernación de su departamento. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.