Sábado, 30 de agosto de 2014

Andrea Arias era seis años mayor que su esposo Caleb Crew. Archivo particular

| 2013/08/13 00:00

La historia de Andrea, del amor a la tragedia

La colombiana asesinada en EE.UU. tuvo pocos novios en su juventud. Creía que Caleb Crew era el amor de su vida.

La historia de Andrea Arias, la colombiana asesinada en Estados Unidos, al parecer por su esposo, está marcada por un amor que floreció a kilómetros de su país, pero que terminó por costarle la vida, luego que decidiera viajar para buscar un mejor futuro y un espacio para desarrollarse como profesional.

Tras el esfuerzo hecho por su mamá para comprarle los tiquetes de avión y después de graduarse de Comercio Internacional en el 2005, la joven se separó de su familia, inicialmente lo haría por dos años gracias a un intercambio estudiantil que consiguió, pero terminó por hacer su vida en ese país.

Tiempo después, por medio de la religión cristiana conoció a Caleb Crew, un exmilitar estadounidense e hijo de los líderes de la iglesia a la cual asistía. “Fue amor a primera vista. Siempre la creímos feliz”, le contó a Semana.com, Jeimmy Arias, una de las hermanas de Andrea.

Jeimmy dijo que en el 2007 su hermana inició un noviazgo con el estadounidense, pero que no tenían idea que la diferencia de edad entre los dos era de varios años, puesto que él tiene 25 años y ella justo este lunes cumplía 31 años. Sin embargo, indicó que ese no era motivo para que su hermana perdiera la vida, ya que las agresiones no las dan los años, sino la forma de ser de las personas.

“Al año de estar de novios nació la primera niña, luego de eso se casaron, primero por lo civil y luego por la iglesia cristiana. Todo se veía normal. En el 2011 nos visitaron acá en Colombia, él parecía un hombre amable, no se notaba agresivo, aunque nos comunicamos muy poco porque el esposo de mi hermana no hablaba español”, dijo.

La hermana de la víctima indicó que Andrea las llamaba muy seguido para hablarles de sus hijas y contarles cómo iba todo, pero que nunca les manifestó los maltratos de los que al parecer era objeto, tal vez porque creía que Crew podía cambiar.

“Yo sé que lo amaba, que era su primer amor. Cuando estaba en Colombia le conocimos muy pocos novios, puesto que ella solo tenía tiempo para su estudio. Siempre se destacó por ser muy juiciosa y además hablaba perfectamente inglés”, aseguró.

Jeimmy indicó que pese a que ellos desconocían todo, las que sabían la realidad de los supuestos maltratos eran las amigas de la colombiana en Estados Unidos, quienes insistentemente le sugirieron que denunciara lo que estaba sucediendo, pero al parecer Andrea guardaba la esperanza de que su relación volviera a ser la soñada, pero cuando finalmente tomó la determinación de ponerlo en conocimiento de las autoridades, todo terminó en la tragedia ya conocida.

Fue asfixiada

Andrea según revelaron las autoridades forenses de Estados Unidos murió asfixiada por estrangulamiento, por lo que la conclusión de su necropsia es la de un homicidio. Fue justamente por ese cargo que su esposo fue imputado este lunes, luego que se encontrara el cadáver de la mujer flotando en las aguas del río Occoquan, al sur de Washington y con piedras en sus extremidades. Andrea estaba desaparecida desde el pasado 7 de agosto.

Jeimmy dijo que su voluntad ahora es viajar junto a sus hermanos y su mamá para traer el cuerpo sin vida de la joven a Colombia, mientras esperan que la justicia de Estados Unidos les dé la posibilidad de tener la custodia de sus sobrinas, una de cinco años de edad y la otra de cuatro meses de nacida.

“Sabemos que no es fácil que nos den el cuidado de las niñas, pero sería la mejor forma de tener algo de mi hermana. Mañana (martes) tenemos la cita con la embajada y lo más posible es que viajemos el jueves. También estamos adelantando todo para que una funeraria de allá se encargue de preparar el cuerpo”, dijo.

Aseguró que el dolor no es solo para su familia, puesto que comprende que no es fácil tener a un ser querido preso, por lo que han entendido la situación que también están viviendo los allegados de Caleb Crew.

“No entiendo cómo pudo actuar como lo hizo, pero esto no se trata de venganza, sino de justicia porque él es un peligro para la sociedad. Dios es el único que juzga”, concluyó.

Este lunes también se conoció por declaraciones de los vecinos de la pareja en diferentes medios de comunicación en el mundo, que la violencia domestica era frecuente, pero que jamás imaginaron que fuera tan grave como para que Andrea terminara muerta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×