Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/12/2012 12:00:00 AM

La historia que conmocionó a los paisas

¿Por qué el libro de un asesino de élite, escrito por el hijo de José Obdulio Gaviria y uno de sus mejores amigos, ha causado sensación en Medellín?

El libro Para matar a un amigo se volvió todo un fenómeno literario. Han pasado 12 semanas desde cuando salió el mercado y ha estado entre los diez más vendidos, aunque no es de una editorial peso pesado ni ha tenido mucha publicidad. En Antioquia, esta ha superado el promedio nacional. Muchos quieren leer la historia de Juan José Gaviria y Simón Ospina, pues se ha especulado que la mayor parte de la trama, que envuelve un macabro asesinato en el barrio El Poblado, es real. Por eso, mientras el portal Libros y Letras considera que es una novela negra “sencillamente extraordinaria”, un buen número de paisas siente que es un documento con una verdad escondida durante años.

¿Qué hay de real y qué hay de ficción en esta novela que tanto ha dado de qué hablar? Los autores, Juan José Gaviria y Simón Ospina, defienden su trabajo como novelistas. Agregan que la obra es ante todo literaria y que no están intentando destapar la historia de un crimen del pasado.

La trama es apasionante. Un joven miembro de las más emblemáticas familias de Medellín termina asesinando a su mejor amigo, a su mamá y al celador de la urbanización en un evento que pocos medios registraron. Según se dice en la novela, el joven autor de ese triple crimen pertenece a la familia Mejía (como se llaman en la ficción), una de las más prestigiosas de la ciudad. Los Mejía son “los fundadores del Medellín moderno”, una saga de genios de los negocios, de filántropos y emprendedores que moldearon el rostro más amable de la ciudad. ¿Cómo de esta familia “puede surgir un monstruo, un asesino de los peores”?, es lo que intenta develar el libro.

Durante las últimas semanas se ha debatido en algunos medios si ese asesinato sucedió en la vida real. “La novela se inspira en la realidad, como todas las novelas. Muchos personajes se parecen a personas reales, pero seguramente la verdad histórica es mucho más simple y aburrida”, responde Juan José Gaviria a esa controversia. El autor agrega que sí usaron los expedientes judiciales de cuatro homicidios cometidos por una misma persona, pero que eso no significa que la historia esté basada exclusivamente en la realidad. Cuentan que ese personaje les llamó la atención cuando una de las víctimas les contó que “tenían noticia de más de 150 asesinatos cometidos por él”.

Juan José y Simón buscaron meterse en la mente de ese personaje y el libro refleja esa intención. En sus páginas se encuentra una buena caracterización sicológica del protagonista, cuya identidad tiene intrigados a los paisas. En la novela este se llama Milicio. Ospina lo describe como “un asesino complejo que no tiene móviles claros o coherentes, no mata por ambición o codicia. Es más una suerte de megalómano, un enfermo mental”.

Todos estos elementos han hecho que Para matar a un amigo sea uno de los libros más comentados por los paisas en los últimos años. Cuando se pregunta en Medellín por los personajes del libro, la gente no duda en dar señales, direcciones, rasgos de quienes consideran hombres y mujeres reales y que pueden ser los verdaderos protagonistas de la historia de traición, elite y muerte que está leyendo la ciudad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.