Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2010 12:00:00 AM

La historia de la Fundación Causa Justa, la original

Mucho antes de que se creara la Fundación Causa Justa, que busca apoyar a los exfuncionarios del Gobierno de Álvaro Uribe que enfrentan procesos judiciales y disciplinarios, ya existía una en Medellín.

La Fundación Causa Justa no nació cuando un grupo de personas cercanas al expresidente Álvaro Uribe decidió unirse para defender a exfuncionarios de su Gobierno implicados en escándalos como las ‘chuzadas’, la ‘yidispolítica’ y el caso Agro Ingreso Seguro. La Fundación Causa Justa nació hace más de un año -julio de 2009- en Medellín.
 
Por eso, cuando Alexandra Zambrano, una de las fundadoras, escuchó el revuelo que estaba causando una Fundación que tenía como propósito buscar apoyo económico para los vinculados a procesos penales y disciplinarios, la sorpresa fue enorme. La Fundación de la que el país hablaba llevaba el mismo nombre de la suya, que nunca ha tenido nada que ver con el expresidente Uribe.

“Fue muy extraño ver cómo se estaba usando el nombre de nuestra Fundación para una defensa que está lejos de nuestros propósitos”, cuenta Alexandra, quien junto a Juan David Echeverri, su esposo, crearon Causa Justa para ayudar a las personas con pocos recursos que necesitaban asesoría y acompañamiento en procesos jurídicos y no tienen con qué pagar un abogado.

La idea, desde el principio, era aprovechar la formación en derecho de Alexandra para defender procesos, cuyas causas consideraban justas y no necesariamente de tipo penal. “Llevamos y asesoramos en lo civil, familia, administrativo, laboral, pero no penal, porque para eso está el Estado, que tiene la obligación de hacer presencia en esos casos a través de los defensores públicos”.
 
Un punto más para buscar la forma de que su nombre no les fuera usurpado. Entre otras cosas, el objetivo de los defensores de los exfuncionarios del gobierno de Uribe se basa, justamente, en procesos de tipo penal. Todo lo contrario a la Causa Justa de Medellín, la original.

Y aunque hace apenas unos días Rodrigo Noguera, rector de la Universidad Sergio Arboleda y uno de los promotores de la fundación recién creada, aseguró que estaban próximos a registrarla y que ya contaban con el beneplácito del expresidente Uribe para hacerlo. Parece que, por lo menos, el nombre lo tendrán que cambiar.

“No tienen más opción. Como decimos los abogados, ‘primero en el tiempo, primero en el derecho’, y nosotros fuimos los primeros en tener ese nombre y no lo pensamos abandonar”, dice Alexandra, quien espera que el anuncio de Noguera, de la posibilidad de cambiarlo, se haga realidad.

La original

La Fundación Causa Justa nació en Medellín, en 2009. Los recursos con los que arrancó el proyecto salieron del bolsillo de la pareja que decidió poner al servicio de los necesitados su formación en derecho. La línea de acción era clara desde el principio: no llevar casos de políticos, ni de personas que tuvieran con qué pagar un abogado, tampoco hacerlo con procesos penales.
 
“La gente se mueve por plata, así que hoy a más de un año de habernos constituido, continuamos siendo dos las personas que movemos a la Fundación. Los aportes son pocos, pero lo hemos hecho con entusiasmo, no ganamos nada, pero sabemos que ayudamos mucho, por eso que ahora nos confundan con una causa, que no me parece tan justa, es triste”, dice Alexandra.
 
Por eso espera que el hecho de tener NIT, matrícula comercial, personería jurídica y estar registrada ante la Gobernación de Antioquia, sea la garantía para que la Fundación Causa Justa, de Medellín, prevalezca sobra la Fundación Causa Justa del círculo más cercano del expresidente Álvaro Uribe.

La segunda

El exministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, aseguró hace apenas unos días a Caracol Radio que la Fundación que busca apoyar a exfuncionarios del Gobierno de Uribe ya ha ofrecido servicios jurídicos y asesorías, entre otros, a María del Pilar Hurtado, Mario Aranguren, Andrés Felipe Arias y otros exfuncionarios del Ministerio de Agricultura involucrados en el escándalo de Agro Ingreso Seguro.

Además, y en declaraciones a la misma cadena radial, el exsenador Enrique Gómez aseguró que militares en retiro como el general Alfonso Plazas también podrían beneficiarse de los recursos que logren con la Fundación.

Tanto Zuluaga como Gómez afirmaron que aunque no dudan de los jueces, fiscales y magistrados que llevan los procesos contra los exfuncionarios y militares, “un proceso justo comienza con una buena defensa”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.