Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/26/1988 12:00:00 AM

LA HORA DE LA HEROINA

Lo que faltaba. Después de la marihuana y la cocaína, Colombia entra al mercado del opio y las"drogas duras".

A hora sí se puede hablar de que en Colombia hay narcotraficantes. Aunque tradicionalmente se ha dado en llamar de esta manera a quienes trafican con estimulantes como la cocaina o el basuco, o a los negociantes de otras sustancias sicoactivas como la marihuana, por primera vez apareció una prueba inequivoca de que en el país existen traficantes de narcóticos en el sentido estricto de la palabra, con el hallazgo en el departamento del Tolima, de extensas plantaciones de amapola, base para la producción del opio, del que se extrae una de las llamadas drogas duras: la heroína, esa sí un narcótico.
En un operativo realizado el 22 de agosto por unidades de la Policía y del grupo antinarcóticos del F-2 de Ibagué, fue encontrada la más grande plantación de amapola de que se tenga registro en la historia colombiana. Eran alrededor de 450 matas sembradas en unas 27 hectáreas de la finca "La Mayoría" (también llamada "El Bosque"), en jurisdicción del municipio de Anzoátegui, en el Tolima. Ocho días antes habían sido halladas a pocos kilómetros de allí, en la finca "La Toscana", por lo menos 100 mil matas de papaver somniferum (nombre científico de la amapola) cultivadas en una extensión de unas 10 hectáreas. Todo esto dejó en claro a las autoridades que se está ante algo grande en materia de producción y tráfico de heroína.
Estos no son los primeros hallazgos. Hace algunos años, se habían encontrado algunos cultivos de amapola mezclados con marihuana, en los Llanos Orientales. Pero las proporciones de siembra y procesamiento de la plantación resultaron prácticamente irrisorios, como si se tratara más bien del capricho de solitario consumidor del propietario del predio.

LA ADORMIDERA
Esas maticas de amapola en los Llanos no tienen comparación alguna con los recientes hallazgos. Según una información extraoficial proveniente de los servicios antinarcóticos de la Policía, "según las averiguaciones que hemos hecho, sabemos que una buena parte de las zonas altas de la cordillera central, está llena de "adormidera" ", que es como se conoce también la planta de la amapola. Según las mismas fuentes, hace un par de meses fue encontrado en Ibagué un moderno laboratorio de procesamiento de opio, heroína, morfina y otros narcóticos derivados de esta planta, y se logró la captura de algunas personas, cuyas declaraciones han sido claves para la ubicación de las plantaciones por parte de las autoridades.
A estas informaciones suministradas por los detenidos, se sumaron otras aportadas por la agencia norteamericana antinarcóticos DEA. Todo indica que esta agencia tenia conocimiento sobre la existencia de una red de narcotraficantes colombianos, que se vino a menos en el negocio de la marihuana, y desde hace más de un año comenzó a sustituir sus cultivos por la amapola y se lanzó al mercado de la heroína. Los datos recolectados indican que este grupo de traficantes procesa la heroína en Ibagué y la envía a los Estados Unidos vía México. La mayor parte de los cultivos de esta red se encuentra en la zona montañosa ubicada entre las poblaciones de Aznoátegui y Alvarado. En menores dimensiones, se ha detectado también la presencia de cultivos de adormidera en las montañas caucanas. "Que nadie se extrañe- dijo una fuente de la Policía a SEMANA- si en los próximos meses siguen cayendo plantaciones y laboratorios de esta nueva industria ".

EL TOLIMA EN EL TRIANGULO
Hasta hoy el negocio de la heroína en el mundo ha sido dominado casi exclusivamente por los orientales. Birmania, Laos y Tailandia -el famoso "triángulo de oro"- son los países que han llevado la batuta en este renglón del mercado de narcóticos. Los paquistaníes, hindúes y nigerianos son quienes se han destacado como jefes de las organizaciones de distribución de heroína más grandes del mundo. Los laboratorios de mayor capacidad productiva se encuentran en la frontera entre Tailandia y Birmania, y en ellos -al igual que ha sucedido con la droga y la guerrilla en otras regiones del mundo- hay evidencia de participación de grupos rebeldes que utilizan este negocio para financiarse. Las rutas más importantes para el tráfico de este tipo de droga son las que pasan por la India y China, y la que llega a Estados Unidos via Europa y norte de Africa, aunque la que viene del sudeste asiático ha tomado mucha fuerza, via Japón, Hong Kong y Taiwan.
A pesar de que los Estados Unidos no es uno de los países de mayor consumo de heroína en el mundo debido a que el consumo se da mucho más en los propios países productores o distribuidores la diferencia de lo que sucede con la cocaína o la marihuana),la ciudad de Nueva York sí ha visto crecer en forma dramática su mercado en los últimos años. Esta ciudad es la puerta de entrada y el centro de distribución de la mayor parte de la heroína que se consume en Estados Unidos, y por esta razón sufre el mismo síndrome de los países productores. El año pasado se registraron 2.758 emergencias hospitalarias, casi el doble de las que se presentaron en Washington, Chicago y Baltimore sumadas, tres ciudades en donde el consumo de drogas en general es muy alto. En Nueva York, el negocio de la heroína que viene del "triángulo de oro" está en manos de una minoría étnica china, mientras que la droga que viene del occidente asiático, en la mayoría de los casos llega a través del correo en líneas comerciales y es manejada por la mafia irano-paquistani .
Pero en los últimos dos años, las organizaciones de narcotraficantes orientales han visto cómo se les ha crecido la competencia latinoamericana. Hasta 1985, la heroína que entraba a los Estados Unidos provenía en un 47% del sudeste asiático, la que venía del sudoeste asiático alcanzaba el 14%, y la que venía de México, 39%. Estos porcentajes han ido cambiando debido a que las variedades heroína "café" y heroina "negra" de procedencia mexicana, llamadas así por su alto grado de impureza, prácticamente se han apoderado del mercado norteamericano. A través de nuevas rutas, los narcotraficantes mexicanos se han introducido en ciudades como San Francisco, Los Angeles, Chicago y Detroit. Se estima que en México hay cerca de 7.300 hectáreas sembradas de amapola, y la producción pasó de 28.4 toneladas en 1985, a estar entre 45 y 55 en 1987, lo que se traduce en alrededor de 5 toneladas de heroína ya procesada.
Las organizaciones de cultivadores, procesadores y traficantes mexicanos de heroína se han incrementado debido al bajonazo que tuvo el mercado de la marihuana -no tanto por reducción del consumo en Estados Unidos, como por el hecho de que en ese país se siembra cada vez más- y es al parecer, en este mismo espacio creado por las nuevas circunstancias, en donde han florecido algunos traficantes colombianos, quienes en estos momentos estarían sembrando y procesando para la mafia mexicana de la heroína.
El mercado norteamericano, de 490 mil adictos que pagan entre 40 y 90 centavos de dólar por miligramo, ha hecho pensar a mexicanos y colombianos que bien vale la pena disputar el negocio a las mafias orientales, teniendo en cuenta además que las organizaciones delincuenciales latinas en Estados Unidos han demostrado ya en el pasado su capacidad de pelear y ganar un mercado ajeno. Mexicanos y colombianos cuentan además con una gran ventaja estratégica: sus centros de siembra y procesamiento están mucho más cerca del mercado norteamericano que los de los orientales, lo que puede implicar mejores precios. Ademas, se pueden aprovechar las rutas ya recorridas por la marihuana y la cocaína, que, a juzgar por el rotundo fracaso de las autoridades norteamericanas en controlarlas resultan de gran efectividad para los traficantes. Lo único que puede desalentar esta nueva industria ilegal es que, según expertos como Michael Tobin de la DEA, el mercado norteamericano está hoy en día saturado de heroína.
Pero esto último no alcanza a mitigar el terror que produce la posibilidad de que Colombia,sitiada y desestabilizada actualmente por los traficantes de cocaína, ingrese a la lista de grandes productores de heroína. No sólo porque en este negocio hay tanto o más volumen de dólares y tanta o más violencia que en el de la cocaína, sino porque la experiencia oriental demuestra que donde se produce la heroína, se consume, con lo cual al problema del tráfico se le sumaría en el país, el de los heroinómanos. Una plaga más para un país que no parece estar en condiciones de resistir las actuales.

PRODUCCION, CONSUMO Y
ERRADICACION DE OPIO EN 1987

PAIS PRODUCCION EN PRODUCCION EN CONSUMO EN ERRADICACION
HECTAREAS TONELADAS TONELADAS EN HECTAREAS BIRMANIA 108.180 1.230 300 16.280
INDIA _ _ 250 _
AFGANISTAN 18.500 800 40 NO SE
ERRADICA
LAOS 47.000 300 _ _
PAKISTAN 11.270 160 34 1.300
MEXICO 7.360 55 _ 2.200
TAILANDIA 6.900 45 25 1.600
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.