Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/01/08 00:00

LA HORA DE LA VERDAD

En enero la Fiscalía llamará a juicio a los principales implicados en el 8.000 y deberá absolver, en los documentos que sustenten la acusación, muchas preguntas sobre qué pasó, quién participó y quién supo.

LA HORA DE LA VERDAD

EL CONTEO REGRESIVO YA está en marcha. Una vez culmine la declaración del ex contador del cartel de Cali Guillermo Pallomari a los fiscales colombianos que han viajado a Estados Unidos para la diligencia, y se perfeccionen unas cuantas pruebas más, la Fiscalía General de la Nación estará lista para cerrar las investigaciones del proceso 8.000 y llamar a juicio a los implicados, en un proceso que de seguro mantendrá vivo por varios meses más el sonado caso.
Cuando se produzcan estas definiciones por parte de la Fiscalía, el ente acusador divulgará las resoluciones de acusación, que se van a convertir en documentos claves para que el público comprenda y valore el verdadero alcance de lo sucedido y para que se defina a ciencia cierta qué fueron capaces de probar los investigadores.
La Fiscalía deberá decir en dichos autos qué fue realmente lo que pasó en la campaña y, a partir de entonces, cada una de sus afirmaciones deberá estar sustentada jurídicamente. SEMANA anticipa los principales interrogantes que tendrán que quedar resueltos en esos documentos.
La Fiscalía cuenta ya con suficientes elementos de juicio para afirmar, sin riesgo de equivocarse, que una importante suma de dinero procedente de empresas del cartel de Cali sirvió para financiar la campaña de Ernesto Samper a la Presidendia. El principal interrogante a este respecto es exactamente cuánto dinero del cartel -y de otros narcotraficantes- fue a parar a las arcas de la campaña. Santiago Medina sostiene que la cifra ascendería a 5.000 millones de pesos, pero todo indica que Guillermo Pallomari podría aportar información que elevaría esa cantidad, al parecer, a entre 7.000 y 8.000 millones de pesos.
El siguiente interrogante es cómo y cuándo entró exactamente la plata. ¿Hubo contribuciones del cartel yo de otros narcotraficantes para la primera vuelta o sólo para la segunda? ¿Cuánto de ese dinero pasó por la tesorería central de la campaña y cuánto fue repartido, aparentemente por instrucciones de ésta, directamente a los dirigentes regionales del liberalismo?
Además de las grandes sumas de pesos en efectivo, ¿hubo contribuciones en dólares? ¿Fueron efectuadas esas contribuciones en Colombia o en el exterior? ¿Sirvieron las cuentas que según Medina manéjaba Fernando Botero en Nueva York para recaudar dinero del cartel que estaba en Estados Unidos?
¿Quién estaba al tanto de la operación? ¿Fue Santiago Medina el único funcionario de la campaña que tuvo contacto con el cartel y conocimiento del ingreso de los dineros? Aparte de él, ¿sabía Fernando Botero?, ¿sabía Juan Manuel Avella?, ¿sabía Ernesto Samper?, ¿sabía algún otro alto funcionario de la campaña?
¿Cómo llegó el dinero de Cali a Bogotá? ¿Quién lo trajo? ¿Es cierto que esa labor la hicieron Eduardo Mestre y Alberto Giraldo? ¿Alguien más? ¿Qué papel cumplieron otros dirigentes políticos vinculados al proceso 8.000 y mencionados como posibles colaboradores en la operación de financiación por el cartel de la campaña presidencial?
¿A qué corresponde la lista hallada en el allanamiento a Guillermo Pallomari, que incluye nombres de dirigentes políticos y cifras, a dinero o a camisetas?
El dinero procedente del cartel que ingresó a la campaña, ¿se utilizó todo en el proceso electoral? ¿Es cierto que hay dinero desaparecido? ¿Es verdad que hubo intermediarios del proceso de financiación y funcionarios de la campaña que se robaron una parte del dinero? ¿Quiénes fueron? Aparte del posible robo de dinero, ¿se presentaron casos de, triangulación en los cuales algunos contribuyentes legales de la campaña reciclaron dinero procedente del cartel o de otros personajes investigados por las autoridades judiciales?
¿Hubo una reunión en Madrid entre el entonces embajador de Colombia en España Ernesto Samper, y Eduardo Mestre y Alberto Giraldo como enviados del cartel, la misma en la cual, según Santiago Medina, se acordó lo que él llama en su indagatoria el Pacto de Recoletos? Si se realizó, ¿de qué hablaron?, ¿adquirió Samper algún compromiso?, ¿a cambio de qué?
¿A qué se refiere Alberto Giraldo en uno de los narcocasetes cuando le dice a Miguel Rodríguez que "el número uno se reunió con Eduardo. Le dijo: 'Haga lo que sea, que yo no sepa, pero haga lo que sea "? ¿Quién es 'el número uno'? ¿Se trata acaso del candidato y hoy Presidente Samper?.
¿Adquirió la campaña, en el curso de las conversaciones de Santiago Medina con los Rodríguez Orejuela, algún compromiso si Samper llegaba al gobierno? ¿A qué se refiere Alberto Giraldo en uno de los narcocasetes cuando le dice a Miguel Rodríguez que "lo fundamental aquí es que los cinco puntos se queden tranquilizados, definidos..."? ¿Eran esos cinco puntos compromisos de acción del futuro gobierno? ¿Se trataba de cinco nombramientos, como parece deducirse de otro aparte de los narcocasetes? Si son nombramientos, ¿de qué nombramientos se trata?
Cuando Santiago Medina comenzó a estudiar la posibilidad de destaparse ante la Fiscalía, ¿intentó el gobierno convencerlo de que no lo hiciera? ¿Constituyen estos intentos un proceso delictivo de encubrimiento? ¿Es verdad, como cuenta Medina, que el ministro del Interior Horacio Serpa trató de persuadirlo para que no se destapara ante la Fiscalía?
Al día siguiente de la ampliación de indagatoria en la que Santiago Medina admitió el ingreso del dinero del cartel a la campaña, Víctor Patiño Fómeque fue traído en un avión militar desde Palmira y se reunió con el anticuario en su celda. ¿Quién ordenó ese traslado? ¿Qué altos funcionarios del gobierno fueron consultados para autorizar ese traslado? ¿Quién organizó la entrevista de Patiño con Medina? ¿Buscaba esa entrevista persuadir a Medina para que se retractara? ¿Por qué Patiño Fómeque habría aceptado intermediar ante Medina para ayudar al gobierno?
¿Quién le entregó a Horacio Serpa el resumen de la indagatoria de Santiago Medina, preparado por la delegada de la Procuraduría que asistió a la diligencia? ¿A quién le entregó dicha delegada copia de la indagatoria? ¿Fue el propio procurador general Orlando Vásquez quien se la envió a Serpa? ¿O es verdad, por el contrario y como lo dijo Serpa en la rueda de prensa conjunta con Fernando Botero, el lunes siguiente a la indagatoria, que había recibido ese documento en forma anónima?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.