Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/2002 12:00:00 AM

La hora de la verdad

Tras tres años de gobierno del alcalde Germán Cardona los manizaleños tienen que elegir entre continuar su gestión o regresar el poder a los políticos tradicionales.

Queda una semana para las elecciones del nuevo alcalde de Manizales y cualquier cosa podría pasar. El próximo 24 de noviembre la capital de Caldas irá a las urnas a escoger el sucesor de Germán Cardona entre los dos candidatos más opcionados: el ingeniero Néstor Eugenio Ramírez y el médico Carlos Arturo Fehó Moncada. A pesar de la apatía que ha caracterizado el ambiente preelectoral los manizaleños se están jugando la continuidad de una de las gestiones locales más apoyadas del país.

Con un 80 por ciento de imagen positiva el actual burgomaestre, Germán Cardona, llegó a la Alcaldía enarbolando la bandera de los independientes. Se ha enfrentado y derrotado a los candidatos de la 'Coalición', el pacto político entre liberales y conservadores que ha controlado el poder en el departamento de Caldas por más de 20 años. El conservador Omar Yepes y el liberal Víctor Renán Barco son las cabezas sobresalientes de ese rezago del Frente Nacional.

Por tal razón los altos índices de aceptación del gobierno Cardona son un respaldo tácito al liderazgo independiente de la ciudad. Liderazgo que tiene en las elecciones del 24 de noviembre una dura prueba de fuego. El ingeniero Néstor Ramírez es la carta del alcalde Cardona y lidera las encuestas con un 29 por ciento, mientras que Carlos Arturo Fehó, el candidato de los 'yepobarquistas', lo escolta con un 20 por ciento.

Sin embargo esta encuesta del diario La Patria y el Centro de Consultoría refleja también un 27 por ciento de indecisos, en manos de los cuales está inclinar la balanza hacia uno u otro lado. Se espera que al acercarse la fecha de los comicios el interés despierte y los apoyos terminen de definirse.

Entre Ramírez y Fehó está el próximo alcalde de Manizales. Sus perfiles no podrían ser más distintos. Ramírez es un ejecutivo de corte empresarial y alejado de la política tradicional de su región. Sus apoyos reflejan las fuerzas independientes: está inscrito por Colombia Siempre, el movimiento que avaló a los senadores Rafael Pardo y Germán Vargas, y Salvación Nacional, liderado en Caldas por el senador Luis Emilio Sierra. Además lo respalda el senador uribista Oscar Iván Zuluaga. No obstante sus críticos resaltan un énfasis muy teórico y poco práctico.

Fehó, por su parte, ha desarrollado su carrera pública en el sector de la salud. Su candidatura va de la mano de la coalición liberal-conservadora aunque en algunos espacios haya intentado suavizar el alcance de ese apoyo. Sus cargos públicos son vistos por sus seguidores como una ventaja ante su opositor: conoce el manejo político. Un punto en su contra es una sanción por violación al régimen de inhabilidades que fue confirmada por la Procuraduría General de la Nación.

Los manizaleños tienen una baraja de dos cartas. Si escogen a Néstor Ramírez le apuestan a continuar con un grupo político que ha administrado su ciudad de una manera eficiente y honesta. Si las elecciones dan por ganador a Carlos Arturo Fehó es seguro que en su mandato tendrá mucha influencia la coalición de Yepes y Barco. La democracia está hecha en gran parte de incertidumbre; no obstante, en Manizales está en juego el futuro de una opción política que ha demostrado que sabe gobernar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.