Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/2011 12:00:00 AM

"La imagen de Uribe no pueden ser los escándalos"

Óscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda del gobierno anterior, sostiene que la justicia está persiguiendo a su jefe político, defiende su gestión y opina sobre la salida de Rodrigo Rivera.

María Jimena Duzán: Me dicen que el expresidente Uribe está pasando un periodo difícil y que se siente abandonado por su gente, por su partido… ¿Qué hay de cierto en eso?

Óscar Iván Zuluaga:
Ha sido un año muy difícil. Es cierto que ha habido unas diferencias entre el presidente Uribe y el presidente Santos, pero Uribe siempre las ha señalado de manera respetuosa. Las tienen en un par de puntos: en la concepción de la Ley de Víctimas, en el tema de los incentivos a la inversión, en la forma como se deben atender los problemas de la ciudadanía en la seguridad democrática, en las relaciones internacionales. Yo comparto con el presidente Uribe esas diferencias.

M.J.D.: El expresidente Uribe sostiene que lo que hay detrás de los escándalos que lo están salpicando es una persecución instigada por la justicia mediática que no le perdona sus éxitos en la lucha contra las Farc. ¿Usted también comparte esa tesis?

O.I.Z.: En algunos casos, sí creo que hay una justicia mediática. Por ejemplo, cuando escuché a un juez de garantías decir que los técnicos de Agro Ingreso Seguro, como Camila Reyes, y que exministros como Andrés Felipe Arias eran un peligro para la sociedad y que comprometieron la seguridad alimentaria del país y que por eso los privaba de la libertad. La reflexión de Rodrigo Uprimny en su columna de El Espectador sobre los excesos de la detención preventiva en Colombia es muy profunda, porque lo más delicado de un ser humano es la libertad. Pero sobre todo, mire lo que les pasó a varios de los técnicos: los hacen objeto de una medida de aseguramiento, pasan los noventa días y la Fiscalía se da cuenta de que no está preparada para empezar el juicio, y salen por vencimiento de términos.

M.J.D.: El presidente Uribe ha defendido a capa y espada a Andrés Felipe Arias y considera que fue asaltado en su buena fe por unos empresarios privados que, motu proprio, parcelaron los lotes.

O.I.Z.: Yo creo en Andrés Felipe y sé que en el juicio va a demostrar su inocencia. Yo sí creo que ahí hay un delito de los particulares muy severo. Ese no fue un programa diseñado para estafar. Fueron los particulares, se lo repito.

M.J.D.: Pasemos a las 'chuzadas' del DAS. ¿En ese escándalo también el gobierno fue asaltado en su buena fe?

O.I.Z.: Mire, yo no creo que ni Bernardo Moreno ni el presidente Uribe ordenaron las 'chuzadas'. Como el presidente (Uribe) lo ha planteado, creo que hay una venganza criminal fuerte…

M.J.D.: ¿O sea que todos los que han testificado, incluidos los funcionarios nombrados en el DAS durante su gobierno, me refiero a tres subdirectores, a varios agentes especiales, todos ellos forman parte de esa venganza criminal?

O.I.Z.: Mire, María Jimena, la intervención del presidente Uribe en la Comisión de Acusaciones de la Cámara fue suficientemente clara: él dijo que todo esto de las 'chuzadas' surge cuando él quiere averiguar cuál es la relación de un magistrado de la Corte con unas personas que estaban sindicadas por el narcotráfico…

M.J.D.: ¿Pero no le parece que la tesis de que este escándalo no existió ya esta desbordada por los hechos? Hasta 'The Washington Post' sostiene que para hacer esas interceptaciones ilegales fueron utilizados equipos y dineros norteamericanos para la lucha contra el narcotráfico.

O.I.Z.: Hasta donde sé, eso ha sido desmentido por el gobierno norteamericano. Creo que en este tema hay un apasionamiento muy grande y que hay algunos magistrados que tienen un sentimiento antiuribista muy fuerte.

M.J.D.: ¿Lo que usted dice es que los magistrados antiuribistas se autointerceptaron ilegalmente? ¿Acaso el procurador también formaría parte de este club en razón de que sus fallos van en el mismo sentido que los de la Fiscalía?

O.I.Z.: Ahí hay unas responsabilidades y creo que se están evaluando. El presidente explicó en la Comisión de Acusaciones ese tema y creo que aclaró cuál fue su participación. Obviamente, al final, con todo esto lo que se quiere es llegar al presidente. Y esa es la sensación que a uno le da de todo esto.

M.J.D.: ¿Acaso también el saqueo que se dio en la DNE es un invento de los antiuribistas?

O.I.Z.:
No, yo creo que ha habido problemas. Algunos de ellos se han represado, como sucedió en el tema de Estupefacientes. Aquí no se trata de tapar. Hasta el presidente (Uribe) ha reconocido que nos faltó diligencia en ese tema. Ha planteado que cada uno de los directores debe salir a dar explicaciones y su silencio ha sido lamentable. En medio de tantas cosas que hicimos, probablemente nos faltó hacer muchas otras. Pero en esto hay que tener una posición objetiva y no puede ser que la imagen del gobierno Uribe sean los seis o siete escándalos… Mire, a nosotros nos tocó liquidar Cajanal, Caminos Vecinales, mejoramos los índices de pobreza, los de seguridad, les dimos confianza a los inversionistas.

M.J.D.: Un informe del Inco dice que todas las concesiones que se hicieron en su gobierno tienen problemas de ejecución.

O.I.Z.: Hay una sensación de que no se hizo mucho en ese campo, pero las carreteras están ahí. Los 19 corredores fueron planeados de manera estricta por una persona de las calidades de Andrés Uriel Gallego en concertación con los gobernadores, y si en alguien confío, es en él. Es un hombre íntegro.

M.J.D.: Pero su gobierno fue el que les dio oxígeno a contratistas sin experiencia como los Nule, a quienes se les dio la carretera Bogotá-Girardot, que aun hoy sigue sin ser terminada.

O.I.Z.: Los Nule fueron una empresa para defraudar al Estado. Pero no porque en los procesos de adjudicación nosotros hubiéramos adjudicado una carretera porque dieron plata, que es lo que está sucediendo con la cesión de la 26 en Bogotá. Cuando se les concedió Bogotá-Girardot, eran una firma reconocida y ganaron mediante un proceso de mérito, de licitación. Eso se hizo con prepliegos, con audiencias públicas, con acompañamiento preventivo.

M.J.D.: ¿Cuál fue el principal legado del gobierno Uribe?

O.I.Z.: La seguridad democrática, desde luego. El talante de esta política estaba sostenido en la protección de la vida de todos los colombianos, fueran de izquierda, de centro o de derecha. En ese gobierno floreció la libertad de expresión, ¡y de qué manera!

M.J.D.: Pero eso de proteger a los enemigos políticos llenándolos de guardaespaldas mientras por los micrófonos el presidente los señalaba como auxiliadores de la guerrilla, es una seguridad intimidante más que democrática. Eso les pasó a Petro, a Hollman Morris, a Daniel Coronell, a Iván Cepeda…

O.I.Z.: Pero se les protegió su vida y se les dieron todas las garantías para que se expresaran libremente. El caso de Hollman, el presidente lo explicó en la Comisión de Acusaciones. El de Daniel Coronell es el de un periodista antiuribista que utilizó el periodismo para hacerle creer a la gente que el presidente hace cosas que en realidad no hace. No me puede negar que en este país hay una polarización muy grande y que eso le ha significado al presidente que una porción de esta sociedad no le reconozca nada de lo bueno que hizo. ¿Usted sabía, por ejemplo, que el presidente Uribe entregó más tierras a los campesinos en su primer año de gobierno que las que ha entregado este gobierno? Pero además, le digo una cosa: el presidente no persigue, pero no se queda callado. Él da la cara. ¿A él no le han dicho narco, paramilitar y asesino? ¿Qué no le han dicho?

M.J.D.: Pasando a otro tema, ¿esperaba la salida del ministro Rivera?

O.I.Z.: No la esperaba. Sin embargo, creo que ese tipo de cosas son propias del fuero presidencial. Él no tiene ninguna razón para explicar el porqué de ese cambio. Puede ser porque quería. Además, llega una persona muy buena, que es Juan Carlos Pinzón, en un momento en que sí es evidente que se ha deteriorado la seguridad. La percepción ciudadana en eso es sabia.

M.J.D.: ¿Usted cree que ese deterioro se debe a que Uribe se fue del poder?

O.I.Z.:
Pues mire: yo creo que el estilo del expresidente Uribe para combatir a los grupos terroristas es muy eficaz.

M.J.D.: Uribe lo lanzó como su candidato presidencial. ¿Ya está en campaña?

O.I.Z.: Creo que todavía es muy temprano. Soy una figura política que represento unas ideas, que tengo un patrimonio político que he ido construyendo. Por ahora, mi prioridad es salir bien en estas elecciones regionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.