Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/20/2011 12:00:00 AM

La inseguridad sigue siendo una 'papa caliente' en Bogotá

Así se desprende del análisis de los datos sobre homicidios, hurtos y delitos contra los bienes de los capitalinos en los últimos cuatro años, aunque hubo reducción en los últimos seis meses en la tasa de homicidios.

La mayoría de los bogotanos parece tener una historia relacionada con la inseguridad. No son pocos los relatos sobre robos, atracos, riñas y hasta homicidios, una situación que parece reflejar la indignación de muchos capitalinos. Pero ¿cuál es la realidad que en materia de seguridad vive la ciudad? Sobre el tema hay varias lecturas.  
 
Una de ellas, la de la Alcaldía Mayor de Bogotá, sostiene que existen reducciones en los índices de homicidios y robos en el 2011. Medidas como la creación de 748 cuadrantes de policía; el aumento del pie de fuerza, que ya llega a los 20.000 uniformados, y la prohibición de la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en zonas con altos índices de riñas y muertes, han permitido, según la administración, la disminución de hechos violentos. 
 
Las cifras de la Alcaldía señalan que hubo una reducción en homicidios del 2,9 por ciento al pasar de 23,4 muertes por cada 100.000 habitantes en el primer semestre del 2010, a 20,5 casos en igual lapso del 2011 y que la tendencia se mantuvo gracias los programas mencionados.  
 
Para Hugo Acero, experto en el tema, si se analizan las cifras en el contexto de los últimos cuatro años, se concluye que la inseguridad creció.
 
Aunque reconoce la reducción en los homicidios este año, Acero cuestiona que la Alcaldía haga el comparativo con el año 2010 (el más violento) y no sume los tres años anteriores, es decir, 2008, 2009 y 2010, ya que la reducción de la criminalidad era un objetivo de la administración de Samuel Moreno en su plan de desarrollo, Bogotá positiva: para vivir mejor.
 
Proyección
 
Tras la salida del exalcalde Luis Eduardo Garzón, la nueva Administración, en cabeza de Samuel Moreno, recibió la ciudad con una tasa de 20 homicidios por cada 100.000 habitantes, es decir, 1.401 al año.
 
Según el cálculo de Hugo Acero, quien tomó los datos de los meses anteriores para sacar el promedio del mes de diciembre y elaborar así la proyección de final de año, el 2011 podría terminar con una cifra de muertes violentas cercana a 1.602 personas, lo que equivale a 21,4 por cada 100.000 habitantes.
 
En los poco más de tres años de gobierno de Samuel Moreno, los homicidios aumentaron sustancialmente a pesar de que la meta era reducirlos a 16 por cada 100.000 habitantes. En el 2008 se presentaron 1.475 asesinatos. En el 2009 la cifra alcanzó 1.649 y en el 2010 tuvo un tope de 1.739.
 
Solamente en el 2011 la cifra se reduce. Sin embargo, el experto resalta que los datos proyectados para el mes de diciembre podrían aumentar, pues esta época es considerada “el periodo más violento del año”.
 
De todas maneras el experto rescata la reducción de los homicidios en los últimos seis meses por el trabajo coordinado en el ‘plan cuadrante’, el cual lleva solamente nueve meses de ejecución.
 
Lo cierto es que el tema preocupa a la ciudadanía. En la encuesta que se les hizo a los bogotanos en el mes de septiembre sobre percepción de seguridad, elaborada por la Cámara de Comercio de Bogotá, se destaca que el 57 por ciento de los ciudadanos se sentían inseguros. En el 2007 la percepción era del 39 por ciento.
 
Otros delitos
 
Pero la seguridad no sólo se mide por el número de homicidios. También por delitos como robos, atracos y riñas callejeras. Los cálculos del investigador coinciden con las cifras de la Alcaldía en que hubo reducción entre el 2010 y el 2011, pero Acero destaca que no se alcanzó la meta en el cuatrienio.
 
En las cifras entregadas por la propia Alcaldía se señala que la mayoría de delitos de alto impacto presentaron reducciones. El hurto de vehículos descendió al pasar de 1.482 en el 2010 a 1.373 en el 2011, 109 casos menos.
 
El hurto a personas bajó de 8.405 en el 2010 a 8.225 en el 2011, lo que significa 180 casos menos hasta el mes de noviembre. El asalto a establecimientos comerciales decreció al pasar de 1.858 en el 2010 a 1.180 en el 2011, 678 episodios menos. Lo cierto es que en los meses finales del año estos delitos tienden a incrementarse.
 
A mediados de noviembre, la alcaldesa encargada, Clara López, destacó un indicador que para la administración saliente es importante: “en sólo este año se desarticularon 330 bandas integradas por más de 1.400 delincuentes”.
 
En el plan de desarrollo de Samuel Moreno se prometió disminuir en 10 por ciento los delitos ligados con bienes de personas. “En general todos estos delitos aumentaron durante estos cuatro años de gobierno en 8,2 por ciento, al pasar de 33.518 casos registrados en el 2007 a 36.288 en el 2011”, se señala en el informe de Acero.
 
Cálculos
 
Aunque las cifras de la Alcaldía y las del investigador son tomadas de la misma fuente, el Centro de Estudios y Análisis de Convivencia y Seguridad Ciudadana, el cálculo se hace de forma diferente.
 
En el informe de la Alcaldía se comparan los datos sobre seguridad con los del 2010, cuando la criminalidad tuvo su mayor auge, esto hace que se vea que la inseguridad se redujo. Acero sostiene que "los datos se deben comparar con los cuatro años de gobierno ya que esta fue una propuesta de la administración saliente".
 
Para el analista se requieren medidas estructurales como el aumento del pie de fuerza y “combatir la impunidad con una política de Estado entre la Policía, la Fiscalía y los jueces”. Las venganzas hacen que el índice de homicidios aumente.
 
La alcaldesa Clara López no ha sido ajena a esta realidad y para reducir los delitos en la ciudad, le propuso a la nueva administración de Gustavo Petro, en el informe Las cuentas claras, que se mantenga el plan cuadrante y se pase a una nueva fase con el trabajo comunitario, además se pide que se invierta en lo social para reducir la brecha de desigualdad y con ello la criminalidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.