Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/7/2010 12:00:00 AM

La investidura espiritual de Santos

En un ritual ante los indígenas de la Sierra Nevada, el nuevo Presidente de Colombia recibió un nombramiento espiritual para que tenga un buen gobierno.

Tal y como lo había anunciado, el presidente electo de los colombianos, Juan Manuel Santos, llegó sobre las seis de la mañana a Seyzhua, el sitito sagrado de los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, localizado en el municipio de Dibulla, en la Guajira.

Santos viajó hasta ese lugar acompañado por su familia, la ministra designada de medio ambiente, Sandra Bessudo; su secretario privado, Juan Carlos Mira; el alto consejero para las comunicaciones, Juan Meza; y el ex ministro de medio ambiente, Juan Carlos Mayr, quien señaló que “la importancia de este encuentro con las comunidades indígenas es, aunque sencilla, muy profunda. Una muestra de que este Gobierno tendrá en cuenta la diversidad cultural y la naturaleza”.

Aunque la ceremonia fue privada, se conoció que en el ritual estuvieron representantes de los pueblos indígenas Kogui, Kankuamo, Arhuacos y Wiwa, quienes le pidieron al nuevo Presidente que durante su gobierno se logre la consolidación del territorio, un diálogo abierto sobre el trato a los indígenas y el respeto a sus sitios sagrados, evitando la construcción de megaproyectos y la explotación minera en la Sierra.

En el ritual, que se convirtió en una posesión simbólica, Santos recibió de los indígenas un nombramiento espiritual para que tenga un buen gobierno y un bastón de mando como símbolo de autoridad. Además, recibió cuatro piedras sagradas que representan la tierra, el amor, la comida y el agua. En cada una de sus manos fueron puestos hilos de algodón para su protección.

Pero no sólo Santos recibió símbolos de parte de los líderes espirituales de la Sierra. A su esposa, María Clemencia, le fue entregado un huso para hilar algodón, que para estas comunidades representa la creación del mundo.

La ceremonia terminó sobre las diez de la mañana. Durante su regreso a Bogotá, Santos estuvo acompañado de representantes indígenas, quienes harán presencia en los actos oficiales de posesión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?