Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/8/2014 12:00:00 AM

“Tengo mi honra por el piso”: jueza de los casos polémicos

La jueza Carmen Aliria Gualteros asegura que nunca ha cometido ningún acto apartado de la ley.

Estar envuelta en polémica tras polémica ha sido la constante de la juez Carmen Aliria Gualteros, pero no porque así haya sido su deseo. Según su propio análisis, todo hace parte de una coincidencia lamentable, que le ha causado momentos difíciles en su carrera.

Y es que Gualteros, actual juez primera penal del circuito de descongestión, no la ha tenido nada fácil. Primero se vio inmersa en el polémico caso Colmenares. Como coordinadora del Centro de Servicios Judiciales de Paloquemao tuvo que hacer la designación de la juez que le dio la libertad a Carlos Cárdenas.

Luego como jueza dejó en libertad a Fabio Andrés Salamanca, lo que para ella fue una determinación basada en las leyes. Posterior a ello, se le vinculó con la captura de los funcionarios del Centro de Servicios Judiciales por presuntos actos de corrupción y, hace apenas unos días en un audio en el que hablan una exjuez y el coronel Róbinson González del Río, procesado por ‘falsos positivos’, se mencionó su nombre.

Gualteros, poco amiga de salir a hablar ante los medios de comunicación, habló con semana Semana.com.

Semana.com: Estando usted como coordinadora del Centro de Servicios viene la polémica desatada por la libertad que se le da a Carlos Cárdenas por el caso Colmenares ¿Qué pasó en ese momento?


Carmen Aliria Gualteros:
El Centro de Servicios tiene como función asignar los casos a los distintos despachos judiciales, las solicitudes como audiencias y los procesos que lleguen de la Fiscalía. Eso se hace a través de un software de reparto, es decir, se hace a través del sistema. Para el año 2012 se radicó una petición de una libertad del señor Cárdenas, se ingresó al sistema y le correspondió al juzgado tercero penal de Garantías. Esa audiencia no se desarrolló el día que estaba programada y nuevamente la parte interesada la solicita al Centro de Servicios, vuelve y se hace el reparto y el sistema nuevamente se la envío al juzgado tercero municipal penal de garantías. Eso creó una suspicacia y una duda de parte de la familia Colmenares y creo que de su abogado, pues se les hizo raro que en una misma semana el sistema le enviara al mismo juzgado dos veces el mismo caso.

Semana.com: ¿Cómo explica la situación?

C.A.G.:
Eso no es descabellado, no es raro porque el sistema coge los juzgados que están en la lista para que se reparta el caso y a cualquiera le puede tocar. Era un día diferente, una hora diferente, es decir, el sistema arrojó nuevamente, pero esos casos se presentan. No es absolutamente imposible que el sistema vuelva y marque el mismo juzgado porque no tiene la manera de ir descartando los que ya les tocó el mismo proceso.

Semana.com: ¿Qué sucede cuando la juez tercera le revocó a Carlos Cárdenas la medida de aseguramiento?


C.A.G.: La audiencia se desarrolla y ahí se produce la determinación de la juez, como fue adversa a la familia Colmenares, pues el señor (Luis) Colmenares arremetió en los medios de comunicación en mi contra, diciendo que había habido manipulación en mi reparto. Creo que solicitó al Consejo Superior que me investigara. A raíz de todo yo misma solicito una auditoría a la unidad informática del Consejo Superior de la Judicatura y efectivamente la auditoría se hace y el resultado fue que el reparto se realizó de manera transparente. Que no hubo manipulación.

Semana.com: Después que pasa todo lo de Colmenares a usted le tocó el caso de Fabio Andrés Salamanca ¿Por qué se dio tanto escándalo en torno a su determinación de dejarlo libre?

C.A.G.: Entregué el Centro de Servicios y regresé a mi cargo original que era el de juez segunda de control de garantías y se me asigna el caso de Salamanca, como yo decidí no imponer la medida de aseguramiento, en ese momento aparecen páginas en internet donde me ponen a mi como una juez corrupta, cabeza de componendas y de recibos de dinero para darle libertad a personas. Entonces relacionan ese caso de Salamanca con el de Colmenares y es cuando sale una cantidad de cosas por internet que la fotocopiaron y la dejaron por debajo de la puerta de los juzgados, donde ponen un fotografía mía como una cabeza principal de corrupción en el Centro de Servicios.

Semana.com: El final del proceso de Salamanca terminó en un detención domiciliaria de cinco años ¿La justicia le dio la razón a la determinación que usted tomó en su momento?

C.A.G.: Lo que supe por los medios de comunicación es que ya se falló el caso definitivamente, que se condenó por un homicidio culposo, que no había que darle una calificación dolosa como en su momento se pidió por la Fiscalía. La misma Fiscalía reflexionó frente a la calificación jurídica de la conducta y solicitó la condena por delito culposo y no doloso, que difiere totalmente en cuanto a las medidas privativas de la libertad. Lo que también se pudo ver es que a la persona se le dio la oportunidad de pagar su prisión en la casa, lo que significa que así lo establecen las normas, es decir, que no necesariamente esa persona requería un tratamiento penitenciario y esa fue la valoración que en su momento yo hice.

Semana.com: ¿Cree usted que fue juzgada de manera errónea por apasionamientos?

C.A.G.: El común de las personas que no saben cómo es la legislación colombiana, lo que pretenden es conseguir una decisión justa desde su punto de vista, pero los jueces tenemos que acomodarnos a unas normas, a una legislación penal y la decisión hay que tomarla bajo ese parámetro que tienen las medidas de aseguramiento y son excepcionales. En ese momento hice el análisis de las normas y consideré que no era necesario enviar a un centro de reclusión porque no había riegos de que evadiera la justicia y no era un peligro para la comunidad.

Semana.com: ¿Se cometieron injusticias en su contra en este caso?

C.A.G.: Eso me afectó y fue demasiado injusto, he sido atropellada por todos los comentarios que hacen las personas tanto en los medios de comunicación cuando se les da la oportunidad que tomen un micrófono, que han arremetido de una manera asombrosa contra mí. En las redes sociales, en las páginas de internet son desastrosos los comentarios y algunos medios sensacionalistas han sido crueles. Tengo mi honra por el piso, como funcionaria judicial me han cuestionado de una manera absolutamente injusta porque he sido una juez muy transparente.  

Semana.com: Cuando se capturó el grupo de funcionarios del Centro de Servicios por presuntamente manipular repartos y recibir dineros para favorecer procesos, su nombre volvió a salir a relucir…

C.A.G.: Se produjo la captura de algunos empleados del Centro de Servicios entre otras personas y para ese momento se relacionó lo que el señor Colmenares había dicho que sobre la existencia de manipulación en el reparto para el caso del señor Cárdenas, con los presuntos hechos de corrupción. Por unas declaraciones que el señor Colmenares dio ante los medios de comunicación yo lo denuncié ante la Fiscalía general de la Nación y está en curso esa indagación. Se desconoció que precisamente yo no hacía parte de esa corrupción, por el contrario, yo fui muy proactiva en que se adelantara esa investigación penal.

Semana.com: Hace pocos días su nombre se mencionó en unos audios en los cuales la exjuez Carmen Johana Rodríguez habla con el coronel (r) Róbinson González del Río ¿Por qué?

C.A.G.: Ella me menciona porque como todos los jueces no solo del complejo judicial de Paloquemao sino de Bogotá, saben mi nombre, porque siendo coordinadora del Centro de Servicios Judiciales mi nombre termina siendo público. Yo no era desconocida para ella porque ella había laborado aquí en el complejo judicial como juez de garantías y posteriormente como juez 45 penal del circuito de descongestión. En esos cargos necesariamente tuvo relación conmigo para efectos laborales.

Semana.com: ¿Pero ella la llamó a pedirle un permiso para el coronel?

C.A.G.: No me llama directamente para ese interno. En alguna oportunidad recibí una llamada telefónica de ella cuando ya no era juez. Me saluda y me dice que necesita saber cómo se tramitan los permisos para los internos y yo le digo que el Centro de Servicios Judiciales no tramita ninguna clase de permisos para los presos y ella me refiere que lo que pasaba era que estaba defendiendo un amigo que psicológicamente estaba muy afectado y que él requería un permiso para pasar un cumpleaños. Más enfáticamente le digo que no, que esa clase de permisos el Centro de Servicios Judiciales no los otorgaba porque no era la función. Ella me dice que gracias y que lo que pasaba era que no sabía el trámite porque nunca había litigado.

Semana.com: ¿Está siendo investigada por alguno de estos casos?

C.A.G.: No, tengo entendido que hay una queja en el Consejo Superior de la Judicatura frente al cado de Salamanca, me citaron pero aún no he asistido porque está pendiente una nueva fecha. Generalmente el Consejo Seccional cuando recibe una queja abre una indagación preliminar que no es lo mismo que abrir una investigación. Siempre que se recibe una queja hay que analizarla y no sé si por el caso de Colmenares esté cursando alguna indagación que no me haya dado cuenta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.