Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/31/2014 2:00:00 AM

La jugada de Nilson Pinilla

El voto en blanco del magistrado dejó con los crespos hechos a los dos bloques más poderosos que querían quedarse con la Contraloría.

La decisión que tomó el martes de la semana pasada el magistrado Nilson Pinilla echó al piso a dos de las cartas con mayor opción para quedarse con la Contraloría. Y detrás de ellas, como un castillo de naipes, cayeron también las estrategias de los dos bloques más poderosos que están en la puja para quedarse con ese apetecido cargo.

El martes, la Corte Constitucional tenía que decidir el nombre de la persona que iba a incluir en la terna de la cual el Congreso debe elegir el reemplazo de Sandra Morelli. Pero no hubo humo blanco porque los dos favoritos, el exprocurador Edgardo Maya y el expresidente de la Corte Suprema Camilo Tarquino, tenían cuatro votos cada uno. El magistrado Pinilla, que tenía en sus manos el desempate, decidió votar en blanco.

El reglamento de ese alto tribunal dice que si al término de la jornada no se ha llegado a un nombre hay que cambiar la baraja de candidatos, a diferencia de las otras cortes que permiten seguir votando por meses hasta que haya un ganador. Y por ende, tanto Maya como Tarquino quedaron fuera de la competencia.

Los conocedores de los intríngulis de esta puja quedaron sorprendidos pues se creía que quien fuera elegido de estos dos en la Corte Constitucional, tenía la más alta probabilidad de ser elegido luego en el Congreso. Maya era el candidato del presidente Juan Manuel Santos y del liberalismo. Y Tarquino tenía el apoyo del fiscal Eduardo Montealegre y de la llamada bancada de la rama judicial, que lidera el magistrado Francisco Ricaurte.

No es la primera vez que estos dos bloques se enfrentan por un cargo de estas características. El Partido Liberal y la Casa de Nariño quisieron quitarle la Procuraduría a Alejandro Ordóñez, que era en ese momento apoyado por la bancada de la Justicia, pero no lo lograron.

¿Qué pasó esta vez? ¿Por qué votó así Pinilla? El magistrado, en medio del debate, alegó que si bien las hojas de vida presentadas eran de respetables juristas, él proponía considerar otros perfiles con experiencia en control fiscal o economía, según Pinilla, más indicados para ese cargo. Ese argumento es válido. De hecho, los contralores que han tenido mayor reconocimiento han sido Antonio Hernández Gamarra y la propia Sandra Morelli, más curtidos en el ámbito económico que en la política.

Sin embargo, el magistrado Pinilla tenía otra razón para votar en blanco. Para ese momento, la Corte Constitucional estaba dividida. De un lado, quienes querían votar por Edgardo Maya, el grupo liderado por el magistrado Alberto Rojas, quien llegó a ese tribunal en medio de gran polémica, gracias al apoyo de los liberales. Y del otro lado, quienes querían votar por Camilo Tarquino, grupo en el cual se encontraba Nilson Pinilla.

La puja interna era tan ardua que se dio un duro enfrentamiento entre Rojas y Pinilla. El primero, en alguna ocasión, dijo que tanto Pinilla como otros dos magistrados, Jorge Iván Palacio y Luis Ernesto Vargas, no podían participar de la elección, pues ellos tres habían llegado a la Corte Constitucional gracias a que la Corte Suprema, de la que hacía parte Camilo Tarquino, los había ternado.

Si bien sobre ese punto no está dicha la última palabra, Nilson Pinilla, quien está a punto de terminar su periodo en la Corte Constitucional, prefirió no dejar su nombre en entredicho. Entre otras cosas, porque él ha sido uno de los pocos magistrados que se ha atrevido a denunciar la corrupción en las altas cortes.

Mientras tanto, en la Corte Suprema de Justicia y en el Consejo de Estado se están dando también pujas tan arduas como la de la Corte Constitucional para decidir sus respectivos candidatos a la terna de la Contraloría.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.