Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/28/2014 12:00:00 AM

La lista de quienes mataron a Pablo Escobar

‘Don Berna’ no es el primero que jura que la Policía no disparó contra el capo. Se lo atribuyen también la DEA y Carlos Castaño.

“Pablo corría por el techo cuando mi hermano llegó a la ventana, le apuntó y le disparó en la cabeza con su fusil M­16 calibre 5.56.” Así es como el paramilitar y narcotraficante Diego Murillo, alias ‘Don Berna’, describe el asesinato de Pablo Escobar a manos de su hermano, alias ‘Semilla’. 

'Don Berna' relata el episodio en su reciente libro Así matamos al patrón | La cacería de Pablo Escobar. No es la primera vez que alguien distinto a la Policía Nacional se atribuye haber disparado el proyectil que terminó con la vida del capo. 

En el 2011, el paramilitar alias ‘Jhon’ aseguró en versiones libres ante la Fiscalía que Carlos Castaño, líder de las AUC, fue quien acabó con la vida de Escobar. 

Castaño fue uno de los fundadores de los 'Pepes’ –Perseguidos por Pablo Escobar-, el grupo paramilitar que buscaba liquidar al ‘Patrón’. José Antonio Hernández Villamizar, alias ‘John’, aseveró que un grupo conformado por la DEA, los 'Pepes’ y la Dijin de la Policía interceptó las llamadas de Escobar, lo localizó y se ubicó en el barrio.

Al sitio, supuestamente, entraron Carlos Castaño, ‘Z-A’, ‘Móvil 9’ y ‘18’. “Escuché decir de boca de Carlos Castaño que él lo había matado y se lo entregaron al coronel Aguilar para darle el positivo al Bloque de Búsqueda. El que intercepta la comunicación es un equipo de los Castaño traído de Israel. Por eso es que Carlos entra y lo mata”, dijo en su versión.

La familia de Pablo sostiene también una historia distinta a la oficial. En el 2006 los restos del ‘Patrón’ fueron exhumados para tomar una muestra de ADN y confirmar la supuesta paternidad de un hijo extramatrimonial. 

En la exhumación, una de las pruebas innegables que demostró que se trataba de los restos de Pablo Escobar fue su cráneo con un agujero de bala a un costado. Su sobrino Nicolás Escobar Urquijo sostuvo que Pablo se había suicidado. “Claro. Sí, claro, es lógico” pronunció mientras tuvo la calavera en sus manos. 

La versión es compartida también por la viuda de Pablo, María Victoria Henao Vallejo, y su hijo, Juan Pablo Escobar, hoy Sebastián Marroquín. 

En una entrevista del 2012 al medio Primera Hora, Marroquín consideró el suicidio de su padre como la posibilidad más real. “Mi padre siempre nos dijo que el teléfono era sinónimo de muerte porque nos podían rastrear fácilmente y el día que murió nos llamó tanto, que me hace pensar que él quería que la Policía llegara y que quería morir en un combate. Es una manera también de suicidarse”, contó en ese momento Marroquín.

En enero de este año apareció otro tirador: A. J. Dicken, un supuesto integrante de las fuerzas especiales Navy SEAL de Estados Unidos, que afirmaba ser quien disparó las balas que mataron a Osama Bin Laden y a Pablo. 

Se descubrió que los méritos de Dicken eran un fraude: ni siquiera había hecho parte de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Pero su empresa de seguridad alcanzó a lograr un contrato de medio billón de dólares con una empresa asociada a Naciones Unidas. 

Las palabras de todos van en contravía de la versión oficial, que sostiene que miembros del Bloque de Búsqueda de la Policía –del que ‘Don Berna’ era integrante o colaborador- fueron quienes asesinaron al capo.

En particular, la versión de la Policía dice que el coronel (r) Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo fue quien disparó el tiro que entró por la espalda y dio en el corazón de Escobar. 

Aguilar enfrenta actualmente nueve años de prisión por el delito de concierto para delinquir agravado. En enero del 2011, la Procuraduría lo inhabilitó por 20 años para ejercer cargos públicos por parapolítica.

La muerte de Pablo Escobar, como su vida, está todavía llena de enigmas que difícilmente se aclararán con el paso de los años. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.