Martes, 24 de enero de 2017

| 1997/05/19 00:00

LA LLAVE GANADORA

Los conservadores antioqueños le apuestan una vez más al triunfo de Juan Gómez y Luis Alfredo Ramos.

LA LLAVE GANADORA

El Partido Conservador lanzó la semana pasada a dos de sus pesos pesados para tratar de recuperar la gobernación de Antioquia y mantener la Alcaldía de Medellín. El senador Fabio Valencia Cossio, presidente de la Dirección Nacional Conservadora y uno de los máximos electores del país, hizo el lanzamiento de Luis Alfredo Ramos y Juan Gómez Martínez a los dos más importantes cargos del departamento. La decisión produjo alegría en los conservadores y preocupación en los liberales. Gómez y Ramos, luego de su exitoso paso por la Gobernación y la Alcaldía, respectivamente, entre 1992 y 1994, se han convertido en cartas ganadoras. "Con ellos como candidatos el partido no tiene pierde", dijo a SEMANA un diputado conservador antioqueño. La nominación de la llave Gómez-Ramos disparó las alarmas dentro del liberalismo antioqueño, que se verá obligado a unificar sus aspiraciones en torno de candidatos fuertes. No será una tarea fácil. Para ello es necesario que los 20 grupos en que se encuentra dividido ese partido en el departamento cierren filas alrededor de candidatos únicos de amplia aceptación popular, algo que hasta el momento no ha ocurrido. Por lo pronto el único liberal que se ha lanzado en busca de la Alcaldía de Medellín es el ex senador Armando Estrada Villa, quien tiene el respaldo de cerca del 80 por ciento de su partido. Aunque con gran prestigio en sectores universitarios y deportivos de la ciudad, puesto que es catedrático de varias facultades de derecho y fue ponente de la llamada Ley del Deporte, hay quienes consideran que todavía no cuenta con una aceptación popular semejante a la de Juan Gómez Martínez. Y para la Gobernación los liberales estarían pensando en Guillermo Gaviria Correa, actual director de Invías. Aunque se trata de figuras respetadas, indudablemente son pesos ligeros ante los candidatos adversarios. Tanto Gómez como Ramos barren en encuestas como la contratada por SEMANA (ver cuadros). Ramos, inclusive, derrota en favorabilidad de su imagen a verdaderos prohombres antioqueños como J. Mario Aristizábal y Mauricio Gutiérrez Restrepo quienes, sin ser candidatos, tan sólo alcanzan el 23 por ciento. Sin embargo hay quienes consideran que Gómez y Ramos no son aspirantes invencibles. Como dice un dirigente antioqueño, "las expectativas que se tenían alrededor de Juan Gómez han pasado un poco. Ya fue alcalde, gobernador y ministro y el sabor que ha dejado siempre es agridulce. Y a Luis Alfredo Ramos habría que verlo haciendo política más que gerenciando, como hizo con la Alcaldía de Medellín". De cualquier manera lo que no se puede desconocer es que Gómez y Ramos fueron dos funcionarios exitosos que contaron siempre con el respaldo de sus paisanos. Ramos fue elegido dos años consecutivos el mejor alcalde del país y Gómez se convirtió en figura de talla nacional. Los liberales antioqueños tendrán, pues, un camino cuesta arriba para derrotar por primera vez a la llave ganadora de los conservadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.