Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 2012/12/19 00:00

La mala hora de Guillermo Asprilla, el escudero de Petro

El secretario de Gobierno de Bogotá manifestó respeto por la decisión de la Procuraduría de destituirlo e inhabilitarlo por 12 años, pero apelará.

Guillermo Asprilla y la defensa pidieron recurso de repocisión. Foto: Archivo Semana

La Procuraduría Segunda Distrital sancionó con destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos por 12 años al secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla, tras considerar que este estaba inhabilitado para ejercer cargos públicos por ser era apoderado de un grupo de ciudadanos que demandaron al Distrito por un alud en el relleno Doña Juana.
 
Para el Ministerio Público, Asprilla estaba incurso en una incompatibilidad legal vigente en el momento en que fue concejal entre el 23 de septiembre y el 31 de diciembre del 2011. Tras la sanción, la defensa del secretario apeló la decisión, por lo que se realizará una nueva audiencia el 27 de diciembre. Allí esperan controvertir los argumentos del Ministerio Público.
 
Según el fallo, el secretario de Gobierno no entregó un poder al Concejo de Estado para que la abogada Marisol Florián Asprilla lo representara. "No hizo el menor esfuerzo para que Florián llevara dicho poder" al alto tribunal, se leyó en el documento del fallo. Para el Ministerio Público, "no fue transparente al ejercer la investidura".
 
La Procuraduría desestimó el certificado de la Notaría 28, lugar en el cual Asprilla otorgó el poder a la abogada Florián el 16 de febrero del 2011, al considerar que no lo llevó al Consejo de Estado, en donde estaba el proceso.
 
En el ato tribunal aparece el nombre de Asprilla como apoderado de los demandantes por el alud en el relleno Doña Juana. Según sus argumentos de Asprilla y su abogado, él actuó en el proceso hasta el 30 de noviembre del 2010.
 
Para la Procuraduría, Asprilla violó la norma 1421 de 1993 en el artículo 29, el cual señala que les está prohibido a los concejales ser apoderados en procesos en que sean parte el Distrito. La defensa alegó que el decreto había sido derogado, la Procuraduría señaló que ese argumento no era cierto y presentó las pruebas.
 
El secretario de Petro presentó como pruebas la historia clínica de su esposa, quien tuvo problemas de salud y posteriormente falleció. Según sus argumentos, desde febrero del 2010 Asprilla estuvo cuidando de ella, lo que le impidió estar al tanto del proceso.

El hecho se remonta a 1999, cuando Asprilla se convirtió en el apoderado de un grupo de ciudadanos que se vieron afectados por un alud en el relleno sanitario Doña Juana ocurrido en septiembre de 1997.
 
Como defensor del grupo de ciudadanos, Asprilla le pidió a la justicia obligar al Distrito a reparar a las víctimas. Años después, el Tribunal de Administrativo de Cundinamarca ordenó la indemnización. La decisión fue demandada y en segunda instancia fue revisada por la sección tercera del Consejo de Estado, la que en noviembre condenó al Distrito de Bogotá a pagarles 227.000 millones de pesos a los afectados por el deslizamiento del relleno sanitario Doña Juana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×