Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/2011 12:00:00 AM

La mano derecha

Con la llegada de Federico Rengifo a la Secretaría General de la Presidencia de la República, el presidente coloca la gerencia de la Casa de Nariño en manos de su hombre de confianza.

Reemplazar a Juan Carlos Pinzón en la Secretaría General de la Presidencia de la República no era una tarea fácil. El recién nombrado ministro de Defensa se había convertido en el hombre clave de la Casa de Nariño. La misma expectativa que había con su traslado al Ministerio se registraba con quien iba a ser su sucesor en la Secretaría General. Llenar sus zapatos no era fácil.

El nombramiento de Federico Rengifo despejó esos interrogantes. El nuevo 'gerente' de la Presidencia de la República ha sido probablemente la persona más cercana a Juan Manuel Santos durante toda su carrera política. Esta circunstancia sumada al hecho de que Rengifo tiene tanta experiencia en el sector público como en el privado hacen de él la persona más idónea para asumir ese reto.

 El nuevo alto funcionario ha trasegado en la vida política desde su infancia. Es hijo del fallecido Marino Rengifo, uno de los prohombres de la época de oro del liberalismo en el Valle del Cauca. Su madre, Amparo Vélez, es una mujer intelectual que siempre congrega pintores y escritores y lo más granado del mundo cultural del departamento. En este original ambiente político-cultural creció el hombre que será la mano derecha del primer mandatario.

 Abogado y economista javeriano, desde los días de la universidad, el padre Giraldo, con gran visión, lo recomendó para trabajar en la banca. Y en una carrera vertiginosa llegó a ser en poco tiempo presidente de dos importantes entidades de ese sector: la Compañía Financiera Internacional y el Banco de Colombia. En el momento de su nombramiento como secretario general, se desempeñaba como presidente de Asofiduciaras, uno de los gremios líderes del sistema financiero en el país.

Pero Rengifo no solo tiene amplia experiencia en el sector privado, sino también en el público. Fue viceministro de Desarrollo, de Minas y de Hacienda. En este último, fue el segundo a bordo del entonces ministro Juan Manuel Santos, en una de las peores crisis económicas del país. Desde esa cartera lideraron una difícil y ambiciosa reforma tributaria que, aunque le costó al país "sudor y lágrimas", como dijo el propio Santos en ese momento, logró sanear las finanzas públicas.

Rengifo había sonado como posible presidente de Ecopetrol al inicio del gobierno y se sabía que era en ese cargo que el presidente pensó nombrarlo en un principio. Sin embargo, la proyectada venta del 10 por ciento de las acciones de la empresa petrolera era un proceso en el cual podía tener riesgos un cambio de jinetes en la mitad de la carrera. Por eso se sabía que el presidente estaba esperando para nombrarlo en un cargo de igual importancia, como efectivamente sucedió. En la Secretaría General de la Presidencia de la República no se producen utilidades pero se gerencia prácticamente el país. Y esto, con un mandatario que delega como Santos, convierte ese cargo en una plataforma del verdadero poder.

El día en que fue presentado a la opinión pública, Santos afirmó: "Conozco al doctor Federico Rengifo hace mucho tiempo y tengo toda la convicción de que va a cumplir un papel extraordinario".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.