Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/6/2011 12:00:00 AM

La megaobra de ISA

Autopistas de la Montaña es el proyecto vial de mayor envergadura que se propone el país. Tendrá más de cien túneles y seiscientos puentes. Una obra con todos los lujos, pero que muchos ven como una adjudicación 'a dedo' que no debe repetirse en el futuro.

La semana pasada, ISA reveló que el proyecto vial Autopistas de la Montaña, que conectará a Antioquia con la costa atlántica y el Pacífico, costará 12 billones de pesos: el doble de lo que se había estimado hace dos años, cuando se hicieron los primeros bocetos. Se trata de la obra de infraestructura más grande del país, superando la Ruta del Sol, que valdrá 5,2 billones.

Según el presidente de ISA, Luis Fernando Alarcón, el precio se duplicó porque ya aterrizaron las cifras. Cuando el gobierno del presidente Uribe firmó el contrato interadministrativo con esta compañía, los estimativos de inversión eran muy preliminares. Se habían hecho a mano alzada para acelerar la iniciación de la etapa de estudios.

Esta es la obra vial más importante que se haría en Antioquia, con impacto nacional, pues por varios frentes permitirá conectar al Pacífico y al centro del país con el Atlántico. En total son 900 kilómetros, 131 túneles y 606 puentes. Estas vías tendrían velocidades promedio de 80 kilómetros por hora.

Cuando el presidente de ISA presentó a los constructores el proyecto, quedaron impactados por las características de la obra: la consideraron impecable.

Más allá de señalar que estas son las obras que necesita el país y de reconocer la capacidad de ISA, revivió un debate que en los últimos dos años han sostenido académicos, expertos y constructores por la forma como se concedió. Dentro del sector de la infraestructura persiste el malestar -que lo ha expresado la Cámara Colombiana de la Infraestructura- por el hecho de haber adjudicado prácticamente 'a dedo' esta obra.

Muchos sostienen que el contrato que firmaron el gobierno Uribe y su ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, con ISA reconoce la incompetencia del Instituto Nacional de Concesiones (Inco) para su tarea de asegurar la pluralidad entre los participantes. En este negocio, ISA estructura, contrata, subcontrata y, de paso, asegura una rentabilidad.

Para el decano de Economía de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, esta es una desinstitucionalización que no debe repetirse. Señala que por el hecho de que en el pasado se hayan presentado problemas con las concesiones viales, la solución no puede ser entregar 'a dedo'.

La financiación de las Autopistas de la Montaña abre unos interrogantes. En un comienzo, se había definido que la Nación aportaría un billón de pesos, el departamento de Antioquia, 600.000 millones y Medellín 400.000 millones, para un total de dos billones de pesos. Lo restante sería aportado por ISA y por los recursos del manejo de los peajes. Sin embargo, una vez se conoció el nuevo costo, tanto el gobernador, Luis Alfredo Ramos, como el alcalde, Alonso Salazar, llamaron la atención sobre la imposibilidad de incrementar sus aportes. La opción que planteó Ramos está atada al aumento en las regalías que llegarían a la región (de 80.000 a 350.000 millones) para que un porcentaje de estas se destinara al megaproyecto. Pero eso es incierto aún y una obra de esta talla no se puede iniciar como construyendo castillos en el aire.

Para Luis Fernando Alarcón, la forma como está estructurado el contrato con el Inco le da flexibilidad a la ejecución, y advierte que tienen la capacidad y el músculo para ejecutarlo.

Esta semana, el Inco recibirá la propuesta de ISA y la entregará a un grupo de consultores. De ser avalada, se firmará un acta de ejecución que definirá las etapas y convertirá a ISA en operador para que empiece el proceso de contratación.

Nadie duda de que ISA pueda desarrollar con lujo de credenciales esta obra. Lo importante es que el nuevo Inco reasuma la misión para lo cual fue creado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.