12 febrero 2011

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La mina de la discordia

JUDICIALLas autoridades de Estados Unidos tienen en la mira a varios socios de La Pita, una mina en Boyacá que desde su origen ha producido no solo esmeraldas, sino toda suerte de crímenes.

La mina de la discordia. Pedro Nel Rincón fue arrestado en marzo de 2009, pero al final de ese año quedó en libertad después de pagar sobornos a una fiscal y a un juez.

Pedro Nel Rincón fue arrestado en marzo de 2009, pero al final de ese año quedó en libertad después de pagar sobornos a una fiscal y a un juez.

Desde finales del año pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la agencia antidrogas DEA en ese país pusieron sus ojos en un tema que en Colombia no ha cobrado mayor relevancia para las autoridades: los vínculos entre esmeralderos y narcos.

El asunto, que ha llamado la atenció
n de las autoridades de ese país, tiene que ver con algunos polémicos socios de La Pita, una mina localizada cerca al municipio de Maripí, en el occidente de Boyacá. Desde el comienzo de su exploración, en 2004, ha sido rica en producción de esmeraldas y en grandes escándalos y conflictos.

La razón tiene que ver con algunas de las 18 personas que hacen parte de la sociedad autorizada por el gobierno para su exploración. Uno de los socios de dicha empresa era Yesid Nieto, un hombre que apareció de la noche a la mañana en la región y se autoproclamó el "nuevo zar de las esmeraldas". Tras sufrir un atentado en 2005, en el norte de Bogotá, y sobrevivir a otro en Panamá, en 2006, fue asesinado en Guatemala, en octubre de 2007.

En noviembre de 2009, en declaraciones ante la justicia colombiana, el exparamilitar alias 'Don Mario' confirmó lo que muchos sabían del pasado de Nieto, al afirmar que, junto con grupos paramilitares, tenía laboratorios de coca, exportaba droga y lavaba parte de esos dineros en La Pita y había financiado y llevado a la zona esmeraldífera estructuras paras del grupo de Freddy Rendón, alias 'el Alemán'. Otros dos socios de esa mina, José María Ortiz, alias 'Chepe', y Gilberto Garavito, alias 'Ceviche', fueron capturados y extraditados a Estados Unidos, acusados de narcotráfico, en enero de 2008 y de 2010, respectivamente. Ambos dieron información sobre el negocio de narcotráfico y sobre algunos de sus antiguos socios en esa actividad y en el mundo de las esmeraldas, lo que desató vendettas y asesinatos selectivos en el occidente de Boyacá. Otro socio de la mina es Diosdé González, quien hace cinco años estuvo detenido e investigado por conformación de grupos paramilitares y por hacer parte de la red de Pedro Guerrero, alias 'Cuchillo', muerto recientemente en una operación policial. Su cuñado, Pedro Rincón, alias 'Pedro Orejas', también es socio de La Pita y, según las autoridades, habría salido fortalecido, junto a varios de su hermanos, de la guerra que se desencadenó entre quienes compartían la propiedad de la mina tras la muerte de Nieto y las extradiciones de Ortiz y Garavito.

En marzo de 2009, la Policía capturó a Rincón, al que buscaba por homicidio, concierto para delinquir agravado y narcotráfico, entre otros delitos. El 30 de diciembre de ese año, una fiscal ordenó su libertad, alegando vencimiento de términos, aunque, semanas más tarde, unas grabaciones sugerían que Rincón habría sobornado a la funcionaria y a jueces en Boyacá para que lo dejaran en libertad (escuchar audios en Semana.com). El hombre regresó a la zona esmeraldífera, y el año pasado la funcionaria y un juez fueron arrestados al probarse que habían recibido dinero por dejarlo libre. A sangre y fuego, pero sobre todo con un gran poder de corrupción, Rincón ha logrado evitar que progresen los casos en su contra. Se le relaciona también con tráfico de armas y conformación de grupos ilegales. En una grabación en poder de las autoridades, uno de sus lugartenientes le pide al teniente coronel Álvaro Martínez, comandante del Batallón n.° 2 Antonio José de Sucre, en Tunja, que le ayude a desviar la investigación por siete fusiles encontrados en sus tierras (escuchar audio en Semana.com).

Los de Rincón son los más recientes episodios de una larga lista, que han puesto de presente que La Pita es una mina rica no solo en esmeraldas, sino también en actividades ligadas al narcotráfico y a grupos criminales.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad