Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2016 4:16:00 PM

Los reversazos del Ministerio de Transporte

Por segunda vez en menos de un mes la ministra Natalia Abello se ve obligada a echar para atrás dos decisiones. El turno le corresponde al cobro de validación de huellas.

Las recientes apariciones de la ministra de Transporte, Natalia Abello, en los medios de comunicación no han sido para inaugurar grandes obras de infraestructura o para anunciar la construcción de alguna de ellas.

Han sido para dar la cara ante numerosas críticas y para dar reversa a decisiones adoptadas en su cartera bastante impopulares. En menos de un mes, la ministra suma dos reversas.

Hace unos días, Abello tuvo que modificar la resolución que fijaba la tasa de avalúo de vehículos. La forma como fueron fijadas, con un método bastante controvertido, generó una gran polémica nacional. Ante la situación, la ministra, que había defendido a capa y espada la forma como se fijaron los precios de los vehículos para el pago de impuestos, no tuvo otro camino que establecer una nueva tabla de avalúo.

Ahora la nueva polémica por una resolución firmada por la ministra tiene que ver con la que ordenaba al Registro Único Nacional de Transporte, RUNT,  cobrar 2.500 pesos por el cotejo de huella con la base de datos de la Registraduría en cada trámite. Y fue controvertida porque la propia Registradiuría certifico que dichos trámites eran gratuitos.

Fue el diario El Tiempo el que denunció que desde el 15 de junio del año pasado el Ministerio había autorizado ese cobro. “La suma en juego es millonaria si se tiene en cuenta que los cerca de 11 millones de propietarios de vehículos tienen que acudir con frecuencia al RUNT para traspasos, cambio de matrícula, duplicados y hasta permiso para la conversión a gas natural, entre más de cien trámites”, se lee en la investigación periodística.

Esta disposición fue impulsada por el viceministro José Nates Guerra, y aunque la resolución lleva la firma de su jefe, la ministra, ahora, asegura que no autorizó dicho cobro.

Este viernes, en declaraciones a Blu Radio, la ministra Abello dijo que "ese cobro, de la prueba piloto, no lo viabilicé. Conversé con los concesionarios para que fuera gratuito, por lo que esta semana, antes de que se iniciara la prueba piloto, se procedió a excluir este concepto".

Abello agregó que "hace rato, cuando actualizamos las tarifas, ese cobro lo incluyeron en el Viceministerio, ordené que se sacará y ordené a los concesionarios que no cobraron".

Las explicaciones de la ministra, lejos de lavarse las manos, dejan entrever un desorden al interior del Ministerio, como para añadirle comedia a esta polémica.  

Así como sucedió con la tabla de avalúo, en las redes sociales se dispararon las protestas contra de la medida, sobre todo, según los usuarios, por la falta de seriedad del Ministerio de Transporte.

La Real Academia de la Lengua define la palabra sainete como un acontecimiento grotesco o ridículo. Puede ser una palabra para definir lo que ha protagonizado el Ministerio de Transporte en el último mes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.