Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/2017 1:12:00 PM

La misteriosa muerte de una ballena jorobada

En playas de La Bocana, Buenaventura, apareció el cuerpo sin vida del cetáceo cuya especie viaja cada año desde el polo sur hasta las cálidas aguas del pacífico colombiano, para aparearse.

Una imagen desconcertante descubrieron este fin de semana los turistas y lugareños que frecuentan las playas del corregimiento La Bocana, zona rural de Buenaventura, Valle.

Allí advirtieron el cuerpo sin vida y en avanzado estado de descomposición, de una ballena Jorobada de 16 metros de longitud y 5 toneladas de peso. Al parecer, el mamífero llevaba varios días muerto y fue arrastrado por las olas hasta la playa.

Su muerte, que podría tratarse como una más dentro del mundo animal acuático, no pasó inadvertida por varias razones. Primero, porque se trata de una especie cetácea vulnerable a la extinción. Segundo, porque en Buenaventura las ballenas Jorobadas o Yubartas, como también se conocen, son mucho más que unas ilustres visitantes.

Puede ver: Desde el aire nadando con las ballenas

La razón es simple; gracias a la presencia anual de esos mamíferos (entre julio y octubre) se dispara la economía local alrededor del turismo por cuenta del avistamiento de ballenas jorobadas. Durante esos meses miles de personas acuden sagradamente a observar por minutos y hasta horas (dependiendo de las circunstancias) el fenómeno natural de su ciclo de apareamiento y reproducción.

De ahí que la muerte de este joven mamífero despertó la atención no solo de los bonaverenses, sino de las autoridades ambientales como la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC; Parques Nacionales, Autoridad Nacional de Pesca y la Armada Nacional.

La mayor preocupación de esas autoridades es que la muerte de esta ballena sea una consecuencia del hombre; es decir, a causa de las actividades artesanales e industriales marítimas, como la pesca.

Ese temor surge porque justamente hace tres años se reportó el más reciente deceso de una Yubarta y en esa ocasión el veredicto fue que el animal murió como consecuencia de quedar atrapada en una de las redes de pesca. Sin embargo, en el caso actual todo indicaría que las polémicas redes de pesca no fueron la causa de la muerte de la Jorobada encontrada en las playas de La Bocana.

Al respecto, el biólogo marino Edwar Leonardo Sevilla de la CVC en Buenaventura, reveló que “según el primer reporte del estado en que fue encontrado el cetáceo, no se evidenciaron causas por enredo en mallas de pesca, por golpes evidentes o heridas profundas”.

Añadió el profesional de la entidad ambiental del Valle, “es una realidad que este tipo de animales emprenden largos recorridos entre abril y mayo hasta esta zona del continente y su deceso pudo haber sido en alta mar, para confirmar la hipótesis se tomaron varias muestras del animal para las respectivas valoraciones”, dice textualmente un comunicado oficial de la CVC.

El comunicado asegura que una comisión integrada por todas las autoridades ambientales y la Armada “procederán a reubicar el cuerpo del cetáceo en un estero que no afecte a comunidades ni turistas para que se continúe el proceso de descomposición que puede tardarse dos semanas más”.

Le puede interesar: Una veintena de ballenas mueren en playa mexicana

Como se recordará, las ballenas jorobadas o Yubartas son especies marinas que pueden alcanzar las 40 toneladas de peso en su etapa más adulta, que son los 50 años de edad. Estos mamíferos acuáticos se caracetrizan porque además de parir, amamantan a sus crías. Todos respiran a través de pulmones y poseen dos orificios nasales. Además, tienen barbas en lugar de dientes.

Actualmente existen unas 20.000 ballenas en todo el mundo y habitan en zonas costeras y oceánicas. Se alimentan principalmente de Krill, un pequeño camarón de hasta 25 milímetros de longitud; también comen placton, calamares y peces pequeños.

El nombre de jorobadas surge por la presencia del montículo en el dorso y por la costumbre de arquearse al iniciar la inmersión. El cuerpo es robusto, estrechándose hacia la cola. Un adulto mide 18 metros y pesa 40 toneladas. Al nacer miden 4 metros y pesan 1.5 toneladas.

Le recomendamos: Entierran en Chile a ballena varada con protuberancia

Ahora el reto de las autoridades ambientales del país es descubrir por qué murió la joven ballena jorobada y cuyo cuerpo actualmente se descompone en la orilla de una de las playas del pacífico colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.