Lunes, 23 de enero de 2017

| 1994/10/03 00:00

LA MULA MADRE

El veterinario de una hacienda vallecaucana logró, gracias al implante de un embrión congelado, el milagro de que una mula diera a luz.

LA MULA MADRE

HASTA HACE UN AÑO 'CARlina' era una mula cualquiera. Diariamente acompañaba al celador de la hacienda Guadalajara de Buga, Valle del Cauca, en su ronda de vigilancia nocturna. Tenía la vida normal de un animal destinado al trabajo duro del campo. Sin embargo, a partir del 14 de septiembre de 1993 su vida cambió rotundamente. Se volvió la consentida de la pesebrera, fue exonerada de las labores pesadas y se convirtió en la vecina de los caballos de paso fino.

En esa fecha quedó preñada. Para muchos eso es un imposible. Según la tradición cristiana, por castigo divino, las mulas fueron condenadas a quedar estériles desde que la mula que acompañó al Niño Jesús en el pesebre se comió el heno que daba calor al recién nacido. Pero la explicación científica es clara y contundente. La mula, por ser un animal híbrido (hija del cruce entre caballo y burra, o yegua y burro), no es apta para la reproducción.

El logro fue conseguido por el médico veterinario y zootecnista Gustavo Jaramillo Henao, de 44 años, quien desde mediados de los años 70 se especializó en la reproducción de equinos y bovinos. El 24 de agosto de 1980 pasó a la historia científica mundial al lograr el nacimiento de una potranca tras utilizar a una mula como madre sustituta. En esa ocasión implantó un embrión fresco de una yegua en el útero de la mula 'Estrella Blanca', sin utilizar la cirugía.

Ahora consiguió embarazar a 'Carlina' con un embrión congelado de yegua, lo que también es un hito mundial. El 25 de mayo de 1993 el caballo de paso fino 'El Pibe' cubrió a la yegua 'Ensoñadora'. El embrión, fruto de esa unión, fue recuperado el 4 de junio y congelado a menos 30 grados centígrados y después llevado a nitrógeno líquido a menos 196 grados. El 14 de septiembre el embrión fue descongelado y transferido por implantación manual al útero de la mula 'Carlina'.

Después de 360 días de preñez, el pasado viernes nació una potranca de paso que lleva el nombre de 'Trasnochadora de Guadalajara'. Con el acontecimiento científico se conseguirá el uso de las mulas como 'vientres nodriza', lo que fomentará la industria equina del país. Por ahora, lo cierto es que en este caso, la hija de mula, no salió pintada.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.